Archivo de septiembre, 2012

La evoluciA?n de un icono

 

Esta obra maestra de la pintura acadA?mica francesa titulada Joven sentado junto al mar (Jeune homme assis au bord de la mer) es uno de los mA?s logrados trabajos de su autor, Jean Hippolyte FLANDRIN (1809 -1864) y una de sus composiciones mA?s cA?lebres, aun cuando pertenezca a la producciA?n mA?s temprana del artista, que tenA?a tan sA?lo veintiocho aA?os cuando la completA?. El cuadro, que responde estilA?sticamente a todos los planteamientos del desnudo acadA?micoA?de la A?poca neoclA?sica y recuerda poderosamente en este sentidoA?algunas obras de Ingres, fue pintado enA?1837A?en Roma, mientras FlandrinA?gozabaA?deA?A?su estancia en la ciudad eterna tras ganar el Prix de Rome (algo asA? como una prestigiosa beca de estudiosA?para pintores) cuatro aA?os antes, en 1832.A? La pintura fue adquirida por NapoleA?n III en 1857 siendo alabada unA?nimente por la crA?tica desde su apariciA?n.A?A partir de entoncesA?haA?llegado a serA?un autA?ntico icono, A?resultando de una influencia seminal y generando una importante cantidad de rA?plicas, mA?s o menos inspiradas, en distintos A?mbitos plA?sticos, especialmente en la fotografA?a.A?A?A?El original puede admirarse actualmente en el museo del Louvre.

La sencillezA?e inmediatezA?de la representaciA?n contribuyen quizA? intencionadamente A?a evocarA?la influencia de la escultura clA?sica. A pesar de que no hay ningA?n elemento en la biografA?a de Flandrin que sugiera la homosexualidad del autor, la temA?tica y el tratamiento del desnudo masculino en esta pinturaA?resultanA?curiosamente inspiradores paraA?elA?artista o espectadorA?gay,A?A?a juzgar por la cantidad de trabajos de este colectivoA?que se basanA?directamente enA?la imagen citada, como nos seA?alan acertadamente en este singular estudio de John Coulthart (2) que les recomendamos.

 

 

 

-Fuentes y vA?nculos-

(1) MA?s obras de Hypolite Flandrin aquA?

(2) Evolution of a Icon, en Feuilleton, la fuente original de nuestro postA?A? y la Pose recurrente , donde comprobamos la influencia del desnudo de Flandrin en el mundo gay

 

lunes, septiembre 24th, 2012 GENERALIS, ICONOGRAPHIA CURIOSA 3 Comments

El primate mediA?tico

Lo sobrenatural no es fotogA?nico. En 2012 algunos aA?n esperan una versiA?n mediA?tica del Yeti.

 

Durante estos dA?as, con el recuerdo vaporoso y lejano ya de la canA?cula, A?nos sorprende la noticia del descubrimiento de un mono de una nueva especie en los bosques de una regiA?n remota de A?frica, segA?n nos cuentan diversos noticiarios.(1) A? La apariciA?n de este primate mediA?ticoA? —que se nos antoja pariente de aquel loroA?exA?tico e inquisitivo, habitante de una singular pajarerA?a, A?que no perdA?a atenciA?n a los detalles (*)– A?ha agitado los espA?ritus de los adeptos de la criptozoologA?a, en tanto en cuanto el hallazgo parece resucitar los sueA?os de esta ciencia fronteriza que a menudo mA?s parece perseguir fantasmas que entidades reales y clasificables segA?nA?los criterios taxonA?micos en boga.

El destino de este macaco de las selvasA? africanas,A?A?nos hace recordar al celacanto, el rinoceronte indio y el okapi, ejemplares imposibles que pasaron del folckore a losA? volA?menes de la zoologA?aA? contemporA?nea. Sin embargo, los fanA?ticos del FisiA?logo aA?n suspiran por ver entre sus anaqueles especA?menes aA?n mA?s esquivos y extraA?os, viejos conocidosA? de la esfera de lo imaginario: el mokele-membA?, Ogopogo, Nessie, el Ave del Trueno, el legendario kraken.

