Archivo de junio, 2011

Cuando yo era rica

Hasta la llegada de los marcianitos, la calle y el cuerpo propio –y el ajeno– eran los vehA?culos y escenarios suficientes para todo tipo de juegos extraordinarios. En la imagen, los chavales jugando a “mosca” (asA? se llamaba por nuestros pagos).

 

Cuando el mundo del adulto nos amenazaA?con su fragor monA?tono, suA?discursoA?machacA?n y profundamente vulgar,A?de hipotecas y pasteleoA?hipA?crita,A?minando con el consabido tedium vitae nuestra vida diaria, aA?n es posible para el A?nimo imperturbableA?A?navegar mar adentro, hasta esa isla llamada infancia, refugio de tormentas y lugar para el solaz y el recreo. Sorteados hA?bilmente los escollos de la nostalgia –sA?gno inequA?voco del memento mori– y la inevitable reflexiA?nA?sobre el inexorable paso del tiempo,A?subiremos en esta prodigiosa mA?quina del tiempo en pos de aquel paraA?so en miniaturaA? de la mano de pequeA?osA?recuerdos e imA?genes fugaces, ahora prA?stinos y cercanos gracias a la magia de la red y los desvelos de esplA?ndidos internautas. La visiA?n de estosA?objetos y estampas aA?ejas es una acitividad recomendable a ratos; empaA?arA? los ojos de algunos, inflamarA? el corazA?n de otros conA? el aroma inconfundible de la ilusiA?n recobrada.A? Hasta aquA? he traA?do–como muestra un botA?n– A?algunos tesoros de nuestro viaje a ese tiempo extraordinario, los tesoros de cuando yo era rica; quizA? ustedes encuentren entre ellos el mismo instanteA? pasado que fue un dA?a el A?nico presente, el mismo juguete que sirviA? en su dA?a para ayudarnos a coronar la cima deA?esa esquiva montaA?aA?llamada felicidad.

 

 

 

La llave roja de arranque del Autocross. Un vehA?culo como pocos para un viaje inolvidable

El autocross, la mejor forma de aprender a deambular ritualmente alrededor de un centro de gravedad permanente. Vueltas y mA?s vueltas alrededor del nA?cleo, donde esperaba pacientemente un surtidor (de gasolina).

 

 

Las pistolitas de “mistos”. A?Esta Luger, con llavero incorporado en algunos modelos, hacA?a furor en el barrio

 

Menos sofisticada, tecnolA?gicamente precaria, pero no por ello menos divertida: la pistola de corcho (tambiA?n en versiA?n rifle).

 

La estrella del armamento casero: la pistola-globo. Para tirar piedrecitas y granos de maA?z. TecnologA?a precaria, pero eficacA?sima. El diseA?o conocerA?a varias fases de sofisticaciA?nA?de las mA?sA?rudimentarias a las manieristas

 

A veces, hasta ir a la escuela era divertido. BolA?grafos de Mortadelo y FilemA?n

 

 

(Monta-man, menudo superhombre por cinco duros)

 

El mA?dulo lunar de Montaplex.

 

 

Los ejA?rcitos de Montaplex. FantA?sticos sobres de soldaditos, de los que llegA?bamos a tener suficientes efectivos como para invadir Polonia.

 

” El mecanismo del Montaplex era muy sencillo, un sobre sorpresa magnificamenteA? ilustrado que contenA?a generalmente lo que decA?a el sobre, salvo los sobresA? sorpresa “Monstruos”A? y desde luego queA? resultaron ser sorpresa… Los juguetes incluidos en los Montaplex deA? Terror solA?an ser el antifaz de DrA?cula, un par de sendos esqueletos sinA? demasiada sofisticaciA?n, unos colmillos postizos y un hA?brido monstruoso entreA? Frankenstein y un gorila con cuerpo rojo y cabeza verde, todo ello deA? plA?stico. (…) ” (n)

 

 

Cultivando adicciones y compulsiones varias: los legendarios pastelitos de CropA?n y sus fabulosos regalos. Nuestro favorito, el MegatA?n.

 

 

LasA?mA?ticasA?gafas 3d de CropA?n (imagen de TodocolecciA?n.net)

 

Un librillo obsequio A?de CropA?n con las imA?genes en tintas rojo y azul,A? para ver con las gafas especiales 3d, queA? dotaban de “movimiento” y tridimensionalidadA? a la escena (una vez mA?s, los monstruos asoman por doquier)

 

El A?lbum de cromos de Mazinger Z.A?Los empezamos todos, pero no conseguimos completar ni uno solo, ni el de la Abeja Maya. Eso sA?, pegA?bamos con pegamento o goma arA?biga, nada de harina y agua, el mA?todo de los mA?s heterodoxos que convertA?a el A?lbum en un autA?ntico “incunable”.

