ICONOGRAPHIA CURIOSA

BalcA?n pompeyano

antonio-lopez-balcon-pompeya

El BalcA?n, 1954, A?leo de Antonio LA?pez GarcA�a

 

Hace unos dA�as, revisando por enA�sima vez alguno de nuestros libros de pintura, nos sentimos afortunados por lo que pensamos fue un pequeA�o hallazgo, de A�sos que nos permiten decir eureka con la boca pequeA�a, o de esos otros a los que se puede aplicar con justeza la sentencia se non A? vero, A? ben trovato.

El asunto es que observando atentamente los detalles de un cuadro del genial Antonio LA?pez GarcA�a titulado “El balcA?n” (1954) nos preguntamosA�si cuando el maestro pintaba la jarrita de cristal del primer plano (con una deformaciA?n casi cubista y una estructuraciA?n del espacio similar) tenA�a en mente de algA?n modo esta otra A�jarra que aparece en un cA�lebre fresco pompeyano y que mostramos mA?s abajo.

 

antonio_lopez_pompeian-frecoes

Fragmento de un fresco pompeyano. La jarrita del primer tA�rmino, en un difA�cil escorzo, nos resultA? evocadora de unas formas anA?logas en la pintura El BalcA?n, de Antonio LA?pez GarcA�a

 

Todos tenemos nuestras fuentes e influencias, y este genio moderno de la pintura no podA�a escapar a este axioma. Se ha documentado en diversas ocasiones la presencia del arte de Pompeya en la obra de Antonio LA?pez, especialmente en su primera A�poca, una influencia que podrA�a rastrearse quizA? hasta la apariciA?n de su cuadro “La Alacena”.

antoniolopezsinforoso

Sinforoso y Josefa, hacia 1955, un cuadro de Antonio LA?pez donde explora la temA?tica del retrato doble de familiares cercanos inspirA?ndose en modelos arcaicos de la escultura funeraria romana

 

 

antonio-lopezfunerary-relief2

En los relieves funerarios romanos quizA? encontrA? Antonio LA?pez una fuente de referencia para sus primeros retratos, que guardan una composiciA?n similar y aA?n una intenciA?n, en su papel de efigie,A�A�anA?logo a los primeros.A�

Relieve funerario romano

Relieve funerario romano

Podemos adivinar esos ecos pompeyanos no sA?lo en el uso que el pintor hace de la textura y el compoente mA?terico -casi informalista- de aquellos primeros cuadros, y que nos remiten a esos antiguos frescos romanos mordidos por el tiempo; sino tambiA�n en la composiciA?n, cercana al relieve, que Antonio LA?pez empieza a practicar en la misma A�poca, e incluso en algunos de los temas abordados en su obra, especialmente el retrato doble, reservado a familiares cercanos, como en el caso de los abuelos Sinforoso y Josefa.A�

 

viajes-lopez-pompeya-priemrviajee

El pintor Antonio LA?pez GarcA�a y su amigo Francisco LA?pez HernA?ndez en uno de sus primeros viajes a Pompeya, en los aA�os 50

 

 

Antonio LA?pez viajA? de joven a Pompeya y lo ha hecho en otras ocasiones, acompaA�ado por su mujer, la pintora MarA�a Moreno, y por viejos amigos y colegas de trabajo. Imaginad quA� habrA�a sido de su obra si sus primeras influencias hubiesen sido otras bien diferentes. Ya sabemos que en su A�poca de estudiante el acceso a material impreso de calidad, o incluso la visitas a museos o exposiciones eran mucho mA?s difA�ciles que hoy dA�a. A?CA?mo habrA�a sido la evoluciA?n del arte de Antonio LA?pez sin esa impronta del arte pompeyano?

