Archivo de noviembre, 2012

Plastilina, un juego de niA?os (II)

Una esculturillaA?basada en una calaca diseA?ada por el fantA?stico cartonero mexicano Ricardo Linares. Supersculpey, acrA?licos. 2011.

Dentro de poco habrA?A?transcurrido un aA?o —cA?mo pasa el tiempo, A?verdad?A?* –A? desde que compartimos con nuestros amigos viajeros unA?post A?(1) sobre nuestras peripeciasA?con el modelado de figuras, un pasatiempo que, decA?amos entonces, A?no retomA?bamos prA?cticamente desde nuestra infancia.A?CerrA?bamos nuestra semblanzaA?prometiendo retomarA?el asuntoA?desde un enfoque diferente, en estos tA?rminos:A? “A?A?En una prA?xima entrada nos extenderemos un poco mA?s sobre algunos de los materiales y herramientas especA?ficos para el modelado, basA?ndonos en nuestra propia experiencia como aprendices y aprovecharemos para brindarles algunos consejos y trucos que hemos encontrado aquA? y allA? y nos han servido para avanzar ligeramente en esta difA?cil pero maravillosa empresa. “A? Pues vamos a ello.

A pesar del tiempo transcurrido, los progresos que ansiA?bamos no han sido los esperados, en parte quizA? a que nuestra dedicaciA?n no es exclusiva y en esta actividad, como en tantas otras disciplinas artA?sticas, la calidad de los resultados son directamente proporcionales, en general, a la prA?ctica desarrollada. Sin embargo, a pesar de lo escasoA?de nuestros aciertos, hemos aprendido unas cuantas cosas sobre el tema que nos proponemos a compartir con ustedes, esperando motivar a cuantos quieran iniciarse, como nosotros, en este apasionante y a ratos gratificante ejercicio del modelado.

 

Un aspecto del taller. Instrumentos para modelar y trabajar el Supersculpey. Muchos son herramientas reutilizadas (vA?anse los plumines y pinceles de goma)

 

Hay que practicar constantemente para mejorar nuestra habilidad para dar forma al material, del mismo modo al que un mA?sico ejercita su digitaciA?n tocando escalas con un instrumento. Aunque un conocimiento teA?rico sobre anatomA?a, procesos escultA?ricos o experiencia del trabajo de los maestros del gA?nero ayuda a adquirir un buen bagaje, es obvio que sA?lo en el ejercicio frecuente es donde encontraremos el oficio necesario.A?Como se suele decir A?” en arte, un diez por ciento es inspiraciA?n, y un noventa por ciento transpiraciA?n“.

Nuestras recomendaciones se centran en una serie de consejos sobre la elecciA?n de losA?utensilios y materiales que consideramos mA?s apropiados, asA? como una breve semblanza sobre los procesos mA?s lA?gicos y sencillos a seguir en la ejecuciA?n de la tarea. Procuraremos ademA?s incluir una serie de enlaces que ilustren estos diversas etapas y facetas de un proyecto de trabajo para facilitar su comprensiA?n. En cualquier caso, nuestra visiA?n es la del principiante; A?nicamente mostramos cA?mo empezar; el resto depende, naturalmente, de la prA?ctica y la bA?squeda personal de cada uno.

 

Modelado de figuras. Materiales y herramientas.

 

A propA?sito de los instrumentos y material necesarios sugerimos empezar con un equipo bA?sico. MA?s adelante, segA?n se avance, se pueden adquirir otros o incluso fabricarlos uno mismo. Arriba mostramos una serie de A?tiles para principiantes (que aA?n puede ser mucho mA?s modesta, por supuesto:A? basten nuestras manos, la materia bA?sica y la imaginaciA?n)A?. De izquierda a derecha, en la imagen, contamos con la pasta de modelar (en este caso resina epA?xica FIMO y Magic Scuplt -de secado al aire- muy usada por los miniaturistas), papel de aluminio para fabricar elA?armazA?nA?de las figuras, palillos de modelar, cuchilla o cA?ter, pegamento de contacto y, para los detalles, herramientas de ortodoncia, un poco mA?s sotisticadas para un nivel bA?sico, pudiendo ser reemplazadas por punzones metA?licos de diversa especie.

