LAS PUERTAS DEL CIELO

For unto us a child is born

Get up, get ready!… El mensaje del A?ngel a los Reyes Magos en un capitel romA?nicoA�de la catedral de Saint Lazare.

 

Sirva este pequeA�o y humilde post a varios propA?sitos: A�felicitar la navidad --bien temprano, como el A?ngel del capitel de Saint Lazare, que despierta a los tres Reyes Magos-- a todos nuestros lectores, colaboadores yA�compaA�eros de viajes; proclamar nuestra adhesiA?n sincera alA� mensaje de Cristo (o al mito del NiA�o Dios, segA?n otros); A�invitar a todosA�aA�la bA?squeda de la Polar -que es lo que importa-- y recorrerA�sus caminos.

Y,A� por encima de todo, A�dar nuestra enhorabuena a nuestros amigos SuperNova y R. Daneel O. por su paternidad.

A todos nos ha nacido un niA�o.

Felicidades.

 

 

 

For unto us a child is born * , un fragmento de El MesA�as de Handel

 

-Fuentes y vA�nculos-

(1) Una excursiA?n a la catedral de Autun, en BorgoA�a

(2) Visita virtual. Los capiteles de la catedral de Sain Lazare en Autun.

(3) El tA�mpano del Juicio Final de la catedral de Autun.

Un maestro del diorama

A�

Unas palabras con Juan JosA� DomA�nguez, un maestro del diorama.

A�

A�

A�

En la fiesta de la EpifanA�a de 2010, mantuvimos una distendida conversaciA?n con Juan JosA� DomA�nguez Hidalgo, hombre sensible, genial artA�fice y consumado maestro del arte del diorama. DomA�nguez, discA�pulo del belenista AgustA�n Sarrate Vidal, cuenta en su haber con dos premios nacionales que ponen de manifiesto la calidad de su extraordinario trabajo: segundo premio nacional de dioramas Navidad 2000, tercer premio nacional de dioramas Navidad 2004, ambos otorgados por el ayuntamiento de VA�lez Rubio -AlmerA�a-, gran foco de promociA?n de esta actividad.A�Seguidamente les ofrecemos algunos fragmentos de especial interA�s de nuestra charla con este artista.

A�

A�

A�

Juan JosA� Dominguez Hidalgo nacido el 3 de septiembre de 1961, en Sevilla. Natural de Los Palacios y Villafranca, desde su infancia manifiesta un profundo interA�s por el belenismo, tarea a la que se dedica ininterrumpidamente desde hace dieciseis aA�os, compartiendo esta actividad con su trabajo como carpintero profesional, labor que desarrolla desde hace tambiA�n varios aA�os.

Sus aficiones van desde la lectura o la pintura, a emplear su tiempo en actividades de ocio al aire libre, especialmente viajar y dar largos paseos, asA� como el turismo rural. Durante sus escapadas aprovecha para tomar nota sobre diversos elementos del paisaje y escenas cotidianas en cuyo recuerdo se inspira para componer algunos de sus dioramas, en los que este matiz de realismo y cotidianeidad es uno de los mA?s singulares y caracterA�sticos.

Juan JosA� estima que el verdadero belenista nace, aunque luego estas condiciones van desarrollA?ndose paralelamente a una formaciA?n tA�cnica, que en su caso ha beneficiado notablemente su trabajo en la carpinterA�a. En su caso, desde niA�o recuerda haberse implicado, en el seno familiar, en la preparaciA?n y montaje de belenes tradicionales, actividad para la que siempre ha tenido una cierta sensibilidad, que cree indispensable para todo buen belenista. En su juventud esta prA?ctica del belenismo decae ligeramente, al diversificarse sus intereses durante la adolescencia, para ser retomada mucho mas tarde, en plena madurez. Es de nuevo en el seno familiar donde resurge este interA�s renovado por el belenismo, de la mano de su esposa, que le propone con ocasiA?n de un curso de manualidades la elaboraciA?n de un“misterio” . El momento supuso la excusa perfecta para continuar con esta actividad que se revelarA�a mA?s tarde fundamental en su vida y su trayectoria artA�stica.