 

Antonio LA?pez y Maria Moreno en Pompeya, hacia los aA�os 80

Antonio LA?pez y Maria Moreno en Pompeya, hacia los aA�os 80

 

Es fascinante cA?mo los pioneros en cualquier A?mbito elaboran su discurso, cuando aA?n no existe un “estilo” y casi sin saberlo, con esa honestidad en la que tanto insiste Antonio LA?pez, crean el lenguaje al par que exploran el medio o la tA�cnica. Pienso en los primeros retratos, de Al Fayum, o los frescos pompeyanos, impresionantes en su sinceridad, visualmente impactantes, muy cerca de su funciA?n como efigie y ligados a lo funerario. Antonio LA?pez, como gran artista, fue sensible a ese misterio del arte pompeyano y de algA?n modo aquA�l sirviA? de levadura y fermento para gestar esa obra suya primera que aA?n nos entusiasma y nos abruma con su honestidad y poderoso discurso visual.

 

Notas, fuentes y vA�nculos

(1) Parte de la obra de Antonio LA?pez GarcA�a en este A?lbum de Pinterest
(2) Antonio LA?pez GarcA�a viaja a Pompeya

Hitos hebdomadarios,1

 

 

Hitos, cimas y simas. El avezado explorador debe ir siempre A�ir con cuidadA�n.

 

El domingo suele ser el hito hebdomadario que mA?s hondamente marca las soledades, que decA�a el poeta *, la hora propicia para el ensueA�o, la recolecciA?n de memorias y recuerdos, la nostalgia, la melancolA�a . De ahA� quizA? que muchas generaciones hayan llegado a detestarlo, como el ocaso, con el que comparte este parentesco con la reminiscencia y la aA�oranza de cualquier tiempo pasado. De inspiraciA?n dominguera, nuestros hitos hebdomadarios, sin embargo, tienen tambiA�n algo de A�pico, A�viajero y riesgoso, como conviene al tA�tulo de nuestro blog. Como el arrojado y tenaz montaA�ero que corona la cima y vuelve la vista atrA?s, divisando valles, vaguadas y caminos hollados, y A�contempla nuevas cumbres por alcanzar, asA� contemplamos nosotros maravillados y satisfechos estos fantA?sticos hitos que, en nuestros mA?s recientes viajes por la red, han colmado de una u otra forma nuestra curiosidad y causado, una vez mA?s, grandes o pequeA�os, la alegrA�a, el supremo gustirrinA�n, el estupor o el asombro. Y asA� queremos compartirlos con algunos de ustedes.

 

 

1. Encontramos fantA?sticas ilustraciones que documentan los orA�genes literarios de King Kong en este foro de aquA�

 

 

Bela Lugosi junto al sA?tiro gorila hirsuto vecino A�de la Calle Morgue, de E.A.Poe, algunas de cuyas escenas estA?n entre las que inspiraron otros no menos famosos momentos de King Kong.

 

2. Hemos alucinado con el proyecto de la A�escultora Eleanor Crook

Carving Guy , a Transi for today,

que pretende encontrar fondos para llevar A�a cabo la talla de un transi contemporA?neo, inspirado en las tradicionales esculturas funerarias del medievo

 

Talla de la escultora Eleanor Crook

 

3- CaptA? nuestra atenciA?n unA�documental televisivo sobre archivos ocultos de la NASA donde nos contaban cA?mo dos rayos cayeron sobre el Apolo XIII en el momento de su lanzamiento .

Un joven salva el Apolo , o A�Apolo herido por A�los rayos A�de JA?piter

 


 

4. Nos deleitamos revisitando la obra del artista MARIO SIRONI , especialmente su visiA?n densa y pseudoapocalA�ptica del paisaje A�urbano e industrial moderno

Paisajes industriales y cascarrientos de Mario Sironi

 

 

5. Nos sorprendiA? la apariciA?n de Camilo Sesto en sus aA�os de mocedad como A�A�nclito integrante del grupo Los Botines en la pelA�cula HamelA�n

Los Botines y Camilo Sesto -antes de los dolores de GetsemanA�- A�en Hamelin

 

 