Para un trabajo mA?s programA?tico, sin embargo,A?necesitaremos una serie de materiales mA?s completa, entre los que figuran los siguientes:

Superficie de trabajo

Los materiales para modelar (resinas polimA?ricas, arcilla, etc.)A?pueden manchar o deteriorar la superficie sobre la que se trabaja. Por eso es recomendable protegerla. Son buenas opciones un cristal (se limpia fA?cilmente y se pueden colocar fotos o dibujos de referencia bajo el mismo), o una plancha de cortar, que tienen medidas aprovechables para algunos trabajos.A?En nuestro caso, nos contentamos con un mantel de A?hule viejo,A?impermeable y queA?tambiA?n se limpia con facilidad.

Cuchillos
Un cA?ter A?o una buena cuchilla, o espA?tulas.A? Para laminar y hacer bordes rectos. No sirven instrumentos romos para cortar el material.

Rodillo de amasar

Puede ser de plA?stico o madera, o o una botella de cristal bien grueso. Cualquier cosa que pueda servir para este propA?sito.

Palillos de modelar

Se puede empezar con un equipoA?de cuatro o seis palillos. Los hay en cualquier tienda de Bellas Artes, o incluso en papelerA?as. Los de madera suelen dar mejores resultados, pero hay que lavarlos bien tras el uso.

Hilo de nylon
Para suavizar y quitar asperezas de las esculturas. Se pueden adquirir o fabricar a partir de cuerdad de guitarra oA?sedal.A? TambiA?n sirven para cortar trozos de arcilla o resina.

Agujas y punzones
Se usan para practicar incisiones , taladros y grabar lA?neas finas en la superifice del material.

Almacenaje

Cajas metA?licas, bandejas,A?envases y demA?s utensilios para guardar, organizarA?y poder acceder fA?cilmente a las herramientas de modelado.

 

Diversas resinas y arcillas polimA?ricas. Nuestra favorita, el Super sculpey.

Pasta de modelar

Actualmente hay el el mercado una gran variedad de materiales de gran calidad, desde las tradicionales arcilla, cera y plastilinas, de las mA?s baratas hasta las de uso profesional, hasta las mA?s modernas resinas polimA?ricas y epoxA?dicas. En nuestro primer post (1) hablamos un poco sobre cada una, sus cualidades y diferencias fundamentales. En este caso nos centraremos en el uso de resinas polimA?ricas como el Fimo y el Supersculpey, que necesitan ser horneadas para endurecer. Dependiendo de las caracterA?sticas del proyecto a realizar conviene escoger una u otra. PodrA?n encontrar mA?s detalles sobre las diversas opciones enA?nuestros enlaces.

 

 

Arriba, algunos de nuestros palillos de modelar; de madera, tradicionales y algo mA?s sofisticados, de plA?stico, a la derecha. Las tenacillas sirven para moldear y cortar el alambre de los armazones de las figurillas.

 

 

Modelado de figuras. El proceso de trabajo.

1. Escoger bien el motivo. Se pueden hacer esculturas fantA?sticas y muy realistas con las resinas polimA?ricas, pero tratA?ndose de nuestros primeros pasos, sugerimos empezar con algo asequible, compuesto por volA?menes simples. De este modo, resulta mA?s fA?cil familiarizarse con el tacto del material y la forma ideal de trabajarlo y cocerlo, sin grandes contratiempos. No conviene en los inicios ser demasiado pretenciosos; poner el listA?n demasiado altoA?enA?estos primeros trabajos puede ser frustrante yA?desanimar incluso a los mA?s arrojados.A? Una vez realizados los primeros tanteos, a menudo infructuosos, podemos embarcarnos en algo mA?s aventurado, riesgoso o complicado.

2. Reflexionar sobre la escala y las caracterA?sticas fundamentales del proyecto. Planificar, si es posible, todas las fases del mismo. Conviene documentarse y hacer varios bocetos antes de abordar la tarea, desde distintos puntos de vista, para analizar las proporciones y configuraciA?n del volumen.