(1) Nombrado como Cercopithecus lomamiensis en referencia al rA?o Lomani,esta especie presenta similitudes con el mono cara de bA?ho, Cercopithecus hamlyni, quien tambiA?n habita en bastas A?reas boscosas de la naciA?n africana ( )

Hombres Salvajes segA?n se describen en un antiguo documento chino

 

ElA?A?relato periodA?stico sobre elA?micoA?Iesula nos hace pensar tambiA?n en otro de los clA?sicos de la zoologA?a imposible, mucho mA?s elusivo que su primo africano reciA?n descubierto: el mA?tico Bigfoot —supuesto poblador nativo de los frondosos bosques americanos yA?figura prA?xima a la del Hombre de los Bosques, el Salvaje –wild man- de la mitologA?a universal— queA?aA?n permanece, A?desafiante en su misterio, en la zona liminar de los mapas y la imaginaciA?n popular, limbo enigmA?ticoA?y oscuroA?que, A?a pesar de los cientos de testimonios en favor de una existencia real como espA?cimen biolA?gico catalogable,A? posiblemente nunca abandone del todo.

 

Supuestas huellas del Yeti en una instantA?nea clA?sica de los archivos criptozoolA?gicos

 

 

A pesar de la proliferaciA?n de vA?deos domA?sticos que con el auge de las nuevas tecnologA?as se ha vistoA?notablemente amplificada – junto a la oleada imparableA? de “fakes” perpetrados por bromistas casuales o recalcitrantes– el caso del enigmA?tico primate, si es que se trata de tal cosa, continA?a caracterizA?ndonse principalmente por su elusividad, como dejan de manifiesto algunos de los documentos que pululan por la red. Este factorA?o aspecto elusivo, A?que comparte con el fenA?meno ufolA?gico –con el que se ha comprobado existe mA?s de un punto en comA?n, para desesperaciA?n y estupor de los criptozoA?logos de la vieja escuela– tiende a subrayar la dimensiA?n sobrenatural o directamente paranormal de todo el asunto o, si lo prefieren, su dimensiA?n simbA?lica, daimA?nicaA?o folclA?rica.

Hombre salvaje y velludo, prototipo del Hombre de los Bosques, quemado vivo en esta imagen de un tratado medieval.

Abajo, una escena de lucha entre un caballero y un Homo Sylvaticus, prototipo del Bigfoot y otras criaturas imposibles de la criptozoologA?a, segA?n algunos autores.

El padre de la criptozoologA?a, el doctor Bernard Heuvelmans, se esforzaba en ver los mitos del Salvaje europeo como formas del imaginario popular y afirmaba que aquA?llos apuntan de modo inequA?voco hacia la existencia de una criatura desconocida, real y tangible,A?deA?un homA?nidoA? cercano al Hombre de Neanderthal,A?A?en diversas regiones europeas y asiA?ticas, incluso en la actualidad.A? Otros autores, provenientes de A?mbitos diferentes al de la ciencia, proponen, contemplando el lado paranormal del motivo del Hombre de los bosques, que estamos ante la presencia de un daimon, una entidad mA?sA?cercana a elfos,A? sA?tiros, caballos de agua o ufonautas que a cualquier espA?cimen digno de un museo o una colecciA?n zoolA?gica. El contenido de algunos de los tubos que les mostramos, falsos o genuinos, dan testimonio sobre todo de esta vertiente fantA?sticaA?, sobrenatural y elusiva del hombre de los Bosques.

El vA?deo de Hoffman

En 1994,A? Paul Freeman supuestamente captura en un vA?deo a la esquiva criatura.A? El clipA?fue tomado en el estado de Washington y muestraA?un pretendido ejemplar de bigfoot caminando frente a la cA?mara. El animal mira a la cA?mara y desaparece entre la vegetaciA?n. MA?s tarde,A?en otro momento, una segunda criatura se ve durante un par de segundos ocultA?ndose tras un A?rbol. AlgunosA?quieren ver a un ejemplar adulto sosteniendo una crA?a. El tamaA?o y la apariencia de los animales que supuestamente aparecen en el vA?deo son reminiscentes de la criatura queA?mostrabaA?la cA?lebre pelA?cula de Patterson.