6. Asistimos A�con asombro a las nuevos logros alcanzados por la magia de la impresiA?n 3d en el campo de la medicina

Insertan vA�rtebras creadas con impresora 3d

 

5. Creamos un nuevo A?lbum de Pinterest consagrado a los entresijos y misterios de la Piedra Conspicua

 

 

 

 

 

Voitekhovitch, mA?s ligero que el aire

 

IlustraciA?n de VadimA�Voitekhovitch

 

Tras las singulares evoluciones de un verniano dirigible robado y antes de que hagan su apariciA?n en nuestros pagos aquellas extraA�as aeronaves que surcaron los cielos americanos en la singular y enigmA?tica vague de 1870* , pululan ahora sobre nuestras cabezas los fabulosos ingenios voladores del artista VadimA�Voitekhovitch.

Influenciado quizA? por la iconografA�a de Verne y deudor de cierta estA�tica steampunk, con una tA�cnica de ilustraciA?n brillante y sA?lida, este visionario crea mundos A�que evocan la atmA?sfera de la primera era de los dirigibles y recrean a la perfecciA?n el sabor decimonA?nico que tambiA�n poseen los personajes y lugares vernianos. A�Caprichosos y admirables artefactos mA?s ligeros que el aire, submarinos de aspecto monstruoso, A�buques de guerra amenazantes, maquinaria imposible y delirantes cacharros de tecnologA�a vintage y remota, A�bullen en un maravilloso frenesA� ante la distraA�da mirada de algunos viandantes que ofrecen una excusa para la magnificar la escala de los prodigiosos aparatos.

Dicen los artA�fices del blog El Hurgador en la red (5) sobre la producciA?n de Voitekhovitch que “ sus obras presentan una temA?tica corriente (paisajes urbanos, puertos, marinas), muchas otras remiten a una A�poca imposible; un mundo victoriano en el que enormes ingenios mecA?nicos surcan los cielos o recorren las callejuelas empedradas de las ciudades. Pura estA�tica steampunk, donde prevalece la tecnologA�a a vapor al servicio de los mA?s variados dispositivos y estructuras.”

Nos congratula presentarles algunos de sus paisajes y lugares increA�bles, cercanos y posibles, sin embargo,a pesar de lo alucinante de su atmA?sfera, gracias a la poesA�a de sus imA?genes y en virtud de una tA�cnica dibujA�stica realmente notable. A�Pueden ver mA?s creaciones de este genial ilustrador alemA?n en su colecciA?n de Devianart (1) y otros lugares que seA�alaremos puntualmente en nuestros enlaces.


 

 

IlustraciA?n de VadimA�Voitekhovitch

 

IlustraciA?n de VadimA�Voitekhovitch

IlustraciA?n de VadimA�Voitekhovitch

IlustraciA?n de VadimA�Voitekhovitch

Postal Dragon, A?leo/lienzo

 

In a distant country (en un pais lejano) A?leo de Voitekhovitch

 

 

Fuentes y vA�nculos

 

* ExtraA�os dirigibles voladores emparentados con nuestros modernos OVNIS, A�y hermanados con los ingenios de Robur el Conquistador, A�de los que esperamos ocuparnos prA?ximamente

1. A�La galerA�a del artista Vadim VOITEHKHOVITCH en Devianart

2. A�Superb Steampunk paintings en visualnews

3.A�http://daily-steampunk.com/steampunk-blog/2013/04/03/the-art-of-vadim-voitekhovitch/

4. Vadim en El Hurgador en la red

 

 

Miércoles, diciembre 3rd, 2014 GENERALIS, ICONOGRAPHIA CURIOSA No hay comentarios

El lA?piz arqueolA?gico

 