A�

A�

A�

A la cuestiA?n sobre quiA�nes fueron sus maestros o si recibiA? algA?n tipo de formaciA?n especial como belenista, Juan J. Hidalgo hace especial menciA?n del pintor y maestro del diorama Don AgustA�n Sarrate Vidal, un consumado belenista que de algA?n modo a�?revolucionaa�? el llamado estilo sevillano, con sus innovadoras tA�cnicas procedentes de la escuela catalana, donde estA? mucho mA?s arraigado el arte del belenismo desde hace siglos. Del mismo modo, abundando en elogios hacia su mencionado maestro, Hidalgo nos confA�a que serA�a el propio Sarrate el responsable de su compromiso definitivo con el arte del diorama, tras varios aA�os de abandono.

A�

A�

A�

SegA?n las consignas dadas por el maestro Sarrate, quien estuvo en contacto intermitente con la asociaciA?n de belenistas de Sevilla, Hidalgo comienza a enfocar la prA?ctica del belA�n prestando una mayor atenciA?n al estudio de la perspectiva y su uso en la construcciA?n de la estructura del diorama, asA� como en la aplicaciA?n de diversos recursos pictA?ricos y escenogrA?ficos que contribuyen poderosamente a amplificar la sensaciA?n de espacialidad de la escena. En definitiva, los consejos del viejo maestro hacen que Hidalgo cambie profundamente su modo de concebir el BelA�n.

El estilo dentro del que podrA�a encuadrarse la obra de DomA�nguez Hidalgo podrA�a definirse como una fusiA?n de los modos de hacer de la escuela catalana con la tradiciA?n mA?s sobria del belenismo sevillano, quizA? con una mayor suavidad del estilo catalA?n, mA?s expresivo y colorista y menos naturalista en el tratamiento de las formas.

Al margen de la consabida repercusiA?n que los consejos de su maestro Sarrate tuvieron en su trabajo, nuestro joven y avezado belenista procura mantenerse a cierta distancia de toda influencia durante su quehacer, buscando la mayor fidelidad posible a sus primeras impresiones e ideas sobre la obra. Sin embargo, es difA�cil para cualquier artista sustraerse del influjo de anteriores obras y estilos; Juan JosA� dice sentirse prA?ximo a A�la velazqueA�a atmA?sfera claroscurista y en general, la pintura, es uno de los referentes visuales de su trabajo.

A�

A�

A�

Es EspaA�a, el arte del diorama estA? especialmente arraigado en CataluA�a, donde podemos seA�alar uno de sus focos mA?s importantes, desde el cual esta prA?ctica pareciA? extenderse por la piel de toro. En AndalucA�a existe una escuela de gran relieve en Jerez de la Frontera con un estilo caracterA�stico, mA?s florido que el de la escuela catalana. Aun asA� es una actividad poco conocida del gran pA?blico, restringiA�ndose a la esfera de los aficionados.A�Hidalgo destaca especialmente en el panorama del belenismo actual a Mestres y Angela Tripi.

A�

A�

A�

Las cualidades de un buen belenista, en opiniA?n de Juan JosA�, tienen mA?s que ver con la sensibilidad y la fe cristiana que con cualesquiera habilidades tA�cnicas; ademA?s estima necesarios un gran espA�ritu de superaciA?n y la voluntad de crear. A la hora de concebir un diorama pone especial A�nfasis en humanizar las escenas, intentando dar cierto verismo y autenticidad a las mismas, subrayando lo cotidiano, sin olvidar el trasfondo iconogrA?fico y simbA?lico de los episodios representados. De su obra destaca especialmente el tratamiento del color y la luz, asA� como la interacciA?n de las figuras que intervienen. Para ello trata de reproducir, con la mayor fidelidad posible, estampas y tipos populares observados durante sus frecuentes visitas a los pueblos del entorno.

Hidalgo necesita conocer al “cliente” para poder diseA�ar un diorama a su medida. Del mismo modo dice escoger sus proyectos en funciA?n del destino de los mismos; si le parece adecuado se embarca en la tarea. AsA�, actualmente, una de sus proyectos mA?s queridos se centra en una serie de dioramas para el Museo Europeo del BelA�n, en Mollina, Antequera -MA?lga-. TambiA�n acaricia la idea de representar diversos pasajes bA�blicos, al margen de las escenas usuales de la Natividad con las tA�cnicas del diorama.

A�

A�

A�

El la actualidad compagina su quehacer artA�stico con su labor profesional como carpintero, A�que le ha ayudado notablemente a desarrollar su prA?ctica del diorama. Nos manifiesta que “en la carpinterA�a usamos mucho las manos y la cabeza“, en el sentido de que se agudiza el ingenio, le encantarA�a consagrarse a esta actividad a tiempo completo. Como quiera que sea su profesiA?n no le supone un lastre en modo alguno, antes bien se considera un enamorado de su oficio y en cierto sentido un privilegiado, “yo soy un carpintero” -dice, subrayando respetuosamente sus coincidencias con el trabajo de JesA?s-.