Dicen que el vA?deo de East Texas woodpile thermal podrA?a ser una de los mejoresw testimonios cinematogrA?ficos de la existencia del sasquacht. Su autor, Christopher Noel, se interesA? en una serie de encuentros con estas critaturas en una propiedad al este de Texas. En 2008, varios avistamientos tuvieron lugar en este lugar y Noel decidiA? visitar el A?rea. Una tarde hizo una gran hoguera esperando captar la atenciA?n de la criatura. Supuetamente, varios vA?deos precedentes han indicado que el animal muestra interA?s por grandes fuegos y actividad ruidosa.

Algonquin Park Bigfoot

El bigfoot en un vA?deo captado accidentalmente, A?exhibiendo su caracterA?stico “salto mA?gico” segA?n diversos testimonios

El vA?deo de 2007A? en Estes Park Colorado, tomado con un mA?vil

Este tubo muestra un sasquatch filmado casualmente en alguna regiA?n de Siberia. El anA?lisis cuidadoso de la imagen procede del sitio Top 20 Bigfoot sightings, de donde procede la mayor parte de los vA?deos que mostramos.

-Fuentes y vA?nculos-

 

(1) ElA?Iesula, nuevo mono africano, el El PaA?s

(2) Un foro sobre homA?nidos imposibles, acA? (en francA?s)

(3) Representaciones artA?sticas del esquivo Homo Pongoides, basadas en testimonios y descripciones.

(4) Un anA?lisis de los vA?deos mostrados y algunos otros en los que aparece un supuesto Bigfoot, en este otro sitio (inglA?s) Top 20 Bigfoot sightings

(5) El relato de un encuentro terrorA?fico con un Hombre de los Bosques en 1895, en Maine

(6) The greatest Bigfoot footage of all time is the Patterson-Gimlin film.A?A? Uno de los A?ltimos vA?deos filmados, en Ketchikan, Alaska, aquA?.

(7) Homo sylvaticus, en viajes con mi tA?a

(8) MA?s vA?deos analizados en Bigfoot finder, your source to find the real Bigfoot

(9) Janet y Colin Bord pusieron de manifiesto la extraA?a conexiA?n entre el fenA?meno Ufo y el bigfoot en una de sus obras. MA?s sobre esta singular relaciA?n aquA?.

(10) Cazadores de gamusinos: un artA?culo que ve conA?sorna y escepticismo el mundo de la criptozoologA?a.

martes, septiembre 18th, 2012 EL FISILOGO, GENERALIS 2 Comments

Persiguiendo fantasmas

El erudito y escritor Montague Rhodes James

Montague Rhodes James (Goodnestone, agosto de 1862 – Eton,A?junio de A?1936) cultivA? con gran fortuna,A?quizA? a su pesar, uno de los mA?s difA?ciles gA?neros de la literatura, el relato de fantasmas. A?Anticuario y medievalista reputado, hoy sin embargo es mA?s conocidoA?por su contribuciA?nA?a la literatura fantA?stica, ejercicio que practicaba exclusivamente como divertimento y queA?le proporcionaba un contrapunto excelente a suA?laborA?de erudito.

 

IlustraciA?n de Paul Lowe’s Illustration para el relato deA? James’ ‘The Uncommon Prayer Book’A? (Un insA?lito libro de oraciones)

Fascinado por el horror y lo sobrenatural, fue unA?admirador sincero y defensor a ultranza de las historias de misterio del escritor irlandA?s Joseph T.A?Sheridan LeFanu –a quien Rhodes consideraba en el gA?nero superior al mismA?simo Edgar Poe, como dijo en el prA?logo de su prefacio de El fantasma de la seA?ora Crowl, una compilaciA?n de las obras de este autor queA?se ocupA? de rescatar yA?editar cuidadosamente, contribuyendo a rescatar de un injusto olvido a Le Fanu y darle la fama de la que goza aA?n hoy dA?a. Los cuentos de Montague Rhodes James, por su parte,A? fueron publicadosA? en revistas especializadas y magazines de la A?poca, como la CambridgeA? Review .