Esbozamos una bA?squeda de las singulares relaciones entre arte, documentaciA?n visual y arqueologA�a, a partir de fragmentos A�– traducidos mA?s o menos caprichosamente — A�del formidable texto que Theo De Feyter publica en el opA?sculo “I took with me a painter” A�Archaelogists, artists, draughtsmen and photographers in excavation“A�que citamos en nuestros enlaces, mA?s abajo. A�AdemA?s de los escritos de este autor, nos ha guiado en nuestra pequeA�a empresa el influjo que, desde jA?venes, han ejercido en nuestra imaginaciA?n las cientos de estampas de atmA?sfera A�romA?ntica que retratan con inefable misterio y dignidad las mA?s peregrinas y lejanas ruinas del mundo antiguo, desde la AmA�rica Precolombina hasta la Roma Imperial, imA?genes inmortales que incitan al viaje y la meditaciA?n y a las que hemos dedicado, en otras ocasiones, mA?s de una lA�nea.

Dice De Feyter en sus artA�culos que ha sido su propio trabajo como dibujante vinculado con la arqueologA�a el que le ha llevado a interesarse por la obra de quienes le antecedieron en esta labor a travA�s de los siglos. AsA�, comenta, en una serie de dibujos que ilustraban el trabajo arqueolA?gico de la antigua colina de Mungaba en Siria, trataba el autor de capturar la atmA?sfera y los momentos mA?s caracterA�sticos de este tipo de actividad. Buscando entonces referentes mA?s antiguos para sus propios dibujos, encontrA? que la documentaciA?n visual realizada por dibujantes A�de las actividades arqueolA?gicas propiamente dichas -no asA� de los objetos o vestigios encontrados durante las mismas- eran infrecuentes. Hay ejemplos -nos refiere De Feyter- muy tempranos, A�de la mitad del siglo XIX; entonces los artistas hacA�an dibujos de lA�nea de los hallazgos arqueolA?gicos o detalles arquitectA?nicos de los enclaves, asA� como apuntes y acuarelas de escenas de la excavaciA?n, de la gente en su labor o los paisajes del entorno. A�Eran delineantes y artistas viajeros en uno. Este tipo de dibujante-artista, quizA? pariente prA?ximo del naturalista de siglos anteriores (como aquA�l que cuyo perfil burila admirablemente la pelA�cula Master and Comander, The Far Side of the World, de Peter Weir , 2003) que formaba parte del equipo de numerosas expediciones, llegA? prA?cticamente a desaparecer de los equipos de profesionales vinculados a la labor arqueolA?gica.

 


Cabeza colosal en las ruinas de CopA?nl, dibujo de Frederik Catherwood; grabado de Gimber, Stephen Henry, 1843. ColecciA?n

 

Dicha desapariciA?n no indica que la labor del dibujante no es importante en el campo de la arqueologA�a. En una excavaciA?n, uno de los especialistas ha sido siempre un dibujante. Su tarea es, o ha sido siempre, dibujar detalles arquitectA?nicos, objetos o cerA?mica encontrados en los yacimientos, de un modo tA�cnico y objetivo (usando para ello los modos y convenciones grA?ficas mA?s apropiadas segA?n el caso). Todos estos vestigios, ademA?s de dibujados con correcciA?n, son debidamente fotografiados. Pero una documentaciA?n sistemA?tica de las circunstancias o entorno del trabajo arqueolA?gico no son un asunto prioritario A�en una excavaciA?n. Se precisa para desarrollar esta tarea un profesional generalista que sea capaz de llevar a cabo estos enlaces entre diversos campos; alguien que, por encima de todo, tenga el tiempo y la capacidad necesarios para ocuparse tanto del dibujo como de la fotografA�a.