A�

A�

A�

Hemos visto la repercusiA?n de la pintura en su obra; tambiA�n refiere el artista que la escultura y la escenografA�a son dos disciplinas muy relacionadas con el arte del diorama. Todos los conceptos relativos al manejo de la luz, el volumen, los efectos espaciales y creaciA?n de atmA?sferas estA?n de un modo u otro presentes en sus creaciones. A�Su mayor reto no es precisamente tA�cnico, es intentar plasmar lo que tiene en mente. Para ello emplea de modo magistral la iluminaciA?n, consiguiendo un ambiente o atmA?sfera especiales, de recogimiento y paz espiritual, a partir de los elementos mA?s sencillos. La perspectiva y la construcciA?n de un espacio ilusorio son fundamentales en la consecuciA?n de este objetivo. La exageraciA?n de las lA�neas de fuga, junto con un uso brillante de la degradaciA?n de los tonos contribuyen eficazmente a dar profundidad a las escenas.

Cuestionado sobre si es mA?s interesante el efecto final de una composiciA?n que la precisiA?n y delicadeza de sus detalles, Juan JosA� sugiere que “todo es un conjunto” donde el impacto visual es superior al detalle, y el mensaje o discurso de lo representado mA?s importante que los aspectos tA�cnicos, por meritorios que estos sean, en una manifiesta sinergia de los elementos constituyentes. Sobre la cuestiA?n de emplear elementos mA?viles en los dioramas se declara purista, no los utiliza, los considera meramente anecdA?ticos, incluso restan parte de carga espiritual a la composiciA?n.

A�

A�

A�

El diorama es una actividad costosa, tanto en horas de trabajo como en materiales y herramientas.A�AdemA?s de los A?tiles habituales de carpinterA�a nos cuenta que en alguna ocasiA?n ha llegado a idear herramientas especA�ficas para lograr diversos efectos pictA?ricos.A�La mayor inversiA?n la supone el empleo de figuras que en su mayor parte encarga a escultores, aunque en ocasiones ha modelado sus propias figuras. Todas las que aparecen en sus dioramas son de gran calidad, lo cual encarece el conjunto. Una buena planificaciA?n tA�cnica sirve para abaratar los costes de todo el proceso, aunque paradA?jicamente no suele emplear bocetos debido a la visiA?n que le proporciona su formaciA?n comoA�carpintero; parte de una imagen mental sin necesidad de documentaciA?n grA?fica, para plasmarla mediante ensayo y error.

A�

A�

A�

A�

Para aquellos interesados en el noble y antiguo arte del belenismo el artista sugiere, mA?s que aconseja, un recorrido por los muchos pueblos de la geografA�a andaluza en los que se sigue cultivando esta tradiciA?n con gran fortuna; tambiA�n recomienda la lectura de la “GuA�a del belenismo” que se publica en Navidad, donde podrA?n encontrar numerosos ejemplos de los profesionales del gA�nero.

La funciA?n primordial de este arte, en palabras del autor, queA�se declara mA?s prA?ximo a lo catA?lico que a lo meramente navideA�o,A�es la de humanizar y transmitir el espA�ritu cristiano, asA� como despertar sensaciones de calma, paz y recogimiento a los espectadores. No se puede iniciar la contemplaciA?n de sus obras sin que nos invite a sumergirnos, dentro de una cA?lida penunbra, en la atenta y paciente escucha de la mA?sica que al efecto, y con gran esmero, ha seleccionado en cada ocasiA?n.

A�

A�

A�

- Notas, fuentes y vA�nculos -.

A�

(1) Damos fe de que las imA?gnes no hacen, ni de lejos, justicia a la experiencia que se vive al contemplar, en vivo e in situ, un diorama de Juan JosA�. La increA�ble sensaciA?n de observar kilA?metros de aire dentro de una caja de apenas 70 centA�metros de profundidad, desgraciadamente, no queda reflejada en las fotografA�as que les mostramos. Aun asA� esperamos que puedan hacerse una leve idea.

(2) Las vistas seleccionadas corresponden a cuatro dioramas diferentes realizados por DomA�nguez Hidalgo entre los aA�os 2008 y 2011.

(3) AdemA?s de la faceta mostrada, Juan JosA�, es tambiA�n pintor y poeta aficionado, con algunas muy respetables obras; artista y persona singular junto al cual es imposible no respirar paz y tranquilidad.