 

Nuestros primeros pasos como adictos al chocolate, de la mano de nuestro dulce preferido: el TigretA?n. Se cree que el relleno de crema del pastelitoA? era posiblemente un invento del profesor Franz de Copenhage, porque aA?n no ha sido superado

 

Las figuritas de los pastelitos. Todo un clA?sico que propiciaba horas de juego y diversiA?n garantizados.

A?ste monstruo de Dunkin, basado en la criatura de La noche del Demonio, de Jacques Tourneur, era uno de nuestros mA?s preciados muA?equitos de plA?stico. Han pasado treinta y cinco aA?os desde que los perdimos de vista, pero la fascinaciA?n que sentimos al volver a contemplarlos permanece.

Los monstruos de los chicles Dunkin (primero) y las patatas Matutano (mA?s tarde, hacia los ochenta).A? Vean, arriba, un impagable hA?brido entre el Abominable Snowman y el Hombre Lobo de la Universal. Abajo, la colecciA?n completa de muA?equitos.

Los muA?equitos de Matutano. Pastelitos, chicles yA? bolsas de patatas fritas eran A?vidamente engullidos en busca del mirA?fico regalo sorpresa.

 

El banco de Exin West, con algunos de sus muA?equitos; A?junto con Exin Castillos, dos de los grandes de los juegos de construcciA?n. Por cortesA?a de El cuartA?n del juguete

 

 

Los inventos del TBO, el profesor Franz de Copenhage, Josechu el Vasco, la Familia Ulises y los extraordinarios dibujos de Coll, miembros queridA?simos, junto a otros muchos,A?de nuestra entraA?able familia.

 

Portada del antiguo DDT, con una aventura de Zipi y Zape.

Ah, quA? tardes fabulosas, con los tebeos. Pulgarcito, Tio Vivo, DDT, Super Mortadelo… Nos gustaba especialmente la lA?nea cafre y gamberra de Segura o VA?zquez.: “los seA?ores de AlcorcA?n, y el holgazA?n de PepA?n”, “Rigoberto Picaporte, solterA?n de mucho porte”, etc. etc. A?De aquellos tebeosA?procede sin duda nuestra predilecciA?nA?por el ripio.

 

A los calquitos, con los que pasA?bamos –ensimismados– las interminables horas de la siesta en los calurosos veranos ,A?debemos quizA?A?nuestra aficiA?n por el dibujo abigarrado y las composiciones tipo pastiche, con predominio del horror vacui. Uno de los juegos que he recordado siempre con mA?s cariA?o

 

Teleskech; el arte de la ortogonalidad. Por primera vez experimentamos el misterio sacrosanto del sacrificio y destrucciA?n de lo creado.A? Al agitar se borraba la pizarra mA?gica) Gracias al desesperante teleskech, nuestra temprana aficiA?n por el dibujo estuvo a punto de ser condenada. Diagonales, lA?neas orgA?nicas y espontaneidad eran los tropezaderos en este terrible juguete.

 

 

El tragabolas, un engendro que fueA? regalo estrella de unos Reyes del pleistoceno. Mi madre y sus amigas, ya talluditas,A? echaron mA?s de una sobremesa de risas con el escandaloso juguetito.

 

Antes que Garci, antes que el ciclo de Harold Lloyd y Buster Keaton, era el tiempo del cine sin fin : el mA?ticoA?Cineexin, la literna mA?gica de color imposible

 

Desde siempre, los monstruos han formado parte indisoluble de nuestra personalidad. A?stos de arriba, de coloresA?psicodA?licos e ingenioso diseA?o basadoA?libremente en los caracteres de la Universal, A?eran los reyes de nuestra cA?mara de las maravillas infantil: todos se recogA?an parsimoniosamenteA?en un bombo de detergente “ColA?n” y se desparramaban entusiA?sticamente a la hora de jugar, sobre una manta dispuesta con elegancia ritual en el suelo de la cocina o el salA?n de la casa).

Una crisis de paperas nos llevA? a la cama durante unos dA?as, y hasta allA? llegA? un ejemplar de Famous Monsters,A?A?exactamente como A?ste (!) A esta doble pA?gina con un imaginativo horA?scopo debemos buena parte de nuestra pasiA?n obsesiva por losA?monstruos.