 

PirA?mide de Uxmal, A�una gran pirA?mide aislada surge, casi enterrada por la vegetaciA?n, coronada por un pequeA�o templo. Dos hombres la contemplan…. A�Grabado de Endicott, George y Endicott William, a partir de un dibujo de Benjamin Moore Norman, 1843. ColecciA?n Memorial Library, Universidad de Winconsin, Madison. (Prometemos ocuparnos de los fabulosos dibujos consagrados a las ruinas mexicanas en un futuro post. )

 

 

De Feyter, A�l mismo dibujante arqueolA?gico, establece una serie de paralelos antiguos con sus propios trabajos, siendo aquellos obra no de artistas, sino A�mA?s bien de arqueA?logos . AsA� cita al francA�s Jacques de Morgan A�(1857 a�� 1924) -algunos de cuyos dibujos figuran en el artA�culo del propio De Feyter– o al alemA?n A�German Walter Andrae (1875 a�� 1956) . A�ste A?ltimo fue A�el arquitecto asistente en el antiguo emplazamiento arqueolA?gico de Babilonia y posteriormente director de la excavaciA?n de Assur, ambas en Irak. A�Uno de sus mA?s cA�lebres proyectos fue la restauraciA?n de los fragmentos de la llamada Puerta de Isthar * en Babilonia (ahora en BerlA�n, en el Museo de PA�rgamo **) . Ambos, de Morgan y Andrae, fueron magnA�ficos pintores y diestros dibujantes.

 

 

La principal razA?n para la ausencia en la obra de estos dos dibujantes de las convenciones tA�picas del estilo pintoresco , “impostado” en cierto sentido, A�–heredado de la tradiciA?n idealista romA?ntica– es que su trabajo fue hecho directamente del natural. Lo que todos esos dibujos tienen en comA?n, precisamente, es que tienen el aroma inconfundible que da la observaciA?n directa. Esto es lo que los hace -en opiniA?n de De Feyter- A�reconocibles A�-o cercanos- para nosotros incluso hoy dA�a. EstA?n definitivamente A�muy alejados de ese tA�pico tratamiento orientalizante y romA?ntico de la pintura de la A�poca, que lejos de todo verismo se perdA�a en meandros y laberintos brindA?ndonos A�una imagen A�exA?tica y extraA�a de Oriente.

 

 

Jacques de Morgan es otra figura importante en el A?mbito del dibujo arqueolA?gico. Los dibujos y pinturas de De MOrgan tienen este mismo sabor de la observaciA?n directa y el trabajo in situ, del natural. Hay sobre todo, en su obra, paisajes y descripciones veristas del propio entorno del artista en los diversos lugares en los que excavA? en Egipto, Malaca y Persia. Hizo largos viajes por el Africa norteA�a, Egipto, PrA?ximo Oriente y Persia, entre 1894 y 1900. DejA? varios cuadernos de apuntes, dibujos, acuarelas y fotografA�as de sus viajes. A pesar del tiempo transcurrido, poco parece haber cambiado desde el final del XIX cuando uno compara aquellos dibujos con los mA?s recientes, como algunos del autor del artA�culo que comentamos.

 

 

Se conocen muchos mA?s “dibujos arqueolA?gicos” en el siglo XIX en la forma de dibujos preparatorios para grabados publicados en libros sobre arqueologA�a de la A�poca. Estos esbozos preparatorios los hacA�an artistas o arquitectos en su papel de miembros de equipos de excavaciA?n. Uno de estos artistas fue Austen Henry Layard (1817 a�� 1894) queA�estuvo entre los primeros arqueA?logos (desdeA�1845 hasta 1851) A�de las ruinas de Nimrud *** y NA?nive *. A�Layard era un fantA?stico dibujante e hizo muchos de los dibujos de lA�nea de relieves y otras esculturas que se encontraron durante las excavaciones. A�A partir de 1849 responsables del British Museum enviaron a los emplazamientos mencionados a numerosos artistas para ayudar en su labor a Layard. A�Sus publicaciones cientA�ficas A� (Monuments of Nineveh, London 1948 A�y A�A second series of Monuments of Nineveh, London 1853) estaban magnA�ficamente ilustradas con litografA�as, grabados ( o una combinaciA?n de ambos) “hechos in situ” como proclamaban enfA?ticamente los tA�tulos de las pA?ginas.