 

 

 

 

Arriba y abajo: tomas de una esculturilla realizada en SupersculpeyA? y basada en un dibujo de JosA? Guadalupe Posada. SA?lo disponA?amos de un punto de vista del motivo, lo que en ocasionesA?empobrece el resultadoA?final, al enfatizar una perspectiva determinada del modelo, cuando se pretende que el volumen escultA?rico tenga mA?ltiples puntos de vista interesantes estA?ticamente. En nuestro caso, tambiA?n, las proporciones del modelo se alteraron voluntariamente para dar un aspecto mA?s caricaturesco a la pieza. A? La falta de planificaciA?n necesaria en las primeras fases del trabajo quedA? patente en la forma de sujeciA?n del crA?neoA? entre las manos de la calaca.

 

 

Abajo, imA?genes que ilustran algunos trucos empleados usualmente para trabajar con Supersculpey en figuras pequeA?as. Sobre un boceto que presenta las vistas principales de la figura a escala 1:1 (frente, perfil, parte trasera) se realiza un boceto de plastilina -o papel de aluminio- mA?s barato que la resina definitiva, para abocetar las formas principales.

 

 

Una vez terminado el volumen bA?sico, el Supersculpey se puede trabajar por etapas, cociendo y endureciendo la pieza y superponiendo los detalles por capas. Aqui arriba, al volumen bA?sico se aA?aden formas mA?s pequeA?as que se dibujan previamente con lA?piz sobreA?la escultura.

 

Una de nuestras A?ltimas experienciasA?con las resinas polimA?ricas. En este caso, hemos intentado una rA?plica de una fabulosa calaca de papel machA? del maestro mexicano Ricardo Linares, a partir de una serie de fotografA?as que encontramos en la red. La pieza original, que nos encantarA?a ver algA?n dA?a en nuestra pequeA?a colecciA?n de artesanA?a mejicana, tiene un precio poco asequible para nuestro raquA?tico bolsillo. De modo que nos planteamos la copia como A?nica opciA?n razonable. Los resultados no son del todo desalentadores, nos parece.

 

Calaca sosteniendo una mA?scara, basada en un diseA?o de R.Linares. Resina polimA?rica, madera y acrA?licos.

 

3.A?Construye un armazA?n o esqueleto de alambre para la escultura. Esta estructura ayuda a estabilizar y dar solidez a la pasta de modelar y contribuye a configurar la pose, gesto y movimiento de la figura fA?cilmente.A? Ancla lo mA?s firmemetne posible la estructura de alambre a la peana o base (en el caso de que al figura la necesite). A?Existen diversos mA?todos para construirA?este armazA?n de alambre, algunos francamente complejos, dependiendo del tamaA?o y envergadura del proyecto.

 

 

El armazA?n, repetimos, constituye el esqueleto propiamente dicho de la figura.A?A?AdemA?s de asegurar su estabilidad, reduce la cantidad de pasta de modelar empleada (lo cual abarata considerablemente la producciA?n) y aligera el peso de la pieza considerablemente, a tener en cuenta en el caso de poses especialmente dinA?micas.A?Este armazA?n puede ser de alambre A?nicamente o una combinaciA?n de distintos materiales, desde papel de periA?dico,A?poliuretano, gomaespuna o plastilina.A?A?Cuanto mayor la escultura, mA?s necesidad de planificar bien su armazA?n.

 

 

4. Rellena con papel de aluminio. Una vez definidas las proporciones del esqueleto de acuerdo con nuestros bocetos, conviene embalar la estructura de alambre con papel de aluminio, apelmazA?ndolo bien para que quede compacto, y trabajA?ndolo para comenzar a configurar los volA?menes principales y anatomA?a de la figura.A?La superficie textura del papel arrugado proporciona una excelente superficie de agarre para la pasta de modelar.A?En esta etapa, la figura comienza aA?cobrar entidad y a coger forma.

5. Aplica una capa inicial de resina polimA?rica o pasta de modelar. Conviene amasar primero entre los dedos para dar la consistencia adecuada a la pasta antes de aplicarla, presionando ligeramente, sobre la estructura. Algunos utilizan la tA?cnica del “empastillado” (colocando pequeA?as porciones de pastaA?que correspondenA?en cierto modoA?a las formas musculares en el caso de un diseA?o anatA?mico) en esta etapa. La resina ofrece cierta resistencia al principio, pero con el amasado y el calor de la mano va ganando en ductilidad.A? Continuar aA?adiendo pasta hasta queA? la estructura estA? cubierta.A? Es importante aquA?A?evitar los detalles, antes bien conservar un aspecto abocetado, tosco si se quiere,A?A?pero bien proporcionado y exacto en los volA?menes generales.