(4) Para los interesados en el noble arte del diorama, Juan JosA� nos ha pedido que hagamos pA?blico su telA�fono de contacto 607485587.

A�A�

Un mundo de azufre*.

(Vista global de Venus, imagen por ordenador).

A�

Nuestro mA?s prA?ximo vecino al Sol, Venus, es un planeta de tamaA�o y masa muy similares al nuestro, pero de un calor infernal, 471 A?C en la superficie -suficiente para derretir el plomo-, debido a un tremendo efecto invernadero motivado por la altA�sima concentraciA?n de CO2 de su atmA?sfera; rica tambiA�n en nubes de A?cido sulfA?rico causantes de una continua lluvia A?cida. Todo un “regalito” de ambiente, mA?s propio del Averno que ningA?n otro astro. Las sondas que han “avenusado” sA?lo han sobrevivido unas horas antes de ser destruidas por semejante coctail.

A�

(El dA�a en Venus siempre estA? nublado, como nos mostrA? la Pioneer).

A�

Por debajo de tan sofocante atmA?sfera podemos encontrar tambiA�n montaA�as y volcanes activos, signo inequA�voco de actividad tectA?nica a nivel planetario. Lo cual nos indica que el calor no sA?lo es externo sino tambiA�n interno, justamente como en la Tierra, porque ya decimos que Venus se nos parece bastante, al menos en lo profundo, con un gran nA?cleo de hierro probablemente fundido.

A�

(VolcA?n activo Idunn Mons, 2’5 km de altura y 200 de diA?metro. Escala vertical aumentada x30).

A�

Venus tarda 225 dA�as en completar su aA�o -traslaciA?n en torno al Sol- y 243 dA�as en rotar sobre sA� mismo -con giro retrA?grado, contrario a la mayorA�a de planetas-, lo cual implica ciertos hechos curiosos como que el Sol sale por el oeste y se pone por el este o que un aA�o dura aproximadamente cuatro tardes venusianas. Esta rotaciA?n tan lenta impide precisamente que tenga un campo magnA�tico protector a pesar de su fA�rreo nA?cleo.

A�

(Mapa topogrA?fico de Venus obtenido por la Pioneer. En la parte superior la Ishtar Terra y los Montes Maxwell).

A�

Debido a su proximidad y a la reflexiA?n de sus nubes, Venus, el Lucero del Alba, es el planeta mA?s brillante del cielo y fA?cilmente identificable al ocaso y al amanecer. Como ya comentamos anteriormente, dada su posiciA?n mA?s cercana al Sol, presenta “trA?nsitos” al igual que Mercurio, pasadas por delante de la cara del Sol, minieclipses solares podrA�amos decir. Curiosamente se dan por pares con mA?s de un siglo de separaciA?n (1631-1639, 1761-1769, 1874-1882, 2004-12 junio 2012, (1)).

A�

(TrA?nsito de Venus, 8 de junio de 2004).

A�

(Mosaico de imA?genes de la Magallanes, con resuluciA?n de 3 km; los colores codifican la altitud).

A�

La sonda Magallanes, en la dA�cada de los 90, utilizA? el radar para cartografiar mA?s del 98% de la superficie venusiana. La sonda Galileo, en 1990 de paso hacia JA?piter, utilizA? los infrarrojos para estudiar la estructura de las nubes de media altura -las mA?s altas llegan a alcanzar unas velocidades de 360 km/h-. En 2007 el orbitador europeo Venus Express ratificA? la existencia de tormentas elA�ctricas asociadas a nubes (como el la Tierra, JA?piter y Saturno), aunque no de agua.

A�

(Imagen artA�stica de Venus, a partir de los datos de la Venus Express).

A�

Aunque lA?gicamente estA? siendo continuamente bombardeado por meteoritos (origen de todos los planetas interiores) no existen crA?teres de pequeA�o tamaA�o, puesto que la densA�sima atmA?sfera desintegra cualquier “turista” de mediano tamaA�o. La superficie de Venus estA? pues cubierta de arena, montaA�as, volcanes y restos de grandes crA?teres erosionados o modificados por la actividad geolA?gica.

A�

(Imagen tomada por la Venera 13, el 1 de marzo de 1982. SobreviviA? 2 horas para obtener catorce imA?genes. AquA� arena y rocas similares al basalto. El color verdadero es difA�cil de juzgar, puesto que la atmA?sfera venusiana absorbe la luz azul).