Monstruos y prodigios, por primera vez asociados en uno de nuestros mA?s codiciados tesoros de la infancia.A?A?La lecturaA?apasionada y repetida de estos libritos contribuyA?A?no poco a perfilar nuestra personalidad y a burilar nuestraA?quasi obsesiva fijaciA?n con lo maravilloso y lo fantA?stico.A?La colecciA?n completa incluA?a dos volA?menes mA?s, sobre Fantasmas y Platillos Volantes. VA?anlos escaneados, completos, aquA?.A?A?(Gracias, Liliana, por facilitarnos este enlace.)

 

Gorilas, dinosaurios, monstruosA? y tiburones, las criaturas dilectas de nuestra infancia. AquA?, el gorila de Big Jim, de Mattel (Congost),uno de los reyes del cuarto de los juguetes

 

Un Pluto como A?ste ocupA? un lugar de honor en la mesita de noche de un servidor un buen puA?ado de aA?os, hasta que hubo de ser jubilado. Pobrecito

Mucho antes del Jurasico de Spierlberg, los inefables e imposibles dinosaurios de goma campabanA? como estrellas indistcutibles de nuestras aventurasA? infantiles.A?Placer y orgullo inenarrables el aprender aquellos nombres misteriosos y a menudo impronuncialbles, como un mantra tibetano: parasaurolophus, ramphorynchus, archaeopterix, dimetrodon. Ahora hacen furor en el genial blog del Paleofreak.

 

(Nuestro favorito de entre los artA?culos de coA?a: los dientes de monstruo. AtenciA?n al DrA?cula patrio, mA?s propio de un personaje de los Santos Inocentes de Delibes que de las remotas regiones de Transilvania)

 

TarzA?n,protagonista absolutoA?de la siempre exttraordinariaA?SesiA?n de Tarde de cine y tambiA?n estrella de los sobres de soldaditos de a duro

 

Los singles del pick-up de A?papA?, que siempre fue un moderno,A?amenizaban algunas de las eternas sobremesas del verano, poniendo banda sonora –acordes pianA?simos, of course– al sacrosanto y caluroso momentoA?de la siesta.

 

El walkman revolucionarA?a nuestro modo de acercarnos a la mA?sica. Nuestro primer walkman, un Sanyo que aA?n conservamos. Para calibrar su sonido, un par de cintas memorables: Magnetic Fields, de Jean Michel Jarre, y Eye in the Sky, de Alan Parsons Project. Oro molido.

Jean Michel Jarre. Una cinta original de Los Campos magnA?ticos. La prueba de fuego para un walkman reciA?n adquirido

 

No todo eran juguetes y cachivaches.A? A veces eran las canciones las que dejaban un recuerdo imborrable. Como muestra un botA?n. Este Paseando por la Mezquita, de Medina Azahara, sonaba una lejana tarde noche de 1979 en la terraza de albero de un cine de verano de cuyo nombre no puedo acordarme. Pero pudo haber sido ayer mismo.

 

-Fuentes y vA?nculos-

 

(1) MA?s objetos maravillosos yA? recuerdos impagables de la infancia en El Kioskero del antitaz

(2) Papel y plA?stico 3, revisadoA? en Aquella Maravillosa infancia

(3) Los payasos de la tele y otros momentos estelares en DA?as de viejo color

(4) La llegadaA?del walkman y otrosA?eventos gloriosos en Cuando era chamo

(5) Pistolas de juguete, petardos, bombas fA?tidas A?y muchas mA?s cosas en el blog de Ernestoide

(6) MA?s juguetes de los setenta y ochenta en Por el poder de Grayskull.com

/7) Tebeos antiguos a cascoporro, por aquA?.

(n) MA?s juguetes, juegos y fantasA?as animadas de cuando yo era rica en futuras entradas, DM.

 

lunes, junio 27th, 2011 CUANDO YO ERA RICA, GENERALIS 23 Comments

Status Quo.

A?

“Status Quo surgiA? de la base de un grupo beat llamado The Spectres, fundado en 1962. El grupo de dedicaba a dar conciertos por locales de Londres y llegaron a publicar algunos sencillos. En 1967 los Spectres se rebautizaron como los Status Quo y se pasan a la psicodelia. Tras publicar algunos trabajos con resultados dispares, en 1970 los Status Quo se redefinen. Mudan las ropas psicodA?licas por los mA?s habituales tejanos y se convierten en una banda de rock y boogie, con un espectacular sonido de guitarra.”(1)

A?

A?

“A lo largo de los siguientes aA?os, losA?Status Quo enlazarA?an A?xito tras A?xito. Albumes como “Piledriver”, “Hello”, “Quo”, “On the Level” o “Blue for You” llegaron a los primeros puestos de las listas. En su paA?s, los Status Quo se convertirA?an en autA?nticos A?dolos.”(1)

A?