 

 

6. Redefine y comienza aA?plantear los detalles de la escultura. Durante todo el proceso es importante girar la pieza y abordarla en todas las direcciones posibles, aplicando aquA? y allA?, segA?n se vayan necesitando mA?s definiciA?nA?a las distintas A?reas. En el caso de una figura anatA?mica, conviene aA?adir la musculatura, e ir suavizando y dando forma a los volA?menes de forma mA?s definida. Es interesante tomarse un respiro de vez en cuando y retomar el trabajo en distintas sesiones; esto ayuda a ver con mA?s claridad los posibles errores que pudieran cometerse. (Recordemos que las resinas polimA?ricas no se secan ni endurecen con el aire, por lo que puede prolongarse el trabajo bastante tiempo).

7. En algunos casos, en este momento se puede realizar una primera cocciA?n de la pieza, y seguir aA?adiendo detalles y puliendo en diversas capas.A? Este mA?todo se usa mucho trabajando con el Supersculpey.

8. Finalizar la pieza.A?Una vez que la figura estA?A?definida en sus volA?menes principales, es el momento de los detalles.A?A?ste es uno de los puntos que revelanA?elA?verdadero oficio y la pericia en el manejo de las herramientas, y sA?lo puede conseguirse con mucha prA?ctica y paciencia.A?Es el momento de suavizar la figura (se usa trementina o aceite de bebA? para la pieza en crudo, una lija cuando la pieza estA? cocida) y aA?adir texturasA?que pueden dar un gran verismo a la figura.

9. Cocer la figura. Si estamos satisfechos con el resultado, es el momento de precalentar el horno -a unos 135A?, cada material tiene sus especificaciones– y hornear la pieza durante unos quince o veinte minutos. Conviene protegerla con una lA?mina de horneado o papel de aluminio. Hay que controlar el proceso y sacar la pieza tras el tiempo de cocciA?n estimado, cuando las partes mA?s finas se oscurezcan ligeramente. Un olvido es esta etapa puede arruinar completamente el trabajo y ocasionar algA?n accidente, por lo que hay que extremar la precauciA?n.A? Importante, abrir el horno y dejar enfriar dentro del mismo; manipular la pieza aA?n caliente la puede deteriorar, asA? como un cambio brusco de temperatura, que puede romperla.

 

10. Pintados oA?acabados.A? En esta fase se pueden operar milagros, incluso mejorar sensiblemente una pieza que escultA?ricamente no sea un prodigio (tambiA?n al contrario). Se puede optar por pintar la pieza con una base y aA?adir varias capas de color roto, buscando un acabado mA?s “realista” (al estilo de la imaginerA?a tradicional), o aplicar un capa de pintura en spray para dar un acabado mA?s liso.A?El tratamiento dependerA? de lo que nos sugiera la naturaleza de la escultura. Los mejores resultados se obtienen con varios lavados uno sobre otro, seco sobre hA?medo.

 

 

 

Una vez que la figura estA? terminada podemos dejarla tal cual o pintarla con acrA?licos. Las resinas los aceptan muy bien. Se pueden pintar con pincel, aerA?grafos, esponjas , etc. Otro momento excelente para investigar y ser creativos. .

 

 

Hemos visto, entre otras cosas, la importancia de una buena planificaciA?n, y la adecuaciA?n del motivo a realizar a la naturaleza de la materia empleada y nuestras propias limitaciones (o pericia). Para descansar de otros proyectos mA?s complicados, retomamos el trabajo con la pasta de modelar, con la que construimos algunas figuras de pequeA?o tamaA?o (unos diez cm. de alzada) basadas en unos diseA?os fantA?sticos del artista Ange Potier, que inmediatamente captaron nuestra atenciA?n. La simplicidad de los volA?menes que configuraban las calaveritas originales de Potier (de madera pintada) las hacA?an ideales para este medio que no permite grandes detalles. El resto, unas horas de diversiA?n asegurada.