A�

Se piensa que tal superficie ha sido totalmente renovada por erupciones volcA?nicas hace entre 300 y 500 millones de aA�os, con mA?s de 1000 volcanes de mA?s de 20 km de diA?metro y sinuosos canales de lava de cientos de kilA?metros. Venus tiene dos grandes A?reas montaA�osas: Ishtar Terra, del tamaA�o de Australia, en la regiA?n polar norte,A�con los Montes Maxwell, aproximadamente dos kilA?metros mA?s altos que el Everest; y Aphrodita Terra, del tamaA�o de AmA�rica del Sur, en la regiA?n del ecuador.

A�

(Volcanes en escudo en la superficie de Venus. Lava bA?sica y caliente, obserben los canales).

A�

(Maat Mons, altitud 8 km. Escala vertical exagerada x10. Coladas de lava en falso color).

A�

Fechas importantes:

- 650. Los astrA?nomos mayas hacen observaciones detalladas de Venus que permiten un calendario muy preciso.
- 1761-1769. Dos expediciones europeas para estudiar el trA?nsito de Venus conducen a la primera buena aproximaciA?n de la distancia Tierra-Sol.
- 1962. La sonda Mariner 2 de la NASA es la primera en enviar informaciA?n de otro planeta, poniendo de manifiesto las altA�simas temperaturas venusianas.
- 1970. La Venera 7 soviA�tica devuelve 23 minutos de datos sobre la superficie de Venus. Es la primera nave espacial en aterrizar con A�xito en otro planeta.
- 1990-94. La Magallanes de la NASA cartografA�a el 98% de la superficie.
- 2005. La Agencia Espacial Europea lanza al Venus Express, en A?rbita alrededor de Venus, para estudiar su atmA?sfera y plasma ambiental.

A�

Los Estados Unidos, la UniA?n SoviA�tica y la ESA han enviado muchas naves a Venus. Algunas sobrevolaron el planeta, otras lo orbitaron, algunas atravesaron la atmA?sfera hasta colisionar con la superficie y unas pocas descendieron hasta posarse.

Nave
Fecha de lanzamiento
Tipo de misiA?n
Mariner 2
1962
Sobrevuelo, primero a Venus.
Venera 4
1967
ColisiA?n, primero en descender a travA�s de la atmA?sfera.
Mariner 5
1967
Sobrevuelo.
Venera 5
1969
ColisiA?n.
Venera 6
1969
ColisiA?n.
Venera 7
1970
Posado, primero en posarse sobre la superficie.
Venera 8
1972
Posado.
Mariner 10
1973
Sobrevuelo en ruta hacia Mercurio.
Venera 9
1975
A�rbita, posado, primero en enviar fotos de la superficie.
Venera 10
1975
A�rbita, posado.
Pioneer-Venus 1
1978
A�rbita con altA�metro; primer mapa por radar detallado de la superficie.
Pioneer-Venus 2
1978
Cuatro colisiones.
Venera 11
1978
Sobrevuelo, posado.
Venera 12
1978
Sobrevuelo, posado.
Venera 13
1981
A�rbita, posado, primeras imA?genes en color.
Venera 14
1981
A�rbita, posado.
Venera 15
1983
A�rbita con mapeado por radar.
Venera 16
1983
A�rbita con mapeado por radar.
Vega 1
1984
Sobrevuelo, globo atmosfA�rico.
Vega 2
1984
Sobrevuelo, globo atmosfA�rico.
Magellan
1989
A�rbita con mapeado por radar; primer mapa de alta resoluciA?n de la superficie.
Venus Express
2005
A�rbita estudiando la atmA?sfera, el plasma ambiental y la superficie.

A�

(El nacimiento de Venus, Sandro Botticelli, 1482-84).

A�

Venus es la diosa romana del amor y la belleza -equivalente de la griega Afrodita-. Se cree que el planeta fue llamado asA� por ser el mA?s brillante de los cinco conocidos por los antiguos astrA?nomos, la mA?s hermosa de las diosas.

A�

AquA� un pequeA�o tubo sobre la superficie de nuestro infernal vecino cA?smico.

A�


A�
A�

- Notas, fuentes y vA�nculos -.