 

En el arranque del capA�tulo A�XVII A�del volumen Discoveries in the ruins of Nineveh and Babylon with travels in Armenia, Kurdistan and the desert (London 1853) -Descubrimientos en las ruinas de NA�nive, Babilonia con viajes a Armenia, KurdistA?n y el desierto- A�Layard menciona numerosos visitantes, entre ellos el Rev. . Malan A�con quien dice estar en dA�bito por su contribuciA?n con algunos hermosos apuntes, que cediA? generosamente para articular el trabajo de ilustraciA?n de la monumental obra.

 

Con el paso del tiempo y el desarrollo de las tA�cnicas de revelado fotogrA?fico primitivo, comienzan a surgir los primeros cambios en la historia del dibujo arqueolA?gico como disciplina. En una lista de los materiales del arqueA?logo A�Cooper Bell figuran diversos materiales y herramientas y se menciona ya A�un “talbotipo” -aparato de Talbot- : A�ste es un artefacto fotogrA?fico, seguramente una cA?mara y materiales para tomar negativos fotogrA?ficos A�–llamados tambiA�n calotipos-A�A�que podA�an ser impresos, gracias a una invenciA?n de Henry FOX A�TALBOT, patentada en A� 1841.

En la A�poca de Schliemann y el descubrimiento de Troya, la tA�cnica del papel negativo fue especialmente usada para llevar a cabo la documentaciA?n grA?fica en circunstancias o entornos especialmente adversos, como el viaje y la exploraciA?n, desde el momento en que el papel podA�a ser preparado con antelaciA?n A�y revelado mA?s tarde. A� La invenciA?n del papel negativo y mA?s tarde el cristal negativo ve (1841 y 1851 respectivamente) hizo posible tomar fotografA�as en el exterior y reproducirlas posteriormente mediante tA�cnicas de impresiA?n. Las fotografA�as que ilustran el Atlas Trojanischer AlterthA?merare son un ejemplo primitivo y pionero del uso de la fotografA�a en publicaciones arqueolA?gicas. Las tomas de los dibujos de restos cerA?micos y ornamentaciA?n estaban muy bien reproducidas, ya en aquella A�poca; sin embargo, las instantA?neas de paisajes y lugares de la excavaciA?n son A�oscuras, borrosas y en general de escasa calidad.

En las dA�cadas posteriores a la invenciA?n de estos artilugios y el desarrollo de la fotografA�a, las diferencias entre los dibujos y estas primitivas instantA?neas fueron bien conocidas y motivo de discusiA?n constante entre historiadores y arqueA?logos. Para algunos profesionales del momento la fotografA�a tenA�a indudables ventajas, como la de ser mA?s objetiva y fiel al motivo que el trabajo del artista o el dibujante. Al margen de las dificultades iniciales con el empleo de la fotografA�a en el A?mbito arqueolA?gico, casi inmediatamente despuA�s de su descubrimiento la tA�cnica fue ampliamente usada para registrar y documentar los vestigios arqueolA?gicos de todo el mundo.

En 1851 , Victor Place, cA?nsul francA�s en Bagdad y arqueA?logo, afirmA? en una carta al Departamento del Interior: “Desde ahora ya no necesitaremos nunca mA?s enviar un dibujante -a los emplazamientos arqueologicos- porque la fotografA�a puede producir imA?genes mA?s exactas que las artA�sticas” A�Su pronA?stico, A�sin embargo, no se cumpliA? exactamente, pero marcA? el inminente final de una era romA?ntica de viaje y aventura.