(Fotograma de La noche del demonio, de Jacques Tourneur, inspirada en el relato El Maleficio de las Runas, de M.r. James)

Buena parte de los aciertos de la obra de James radica en su atmA?sfera realista, de la que pronto surge, velada y amenazadoramente, el elemento inquietante o sobrenatural. Para dotar de este realismo y ambiente familiar a sus relatos, no dudA? en cargarlos de elementos que extrajo de su propia experiencia vital. AsA? no es difA?cil encontrar a sus protagonistas en tareas de erudiciA?n y bA?squeda arqueolA?gica o paleogrA?fica que no eran desconocidas en absolutos para Rhodes James, entre cuyos intereses y aficiones cabA?a mencionar desde la arqueologA?a (llegA? a ser miembro del departamento de arqueologA?a del museo Fitzwilliam, como arqueA?logo viajA? hasta Chipre, para participar en excavaciones–A? hasta la paleografA?a (catalogA? muchas de las colecciones manuscritas de Cambridge, una tarea que le llevA? 40 aA?os completar. ” AsA?mismo, gustaba de ambientar sus relatos en lugares y entornos que conocA?a igualmente de primera mano: “Su infancia transcurriA? entre altas y tupidas bibliotecas repletas de libros antiguos, en su mayorA?a textos religiosos, en el condado de Kent, donde naciA? en 1862. Su vida fue la de un anticuario preocupado por la continua investigaciA?n del pasado, entre viejos manuscritos, clases y reuniones docentes, visitas a antiguas ruinas, bibliotecas polvorientas e iglesias dejadas de la mano de Dios. No contrajo nunca matrimonio ni tuvo hijos. La universidad, Eton, y los libros constituyeron toda su existencia. Fue medievalista de prestigio contrastado, lingA?ista y estudioso bA?blico.”A? (2) Esta predilecciA?nA?por lugares y entornos relacionados con sus aficiones permean todos sus escritos, yA? su entusiasmo al describirlos resulta contagioso y uno de los mayores encantos de la lectura de los mismos.

El autor enfrascado en una de sus pasiones: la lectura

“Su inquietud por descubrir textos y elementos de la antigA?edad permitiA? que descubriera, en la capilla de Eton, un mural del siglo XV y que reconstruyera, con el mismo estilo que los originales, los vitrales del King’s College. RecuperA? gran cantidad de manuscritos y documentos antiguos que fue publicando entre los a?os 1895 y 1932. En 1924 publicA? ApA?crifos Neotestamentarios, un material imprescindible para los investigadores de los orA?genes del cristianismo. Su constante labor fue reconocida por los diferentes cargos queA? ocupA? como acadA?mico y docente (…) (1)

Sus cuentos de terror destacan por el desarrollo de efectos sutiles enmarcados en una atmA?sfera de inquietud y zozobra, a menudo en un contexto de trivialidad y sentido comA?n que sirven de contrapunto y contraste. Nunca se echa en falta cierto escepticismo, la pincelada exacta de ironA?a y humor, asA? como el trasfondo de una gran cultura erudita. Fue, y sigue siendo, uno de los maestros del relato corto de fantasmas, A?nico gA?nero no acadA?mico en el que ejerciA? la creaciA?n. (2)”

IlustraciA?n de Paul Lowe para el libro de James’ ‘The Uncommon Prayer Book’

 

Rhodes James se distanciA? ligeramente del estilo de la novela gA?ticaA?tradicional para desarrollar una nueva tipologA?a del relato de fantasmas, donde los espectros estA?n mA?s cerca a menudo de los horroresA?inefables de la fantasA?a de Lovecraft que de los aparecidos A?yA?quejumbrosas almasA?en penaA?a las que nos acostumbraba el gA?nero. Parte del encanto indudableA?de sus creaciones radica en su portentosa capacidad de evocaciA?n,A?ya queA?el escritor era insuperable a la hora deA?sugerir lo terrorA?fico para invocarlo “partiendo sutilmente del centro mismo de la vida diaria” (3) ; para ello no dudaba en componer sus relatos, como hemos dicho, ambientA?ndolos entre los oscuros anaqueles A?de una biblioteca universitaria, o situA?ndolos en la suave tiniebla de una iglesia centenaria o entre las ruinasA?de una emplazamiento templario, lugares donde pasA? como erudito buena parte de sus dA?as y que resultaban de una gran familiaridad, que lograba transmitir con eficaciaA?a todos sus cuentos.