 

 

 

Tras modelar las piezas de las calaveritas las ensamblamos con ayuda de palillos de madera y dejamos secar al aire, para pintarlas posteriormente siguiendo, una vez mA?s, los afortunados diseA?os de Ange Potier, el autor de estas originales y simpA?ticas piezas que no hemos podido resistirnos a copiar conforme a nuestras posibilidades.A? No descartamos hacer alguna mA?s en un futuro prA?ximo.

 

 

Calaveritas basadas en los diseA?os originales de Ange Potier. Pasta de modelar DAS y acrA?licos.

 

 

Para terminar, les ofrecemos algunos enlaces de interA?s que hemos encontrado mientras preparA?bamos nuestra entrada, que creemos que podrA?an servir de guA?a a quienes quieran adentrarse en este laborioso pero gratificante A?mbito del modelado.A? Buena suerte y A?nimo.

 

Un proyecto sencillo que ilustra las diversas fases del modelado con Supersculpey

 

Un vA?deo con mA?sica insufrible donde un maestro del gA?nero homenajea al enorme Ray HARRYHAUSEN.

 

 

-Fuentes y vA?nculos-

(A?1 ) Plastilina, un juego de niA?os, I

(2) Los maestros del asunto, en Concept art,

( 3 Resinas polimA?ricas, las marcas mA?s usadas y sus caracterA?sticas

(4) Tutoriales (inglA?s) para iniciaciA?n en el modelado de resinas polimA?ricas

(5) Varios tutoriales completos para iniciarse enA?la construcciA?n de figuras, marionetas y otrasA?obras sencillasA?con el papel machA? http://www.papiermache.co.uk/tutorials/ y

(4) Master Blaster, foro de modelado de figuras (necesario registrarse para acceder a los contenidos de los usuarios) http://www.masterblasterfx.com/t7410-cabeza-de-craneo-de-tamano-grande-de-pasta-de-papel-mache

 

 

viernes, noviembre 30th, 2012 GENERALIS 5 Comments

Muerte, autorretrato final

 

Una talla en marfil japonesa, de la excelente colecciA?n de Richard Harris

 

A?sta es una exposiciA?n que nos hubiese gustado visitar sin duda alguna: la que recoge una amplia panorA?mica de la colecciA?n de RichardA?Harris,A?centrada exclusivamente en imA?genes yA?objetos en torno a la idea de la muerte. Lamentablemente, el circuito de esta excepcional muestraA?nos queda un poco a desmano, ya que recorre diversas localidades de los Estados Unidos,A? comenzando desde Chicago, el verano pasado. Tuvimos noticia de laA?exposiciA?nA?travA?s del blog Morbid Anatomy, que desarrollaba un estupendo apunteA?sobre el evento en el momento de su inauguraciA?n. Recoge alrededor de trescientas obras de una colecciA?n A?nica en el mundoA?consagrada a la iconografA?a de la muerte,A?reflejando nuestras complejas y a menudo contradictorias actitudes hacia la misma. Compilada porA?Richard Harris, un prA?spero anticuario de Chicago, la colecciA?n es muy heterogA?nea, contemplando obras de arte de diversa especie, grabados y pinturas, especA?menes cientA?ficos, piezas arqueolA?gicas, artesanA?a popular y objetos curiosos de medio mundo. Incluye tambiA?n estampas singulares de Durero, Rembrand o Goya (especialmente su serie sobre los Desastres de la Guerra, con una fuerte presencia de la Parca), que se exhiben junto a lA?minas anatA?micas oA?lasA?Vanitas renacentistas. TambiA?n hay cabida para el arte popular mexicano con su tradiciA?nA?del DA?a de los Muertos. Macabra, inquietante yA?cautivadora, A?esta exhibiciA?n es una de las mA?s apasionantes y completas que se hayan realizado hasta la fecha sobre la imaginerA?a del memento mori. Con el tA?tulo “Dancing towards Death” (en clara alusiA?n a las danzas de la muerte) tuvo lugar en el Figge Art Museum en Davenport (Iowa, USA) entre el 18 de septiembre de 2010A? y enero del 2011. ConfA?emos en que quizA? algA?n dA?aA?la muestra se acerque a nuestros pagos.

