Cuestión de poder

27 agosto
2014
escrito por Flegetanis

 

 

 

La fiesta no es para feos.

Peret

 

 

Obituarios, milagros, música ratonera y magia póstuma. No podíamos resistirnos a entrar a este trapo. Hoy ha muerto Peret, el hombre, ínclito de la melodía popular española de ayer y de hoy. Entre sus méritos, disputar con otros la paternidad de la rumba española, dar testimonio de poder de Cristo (qué menos) y llorar lágrimas caídas en la arena (¿dónde si no, pobres mortales?).

Esta paranoia nuestra de Peret ha sido la última -por ser la más reciente- en la que nos hemos visto, sin querer, involucrados. Nosotros, tristes de polichinela y débiles pecadores, no nos reímos de nadie,  pero como decía nuestro abuelo -muy sabio, aunque Alá es más grande-   a la feria no se va sin un poco de cachondeo.   Hoy ha muerto Peret, señores, un hombre al que no salvaron ni Jesucristo, ni Matupipa, siendo ambos poderosísimos. Y no contento con alabar a uno y a otro, Peret se reencarnó en guacamayo -qué habil-  para revelarnos el oráculo de la pipa poderosa -- y de Jesucristo- , un críptico mensaje  que aún no logramos entender del todo. Descanse en paz el hermano Peret.  Qué arte.   Qué poder.  Hala,  a menear la penca.

 

 

 

 

Encomiéndense a Matupipa, y recen lo que sepan

 

¿Quién es más poderoso, Jesucristo, o Matupipa…? Oigamos el festivo testimonio de Peret

 

 

El clásico, Una lágrima cayó en la arena (nuevas lecturas para un clásico de la rumba en el obituario del hombre)

¡Con palmeros estratosféricos!

 

Canta y sé feliz, el espíritu de Peret en estado puro

 

 

 

 

 

Notas, vínculos y enlaces

 

PERET , caballero y muerto vivo, nos sorprendió  en vida y también en su tránsito.

” La fiesta no es para feos”, dice. El resto de las letras de este disco es directamente oracular y profético. Se entienden mejor con un vino.

 

(1) Vida y milagros de Peret, por aquí (véase Google, no todo va a ser free y effortless)

(2) El oráculo del guacamayo disfrazado de Peret: otro día

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

2 comentarios to Cuestión de poder

  1. Pues tiene usted razón. El contrapunto de estos palmeros es sencillamente estratosférico. Al par de su festividad, que me recuerda a la de los jóvenes del chicle, la batería y la bandurria de Tu voi fa…
    Busquen, pues parece ser que algún feo, al que no gusta la fiesta, nos lo ha robado de “Ya es primavera…”
    Y también me trae a la memoria la de uno que se nos escapó. El grande Manolo Escobar, su carro y sus hermanos guitarristas. Debemos un homenaje a semejante mostro.

  2. Dr. Nillo on septiembre 10th, 2014
  3. Cierto que los palmeros guardan cierto parecido con aquellos festivos e inestimables colaboradores del músico italiano. En aquella época, estimo, si no tocabas el instrumento a velocidad endiablada mientras lucías imponente y dentrífica sonrisa, estabas en la calle al minuto. Por cierto, no sé que historia es esa del robo, pero imagino. Me pongo la gabardina y salgo a investigar. Hablaremos.

  4. flegetanis on septiembre 25th, 2014

Deja un comentario

Buscar
 
 
“El filósofo viaja a pie” , Pitágoras
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

agosto 2014
L M X J V S D
« mar   sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Álbum Fotográfico

El archivo XML no existe
Intermission Demasiado azul PLATILLOS VOLANTES Mundos en blanco y negro De mujeres y libros El horizonte de Nemo Navideño, níveo, ciclostático Interior del estudio Hitos hebdomadarios, II Una épica del taparrabo, II Resurrección MAC Balcón pompeyano Break Níveo y natalicio Hitos hebdomadarios,1 Voitekhovitch, más ligero que el aire La octava maravilla del mundo (II) El culto de la calavera, II Sicalípticas El Lobo Feroz El dirigible robado Una épica del taparrabo, I El cementerio de los elefantes Vecinos CHOMÓN El lápiz arqueológico Balada triste de trompeta...o de cómo vivir destruyéndose El hábito del arte Cuestión de poder