Sus protagonistas con frecuencia se enfrascan en la bA?squeda de manuscritos en lA?gubres bibliotecas o en diversas pesquisas arqueolA?gicas, labores a las que el propio autor dedicA? la mayor parte de su tiempo y que conocA?a a la perfecciA?n. Los personajes de sus relatosA? eran investigadores, arqueA?logos, bibliotecarios –A?como el propio autor–. A?De igual modo, para contribuir eficazmente a la construcciA?n de una atmA?sfera apropiada para el desarrollo de lo sobrenatural, Rhodes James se servA?a de escenarios reales como base para la ambientaciA?n de sus relatos de fantasmas.

Saint Bertrand de Comminges, encaramada en la colina, A?en una postal de finales del siglo XIX

Por ejemplo, centrA? la acciA?n de su cuento El manuscrito del canA?nigo Alberico en la iglesia de St. Bertrand de Comminges (A?** ) en 1883, cuando este pueblecito parecA?a hundirse en el mA?s completo abandono y mostraba unaA?atmA?sferaA?lA?gubreA?que lo hacA?an un lugar ideal para una deA?susA?inquietantesA?historias.

El propio autor se manifestaba asA? , en el prefacio de una ediciciA?n de sus Cuentos completos de fantasmas, sobre esta singular evocaciA?n de ubicaciones reales como escenarios para sus fantA?sticas creaciones: “los lugares son de inspiraciA?n diversa; si alguien siente curiosidad por mis escenarios locales que tome nota de que St. Bertrand de Comminges y Viborg son localidades reales; en Silba y AcudirA? tenA?a en el pensamiento el pueblo de Felistowe; en Una historia escolar, Temple Grove, en East Sheen; en El Tratato Middoth, la biblioteca de la Universidad de Cambridge; en El cercado de Martin, Sampord Courtenay -Devon-; que las catedrales de Barchester y Southmister son una mezcla de Canterbury, Salisbury y Hereford; que Herefordshire es el escenario imaginado de Panorama desde una colina; y el Seaburg de Un aviso a los Curiosos es Aldeburgh, Suffolk. ”

J.William Turner, ruinas de la catedral de Hereford

 

En estas palabras nos basamos para sugerirlesA?una singular ruta de lo sobrenatural y lo espectral, de la mano proverbial e inspirada de Montague Rhodes James. Si disponen de unas semanas de asuetoA? en septiembre u octubre, pueden acercarse hasta estos lugares para pasear por las playas solitarias de remotos pueblos costeros, visitar ruinas y monumentos antiguos, refugiarse de las primeras lluvias del otoA?o en alguna viejaA?iglesia y, por quA? no, perseguir fantasmas.

 

 

Saint Bertrand de Comminges, el A?rgano de la Catedral en una postal del siglo XIX

 

 

Varias estampas de Saint Bertrand de Comminges, otro de los emplazamientos reales que sirven de marco a los horrores imaginados por M.R. James

 

 

Viborg, a principios de siglo.

 

Viborg, otra de las localidades portuarias que sirviA? de inspiraciA?n a M.R. James

 

 

 

La costa de Felistowe. Imagen de Matthew Fiddler

 

 

La costa de Felistowe sirve de marco a la historia titulada Silba y acudirA?