A�

* Pasen (Milton, DorA� y Durero). Como veremos, Venus dista diametralmente del ParaA�so. Las causas que lo alejaron son motivo de estudio.
(1) A?Llegaremos a verlo o se cumplirA? la profecA�a maya?
(2) AquA�A�mapas de Venus.
(3) AquA� el sitio oficial de laA�ESA Venus Express.
(4)A�DescomunalA�artA�culo en tres partes.
(5) A�ESA.
(6)A�NASA.
(7) CrA�dito de todas las imA?genes cientA�ficas:A�NASA/ESA.

A�

(Imagen artA�stica de la Venus Express).

A�

Jueves, junio 2nd, 2011 LAS PUERTAS DEL CIELO, TRANTOR 5 comentarios

El mensajero de los dioses.

A�

Iniciamos con A�sta lo que pretende ser una serie de entradas sobre las maravillas del Sistema Solar. No confundan con la fantA?stica serie documental de la BBC, presentada por el aspirante a heredero de Sagan, Brian Cox, y a la que, ni de lejos, por conocimientos y medios, podemos acercarnos. SA� nos consideramos, sin embargo, parejos en entusiasmo y capacidad de maravilla frente a los descubrimientos sobre la Naturaleza que nos brindan la ciencia y la tecnologA�a, astronA?mica en este caso. Comenzaremos por el principio, como estA? mandado.

A�

(Primer mapa completo de la superficie del planeta Mercurio (1)).

A�

La sonda MESSENGER (2) es la segunda enviada por la NASA a Mercurio -tras la Mariner 10, que fotografiA? casi la mitad de la superficie el planeta- A�y la primera en A?rbita a su alrededor, dedicA?ndose a la cartografA�a en color de la totalidad de la superficie. En el segundo sobrevuelo ya habA�a finalizado el 80% del mapeado, obteniendo tambiA�n datos sobre el campo magnA�tico y la corteza e interior del planeta.

A�

(Llanuras en amarillo y materiales de baja reflectancia en azul).

A�

Mercurio es el planeta mA?s cercano al Sol, tan prA?ximo que desde su superficie verA�amos nuestra estrella tres veces mA?s grande que desde la Tierra. Da una vuelta al Sol cada 88 dA�as, a una velocidad media de 47km/s -unos 170.000 km/h-. En Mercurio existe el curioso fenA?meno del amanecer doble. En cierta A�poca de su aA�o el Sol sale, se pone y vuelve a salir, debido a una curiosa relaciA?n entre sus velocidades de rotaciA?n y traslaciA?n. Dada su posiciA?n con respecto a nosotros tambiA�n tiene fases, como la Luna.

A�

(El horizonte de Mercurio).

A�

(Observen su minA?sculo tamaA�o relativo respecto a ese monstruo llamado Sol).

A�

Es sA?lo ligeramente mA?s grande que la Luna y, al igual que A�sta, su pequeA�o tamaA�o le impide retener una atmA?sfera, por lo que su superficie estA? totalmente cubierta de crA?teres sin erosionar provocados por los continuos impactos de meteoritos. Mientras que el lado diurno de Mercurio tiene una tremenda temperatura -sobre 420 A?C-, debido al calor del Sol, el lado nocturno sufre temperaturas muy por debajo de cero grados centA�grados -sobre -170A?C-. Incluso se puede hallar hielo en algunos crA?teres de los polos norte y sur.

A�

(La cuenca de impacto Rembrandt, a quien posiblemente le hubiese gustado pintarla).

A�

(Los colores azules muestran materiales rocosos frescos, frutos de recientes impactos de meteoritos).

A�

El crA?ter mA?s grande, la Cuenca Caloris, tiene unos 1500 km de diA?metro -producto de la apocalA�ptica colisiA?n con un grandioso meteorito- y aunque hay muchas zonas lisas tambiA�n podemos encontrar “acantilados” de cientos de kilA?metros de largo por uno de alto, formados por la contracciA?n de la corteza del planeta tras su enfriamiento desde la situaciA?n inicial de roca fundida.

A�

(La Cuenca Caloris a todo color, mejorado por ordenador).

A�

Fechas importantes de la exploraciA?n de Mercurio:

- 1631. Pierre Gassendi utiliza un telescopio para observar el trA?nsito de Mercurio sobre el Sol.
- 1965. Los astrA?nomos encuentran que no es simpre la misma cara la que estA? enfrentada al Sol, a diferencia de lo que se pensaba.
- 1974-75. La Mariner 10 fotografA�a casi la mitad de la superficie planetaria.
- 1991. Se encuentran seA�ales de hielo en las zonas umbrA�as de los crA?teres polares.
- 2008. Primer sobrevuelo de la MESSENGER. Se ve la cara que no habA�a desvelado la Mariner.
- 2019. Prevista la llegada de la sonda europeo-nipona BepiColombo.