 

 

MA?scara tibetana de madera (siglo XIX) de la colecciA?n Harris

 

Richard Harris, el propietario de la asombrosa colecciA?n en torno al Memento mori, posa junto a algunas de sus piezas

 

 

 

 

 

Un tuboA?que muestra un aspecto de la sobrecogedora colecciA?n de Richard Harris en torno a la muerte

 

 

 

 

 

 

 

 

(1) ImA?genes de la galerA?a de la colecciA?n Harris

(2) La colecciA?n Harris, en um A?lbum de Flickr

(3) Un artA?culo sobre la colecciA?n de Richard Harris

Juguetes en extinciA?n

 

 

 

 

Dodo, deA?la serie Last toys. Imagen propiedad de Alburno

 

 

De pequeA?os crecimos rodeados deA? juegos y juguetes, que nos maravillaban, como a todos los niA?os que han tenido el privilegio y la suerteA?de crecer lejos del infortunio.A?Con la madurez , nuestro entusiasmo no solo noA?ha menguado, sino que crece y se enriquece cada dA?aA?con una visiA?n mA?s amplia de estas pequeA?as obras de arte. Desde hace unos aA?os hemos observado un auge del llamado Toy Art, “juguete de autor”, que dista de ser un fenA?meno nuevo; basten los ejemplos de JoaquA?nA?Torres GarcA?a (su famosa serie Aladdin)A?oA?Lionel Feininger para confirmar queA? este A?mbito de la creaciA?n no ha sido ajeno a la intervenciA?n anecdA?tica (Picass0) o programA?itica de grandes artistas; el fenomenal volumen La Infancia de las Vanguardias , de Enrique Bordes, abunda en ejemplos magnA?ficos que ilustranA?estas cuestiones .A? Los artA?fices deA?Alburno nos brindan esta curiosa colecciA?n de juguetes de madera de exquisito diseA?o que fabrican en su estudio en Italia. Los han denominado LAST TOYS, ya que han sido concebidos paraA?aleccionar a los niA?os, sus destinatarios ideales, sobre la extinciA?n de criaturas que han desaparecido o estA?n a punto de hacerloA?debido a una inapropiadaA?gestiA?n humana de los recursos naturales o, en ocasiones, unA?comportamiento directamente criminal.A? Las tA?cnicas tradicionales de carpinterA?aA?dan vida a tres ilustres del FisiA?logo, animales extraordinarios que se caracterizaron por sus nombres y formas singulares. MA?s en nuestros enlaces y en la pA?gina de Alburno.

 

 

-Fuentes y vA?nculos-

(1) Toy Art en toyartgallery

(2) Last toys, en Alburno

(3) Los vimos en Gblog

(4) MA?s juguetes sorprendentes en http://www.adesignaward.com/design.php?ID=22483

 

 

 

miércoles, noviembre 14th, 2012 GENERALIS 4 Comments

CiclA?peo Crumb

En El PaA?s de hace un par de dA?as consagran una pA?gina a Robert Crumb, gigante del cA?mic underground norteamericano, de cuya obra, ingente como pocas, van a editar una nueva compilaciA?n ciclA?pea (mA?s de tres mil pA?ginas) al mA?dico precio de 1500 euros, una cifra apropiadA?sima para el bolsillo medio del aficionado a los tebeos o, ya puestos, a las artes plA?sticas. Imaginamos que se tratarA? de una ediciA?n de lujo para paladares exquisistos y prA?speros coleccionistas.

Del talento de Crumb ya no cabe dudar, y se ofrece natural y evidente en su web oficial (1) . NosA?llaman la atenciA?n particularmente en el reportaje Los tesoros escondidos de R.Crumb, al que nos referimos,A?unas palabras del artista, a modo deA?reflexiA?n cercana al “canto del cisne” sobre su vida y su obra: “Dibujar sigue siendo mi sustento, pero no el el corazA?n de mi identidad”. A nosotros, ademA?s de su talento y sus profundas reflexiones sobre el arte y sobre sA? mismo, nos resultan especialmente curiosas sus obsesionesA?con los problemas con las mujeres, que ocupan buena parte de su producciA?n mA?s tA?pica.

 

 

 

 

El doctor Crumb, en este tubo, explica el conocido efecto “judA?a” para ilustrar algunosA?conceptos sutilesA?de la anatomA?a femenina.