 

-Fuentes, notas y vA�nculos-

 

(1) A�De Feyter, Theo, “I took with me a painter” A�Archaelogists, artists, draughtsmen and photographers in excavation

http://www.meltonpriorinstitut.org/pages/textarchive.php5?view=text&ID=97&language=English

(2)A�http://www.meltonpriorinstitut.org/pages/textarchive.php5?view=print&ID=97&language=English

(3) ExpediciA?n a las Costas Mexicanas

(4) Dibujos arqueolA?gicos en el YucatA?n, proyecto de digitalizaciA?n de dibujos arqueolA?gicos de la emplazamientos mejicanos A�http://lincoln.lib.niu.edu/cgi-bin/philologic/getobject.pl?c.2175:7:1.lincoln

(5) Imagen “gigantic head from CopA?n from” A�Romantic Circles

** Los asteriscos constituyen, como de costumbre en esta casa, un pequeA�o guiA�o apocalA�ptico ad hoc. Para los mA?s curiosos, remitimos la bA?squeda a Google : Isthar Gate – Babylon / Irak Stargate / o ” Alexander the Great / Pergamon Altar” A�/ Apollyon / Abbadon . A�Buena caza.

 

 

 

 

Martes, septiembre 30th, 2014 ICONOGRAPHIA CURIOSA 3 comentarios

El hA?bito del arte

Christmas lights, speed photograph de Cathy MCMURRAY

 

Hay gente que tiene el hA?bito del arte. Gente que, como Cathy MCMurray, autora de la foto que presentamos, encuentra milagrosamente el tiempo preciso en su vida para hacer de la prA?ctica del arte un saludable ejercicio diario. Con envidia observamos la naturalidad, pasmosa, con la que ciertas personas como la seA�orita McMurray son capaces de cristalizar la mA?xima de NULE DIA SINE LINEA, entregA?ndose al menos un instante y prescindiendo de las musas -a menudo caprichosas- , a la mirA�fica cita con el proyecto largamente acariciado, con la idea repentina, con el sueA�o apenas vislumbrado.

En el cA?lido y confortable espacio del blog diseA�ado por Cathy McMurray A�HABIT OF ART encontrarA?n cientos de ejemplos singulares de esta pasiA?n por el ejercicio diario del arte, en cualquiera de sus formas. Tal vez no sea el lugar para lo fastuoso o grandilocuente de la gran pintura, pero sA� el rinconcillo perfecto para ese encuentro fugaz pero intenso con el apunte, el pequeA�o tapete, el detalle decorativo, la singular fotografA�a… En definitiva, un enclave ideal para perderse un rato, relajarse y disfrutar con los pequeA�os tesoros que la creatividad y la sensibilidad de su autora nos brinda gentil y generosamente.

 

Luces de Navidad, 2, fotografA�a nocturna en movimiento de Cathy MCMURRAY.

 

La fotografA�a en movimiento, nos explica Cathy, especialmente de noche, “tiene mucho de ensayo y error y de prueba con diferentes velocidades de disparo. Afortunadamente, con la fotografA�a digital, la configuraciA?n adecuada de la cA?mara puede ser fA?cilmente ajustada tras ver los efectos conseguidos, casi en tiempo real. SA?lo hay que asegurarse de que la cA?mara estA? en modo manual. “

 

 

Notas y vA�nculos

Fotos del blog Habit of work, blog de Cathy McMurray

 

Related Posts with Thumbnails
Viernes, septiembre 19th, 2014 GENERALIS, ICONOGRAPHIA CURIOSA 2 comentarios
Buscar
 
 
“La muerte es una quimera: porque mientras yo existo, no existe la muerte; y cuando existe la muerte, ya no existo yo.” , Epicuro
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

mayo 2018
L M X J V S D
« abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Álbum Fotográfico

El archivo XML no existe
Prep For Meeting Planning For Meeting Planning For Job Interview Prep For Job Interview Planning For Job Interview Preparation For Job Interview Preparation For Job Interview Planning For Meeting Planning For Meeting Preparing For Job Interview Prep For Job Interview Preparing For Job Interview Preparation For Job Interview Planning For Job Interview Planning For Meeting Planning For Meeting Preparing For Job Interview Preparation For Meeting Preparation For Job Interview Prep For Job Interview Prep For Meeting Preparing For Meeting Preparation For Job Interview Prep For Job Interview Preparation For Job Interview Preparation For Job Interview Preparing For Job Interview Preparation For Meeting Preparing For Job Interview Preparation For Job Interview