A�

(Primera imagen de la Mariner 10 tomada a 5.300.000 de km de Mercurio en 1974).

A�

(RepresentaciA?n artA�stica del acercamiento de este “mensajero” a Mercurio, A?ven sus sandalias aladas?).

A�

(Hermes, de Titono, Museo Metropolitano de NY).

A�

Mercurio -Hermes para los griegos- era el mA?s rA?pido (dios de sandalias aladas del comercio) y mensajero de los dioses, messenger. Principal heraldo de Zeus en la mitologA�a griega, primer y cercano compaA�ero del Sol en nuestro sistema planetario.

A�

AquA� un pequeA�o tubo sobre la superficie de nuestro pequeA�o vecino cA?smico.

A�

A�

A�

- Notas, fuentes y vA�nculos -.

A�

(1) AquA�, el mapa interactivo para poder explorar la superficie mercuriana.
(2)A�MErcuryA�Surface,A�SpaceA�ENvironment,A�GEochemistry andA�Ranging (estos chicos de la NASA, siempre tan guasones).
(3) AquA�,A�el sitio oficial de la misiA?n MESSENGER, con abundantes datos y material audiovisual. Dense una vueltecita por Mercurio sin la incomodidad de la evaporaciA?n o congelaciA?n de sus fluidos corporales.
(4) CrA�dito de todas las imA?genes cientA�ficas:A�NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Carnegie Institution of Washington.
(5) NASA.

A�

(Mercurio en el cielo de Stonehenge).

A�

Martes, mayo 24th, 2011 LAS PUERTAS DEL CIELO, TRANTOR 8 comentarios

Doom

A�

(Fragmento de los frescos del A�Juicio Final, de Miguel Angel, en la Capilla Sixtina)

El Juicio Final de Miguel A?ngel no es A?nicamente la obra aislada de la terribilitA?A�de un genio atormentado, sino que en ella cristalizanA�cientos de aA�os deA�toda una tradiciA?nA�de laA�pintura mural, queA�arranca desdeA�la mA?s remota Edad Media.A�A�Tras las representaciones de San CristA?bal, el Juicio Final es posiblemente el motivo iconogrA?fico mA?s frecuente en las iglesias del medievo.

(Cristo en Majestad en un Juicio final en Salisbury. Via)

(Frecos del Juicio Final de la Catedral de Salamanca.

AquA� fuimos agraciados para asistir al glorioso espectA?culoA� en primera fila, A�durante su A?ltima restauraciA?n)

Doom es el tA�rmino que en el inglA�s antiguo se empleaba para definir una pintura que representaba los tormentos del Infierno, la conocida escena de la psicostasia o Pesada de Almas –conA�elA�A?rcangel San Miguel sosteniendo la balanza–, el Juicio de Dios y sus epifenA?menos, motivos fundamentalesA�de la escatologA�a cristiana. La figura de Cristo dominaba la composiciA?n, como Juez de las almas, enviadas a sufrir las penas del averno o admitidas a contemplar la luz eterna del Cielo. Condenados a un lado, elegidos a otro, repitiendo el esquema de las Puertas dobles del Cielo y el Cristo Cronocrator que pasarA?n a formar parte del repertorioA�A�iconogrA?fico de la entrada de los templos romA?nicos.

(Un bello ejemplar de Juicio Final de la Holy Trinity Church. Via)

(Detalle de una pintura mural que muestra a San Miguel durante la Pesada de Almas)

Muchas escenas del Juicio Final reproducidas con la tA�cnica del fresco, y retocadas al temple, dos procedimientos usuales de la tradiciA?n de la pintura mural, han sobrevivido en numerosas iglesias medievales, aquA� y allA?, entre los siglos XII al XVI. Los enlaces que les indicamos hallarA?nA� elA�acceso, si lo desean, hasta el umbral mismo de estas y otras Puertas del Cielo.