 

 

-Fuentes y vA?nculos-

(1) Los tesoros escondidos de Crumb, en el PaA?s

(2) La web oficial de Robert Crumb

 

 

 

 

 

 

 

viernes, noviembre 9th, 2012 ICONOGRAPHIA CURIOSA 5 Comments

Damien Loeb

Damien LOEB , Good afternoon, Mr. Ramer

 

 

Entre lo literario y lo fotogrA?fico estA? buena parte de la producciA?n del joven artista americano Damien Loeb (nacido en 1970)A?A?que seA?considera, como muchos otrosA?nuevos pintores, autodidacta (no sabemos si por simple hosnestidad o por dar un cierto mA?rito adicional y sospechoso a su creaciA?n). Su biografA?a,A?recogida en suA?correspondiente entrada de la insomne wikipedia, seA?ala algunos datos interesantes sobre su trayectoria, de las que recogemos su predilecciA?n, duranteA?un perA?odo concreto, por imA?genes inspiradas mA?s o menos literalmenteA?enA?el mundo del cine.

Los primeros trabajos del artista se basaban en collages configurados a partir de varias fuentes que incluA?an revistas, periA?dicos, anuncios de prensa, producciones televisivas y libros. Las pinturas resultantesA?mostraban distintasA?escenas de planificaciA?n a menudo heredera del lenguajeA?de laA?cinematografA?a, A?A?plasmadas con un realismo acentuado, compuestas aparentemente con una tA?cnica estratificada, similar a la del collage. A pesar de su realismo, los cuadros tienen una atmA?sfera onA?rica o surrealista, como si procediesen de un recuerdo vago mA?s que de un referente real. Las obras de Damien Loeb evocan, en cierto sentido, el arte de John William Waterhouse o Andrew Wyeth, con la yuxtaposiciA?n de elementos irreales conA?productos vestigialesA?de la cultura postmoderna.

 

VA?rtigo, de Damien Loeb

 

El lenguaje pictA?rico de Damien Loeb, influenciado por laA?planificaciA?n cinematogrA?fica contemporA?nea, sugiere con sutileza una historia presentada, paradA?jicamente, con asombroso realismo.

 

En La mA?quina de von Neuman (2) , definen en estos tA?rminosA?su arte: “A?Loeb plantea escenas inquietantes que recuerdan a un Eward Hopper actualizado,A? posmodernizado con el filtro del sA?ptimo arte contemporA?neo.A? SA?lo nos deja verA? una parte, sA?lo nos muestra el comienzo, un breve fragmento de la acciA?n que estA? en ciernes, creando desasosiego, insatisfacciA?n ante la expectativa de loA? que estA? por venir.”

 

Una escena de Damien Loeb que evoca tanto la Venus del espejo velazqueA?a como la HabitaciA?n de Hotel de Hopper

 

 

 

Todas las imA?genesA?A?A?A? Damien Loeb

 

-Fuentes y vA?nculos-

 

(1) La pA?gina personal del artista http://www.damianloeb.com/art/index.html

(2) MA?s sobre Damien Loeb en La mA?quina de Von Neuman http://vonneumannmachine.wordpress.com/2010/06/01/damian-loeb/

Related Posts with Thumbnails
domingo, noviembre 4th, 2012 ICONOGRAPHIA CURIOSA, LAS UVAS DE ZEUXIS 2 Comments
Buscar
 
 
“El acueducto de Segovia es de piedra” , Un turista preclaro
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

noviembre 2012
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
PLATILLOS VOLANTES Mundos en blanco y negro De mujeres y libros El horizonte de Nemo NavideA?o, nA?veo, ciclostA?tico Interior del estudio Hitos hebdomadarios, II Una A?pica del taparrabo, II ResurrecciA?n MAC BalcA?n pompeyano Break NA?veo y natalicio Hitos hebdomadarios,1 Voitekhovitch, mA?s ligero que el aire La octava maravilla del mundo (II) El culto de la calavera, II SicalA?pticas El Lobo Feroz El dirigible robado Una A?pica del taparrabo, I El cementerio de los elefantes Vecinos CHOMA?N El lA?piz arqueolA?gico Balada triste de trompeta...o de cA?mo vivir destruyA?ndose El hA?bito del arte CuestiA?n de poder Mundos remotA?simos A?Un postrecito?