 

 

 

Temple Grove School en un grabado antiguo

 

 

Temple Grove , East Sheen, escenario del inquietante relato “Una historia escolar” , que guarda no pocas similitudes con El Pozo, de W.W.Jacobs

 

 

 

Biblioteca de la Universidad de Cambridge, donde podrA?a ambientarse la acciA?n de El tratado Middoth tal y como la concebA?a M.R. James.A?Imagen de Vintage Postcards

 

 

 

Sampford Courtneay, Devon, en una foto de Sheepdog Rex

 

 

ELA?recuerdo de Sampford Courtenay, Devon, planea sobre algunos de mA?s alucinantes relatos de M.R.James. Imagen de Yonderhill

 

 

 

Abbey Dore, en el entorno de Herefordshire

 

 

Largas caminatas por los campos de Herefordshire, entre ruinas y cementerios como A?ste, inspiraron Panorama desde una colina y otros relatos fantasmagA?ricos de M.R James

 

 

 

Seaburg, uno de los ficticios pueblos costeros de los relatos de M.R.A?James, se inspira en A?(Aldeburgh, Suffolk), foto de James Fletcher

Aldeburgh, Suffolk, en una postal de principios de siglo.

 

 

 

 

Interior de la Catedral de Canterbury, en una vieja estampa.

 

 

Las catedrales de Canterbury Salisbury y Hereford sirvieron de base para las catedrales de Barchester y Southminster soA?adas por M.R. James

 

 

Catedral de Hereford

 

Brass of John Stockton, mayor of Hereford, dated to 1480.

El final del viaje, Eton. AquA?A?A?falleciA? el maestro en 1936,A? el lugar donde habA?a ejercido la mayorA?a de
sus actividades.

 

 

Un tubo basado en una de las terrorA?ficas historias de M.R.James

 

-Notas, fuentes y vA?nculos-

 

(**) Ya hablamos de Saint Bertrand de Comminges a propA?sito del cocodrilo disecado dispuesto en uno de los muros de su iglesia que jalonaba nuestra particular

(1) BiografA?a y algunas de las obras mA?s cA?lebres de Mr. Rhodes James online

(2) La biografA?a de Montague Rhodes James en wikipedia y en Lovecraftweb

(3) Ilustraciones de Paul Lowe para algunos de los cuentos de M. Rhodes James

(4) ColecciA?n de adaptaciones televisivas (en inglA?s) de algunas de las obras de Rhodes James en DVD.A? VersiA?nA?en formato televisivo de algunas de las obras de M.R.JamesA?A? A? Robert Lloyd Parry 2006-2012 http://www.nunkie.co.uk/dvd.html MA?s en A Warning to the curious

(5)A? Una reseA?a de La Noche del Demonio, de Jacques Tourneur, inspirada libremente en el relato de M.R.James El maleficio de las runas

(6) Portadas de Ghost and scholars archive

(7) A?Gothic Horror Stories, The Mezzotint, de M.R. James . Y otros lugares para lo sobrenatural y lo espectral.

(8)A? Un autor sigue la pista de uno de los relatos del erudito Montague Rhodes James, ambientando precisamente en Saint Bertrand de Comminges.

* Los soberbios cuentos de fantasmas de Montague Rhodes james constituyen, aA?o tras aA?o y de modo casi ritual, una de nuestras citas inexcusables con la lectura veraniega.

(9) A?A podcast to the curious . Temple Grove, la localizaciA?n para la historia SucediA? en un pensionado.

 

Related Posts with Thumbnails
miércoles, septiembre 5th, 2012 LA X MARCA EL LUGAR, MIS FAVORES TERRORITOS 5 Comments
Buscar
 
 
“El amor slo se da entre personas virtuosas” , Aristteles
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

septiembre 2012
L M X J V S D
« Jul   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
PLATILLOS VOLANTES Mundos en blanco y negro De mujeres y libros El horizonte de Nemo NavideA?o, nA?veo, ciclostA?tico Interior del estudio Hitos hebdomadarios, II Una A?pica del taparrabo, II ResurrecciA?n MAC BalcA?n pompeyano Break NA?veo y natalicio Hitos hebdomadarios,1 Voitekhovitch, mA?s ligero que el aire La octava maravilla del mundo (II) El culto de la calavera, II SicalA?pticas El Lobo Feroz El dirigible robado Una A?pica del taparrabo, I El cementerio de los elefantes Vecinos CHOMA?N El lA?piz arqueolA?gico Balada triste de trompeta...o de cA?mo vivir destruyA?ndose El hA?bito del arte CuestiA?n de poder Mundos remotA?simos A?Un postrecito?