A� Anne Marshall 2005A�imA?genes

(Una escena de los tormentos del infierno de Chaldon)

El lugar usualA�del Doom o escena del Juicio era sobre el Arco del presbiterio, de acuerdo con el simbolismo asociado a la estructura de la planta del templo cristiano y su divisiA?n entre la Nave y el Presbiterio. SegA?n esta visiA?n simbA?lica de la iglesia, que perdura hasta nuestros dA�as –y hasta el fin de los tiempos, imaginamos, segA?n corresponde a la naturaleza metafA�sica del simbolismo– el templo representa el Cuerpo de Cristo, separando el dominio del sacerdote –el temenos o recinto sagrado– del cuerpo general de la nave, donde se hallan los fieles; pero tambiA�n marcan simbA?licamente la ruptura o division entre la Iglesia Militante (o terrestre) y la Iglesia Expectante (las A?nimas del Purgatorio) de la Iglesia Triunfante en los Cielos. De cualquier modo, esta disposiciA?n de las pinturas del Juicio Final en los templos podA�a variar de un enclave a otro, y algunos de estos murales pueden ser admirados en lugares muy dispares del templo, como ocurre en los ejemplares de West Somerton, que reproducimos aquA�, entre otros.

(Esquema de la disposiciA?n usual de las pinturas del Juicio Final en los templos)

A�

(Doom de Stratford-upon-Avon. via)

Las esecenas del Juicio final recordaban a los fieles cristianos la existencia del MA?s AllA?, la inmortalidad del alma y la gravedad del Juicio de Dios, y les ayudaban a mantenerse vigilantes y alertas, conscientes de lo efA�mero de la existencia y de las diferencias -abismales- entre el Cielo y el Infierno.

A�

A�

(Los incrA�dulos tendrA?n un programa apretado de actividades, segA?n se adivina en el detalle precedente)

A�

El Doom o Juicio Final deA�Coventry , en este tubo.*

A�

A�

A�

(Algunas agradables escenas de suplicios infernales representados en el medievo, con la mA?sica mA?s apropiada para acompaA�arles en este viaje)

A�

A�-Fuentes, vA�nculos y notas-

A� Anne Marshall 2005A�imA?genes

(1) English Medieval Wall Paintings, la mejor pA?gina que hemos encontrado sobre pinturas del Juicio Final en la Edad Media

(2)A� El Juicio final y la pesada de almas (psicostasia) en la pintura mural del medievo, en Medieval Paintings of the Doom, an Introduction

(3) Dooms y bocas del infierno en la pintura medieval tardA�a, aquA�.

(4) MA?s bocas del infierno en la excelsa e incombustible MONSTER BRAINS

(5) Un tubo sobre los frescos en detalle la iglesia de Coventry Doom Painting, en Gran BretaA�a.

(6) Medieval wallpaintings in danish churches. Un montA?n de imA?genes con buena resoluciA?n.

*A�A�De niA�o acostumbraba un servidorA�A�a dibujar elA�chistoso jeroglA�fico de un “cura sobre un alambre”. Por fin, treinta aA�os despuA�s, puedo ver en vA�deoA� al sacerdote funabulista.A� Este Doom es, entre otras cosas, uestro pequeA�o “guiA�o apocalA�ptico” para este 9 – 1 – 11 , fecha fatA�dica que no podA�amos dejar escapar sin mA?s.

Related Posts with Thumbnails
Buscar
 
 
“Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias” , Kavafis
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

agosto 2018
L M X J V S D
« jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Álbum Fotográfico

El archivo XML no existe
Ability Selling Methods to Improve The Business online Power Selling Methods to Improve The Internet business Power Selling Processes to Improve Your Online Business Ability Selling Methods to Improve Your Internet business Vitality Selling Methods to Improve The Web based business Electric power Selling Approaches to Improve The Web business Power Selling Strategies to Improve The Online Business Ability Selling Strategies to Improve Your Online Business Electric power Selling Processes to Improve The Web based business Ability Selling Methods to Improve Your Web based business Electric power Selling Ways to Improve Your Business online Ability Selling Processes to Improve The Internet business Power Selling Techniques to Improve Your Online Business Power Selling Attempt Improve Your Web business Vitality Selling Strategies to Improve Your Web based business Ability Selling Ways to Improve Your Business online Power Selling Techniques to Improve Your Online Business Electricity Selling Processes to Improve Your Web based business Vitality Selling Attempt Improve The Web based business Ability Selling Attempt Improve Your Business online Electric power Selling Strategies to Improve Your Business online Vitality Selling Ways to Improve The Web business Electricity Selling Processes to Improve Your Internet business Ability Selling Attempt Improve Your Online Business Ability Selling Techniques to Improve Your Business online Electric power Selling Processes to Improve The Internet business Electricity Selling Processes to Improve The Business online Power Selling Attempt Improve The Business online Vitality Selling Techniques to Improve Your Internet business Vitality Selling Attempt Improve Your Online Business