A?

“En la dA?cada de los ochenta, Status Quo siguiA? situado en lo mA?s alto, en lo que se refiere al aprecio del pA?blico. Y ello a pesar de los cambios habidos en la formaciA?n, que no impidieron que el grupo siguiera en la misma lA?nea musical que llevaba hasta ahora.A?Una de las bazas mA?s importantes del grupo ha sido el A?mpetu y la energA?a demostrada por Status Quo sobre los escenarios en sus conciertos en directo.”(1)

A?

A?

Con todos ustedes una selecciA?n de canciones, gracias al tiburA?n musical, para que no paren de mover el astrA?galo y el foramen magno. Nos ha sido imposible elegir menos, y muchas se han quedado en el tintero. Acudan a los enlaces para encontrar horas y horas de genuino sonido de poderosas guitarras que desafA?an el paso de las dA?cadas. En verdad estos “jA?venes” son prA?cticamente incombustibles.

A?

A?

Y ahora toda la fuerza del directo; mamA? yo quiero estar en uno de estos conciertos.

A?

Whatever you want, pura fuerza en 2007.
Caroline, en vivo, 1992.
What you’re proposing, live 1984.
The wanderer, montreaux jazz, 2009.
Somthing’bout you I like, en estA?tica videoclip.
A mess of blues, top of the pops, 1983.
Dear John, 1982.
Lies, vivo en 1980.
Lucille, a ver quiA?n puede estar quieto.
Marguerita time, clip de cuando yo era rica.
In the army now, a coro.
Ol’ rag blues, 1983.
Rock n’ roll, top of the pops, 1981.
Rockin’ all over the world, con 120000 personas de coro, ahA?, RamoncA?n.
Gerdundula, un extra de cuatro virtuosos, no se lo pierdan hasta el final.

A?

A?

– Notas, fuentes y vA?nculos -.

A?

(1) Por cortesA?a de todomusica, pues eso, whatever you want de los Status Quo. Todos los discos y vA?deos que puedan imaginar.
(2)A?PA?gina oficial.
(3) MA?s en lastfm.
(4) Fans en EspaA?a.
(5) Wikipedia.

A?

A?

 

viernes, junio 24th, 2011 MSICA RATONERA, TRANTOR 4 Comments

Palo cero Palo

 

 

a??Una vez me preguntaste lo que habA?a en la HabitaciA?n 101. Te dije que ya sabA?as la respuesta. Todos lo saben. Lo que hay en la habitaciA?n 101 es lo peor del mundoa??

George ORWELL, 1984

 

 

 

En el caso que hoy nos ocupa, inspirado por la cercanA?a de las fiestas solsticiales de San Juan, serA?n objeto de un sucinto anA?lisis conspiranoicoA?las similitudes de varias expresiones diferentes que van desde la cifra 101 al logotipoA? IOI y al sA?mbolo masA?nico-hermA?tico de las llamadasA?precisamenteA?paralelas de San Juan. En estos minA?sculos paralelismos entre cosas peregrinas se basaA? nuestro elA?ptico –casi ausente– discurso sincromA?stico.A?Nos bastarA? con seA?alarles la existencia de estas similitudes entreA? diversos sA?mbolos y otras formas anA?logas, como un improbable anillo extraterrestre, para anotar seguidamente algunas de nuestras sospechas sobreA?aquello hacia lo que,A?A?de modoA?misterioso y enigmA?tico, creemosA?A?apuntan estos oscuros y breves indicios apenas entrevistos. Las conclusiones, de haberlas,A? habrA?n de extraerlasA?con prudenciaA?ustedes mismos.

 

La proximidad del solsticio de verano, repetimos, consagrado en nuestras tierras a la figura de San Juan, nos trajo a la memoria este antiguoA?sA?mbolo que representaremos mediante la grafA?a I O I y que presenta un parecido notabilA?simo con la cifra 101, semejanza tanto mA?sA?curiosa cuanto parece evidenciar un referente comA?n trascendente, del que sA?mbolo y nA?mero no parecen ser mA?s que diferentes expresiones. A?En la significaciA?n corriente de la cifra 101 encontramos ademA?s algunos de los primeros paralelismos interesantes, puesto que se sabe queA?en los paA?ses anglosajones el tA?rmino “topic 101” se emplea generalmente para indicar lo bA?sico de cualquier tema; corresponden tambiA?n al primer curso de un tema enseA?ado en un colegio o universidad de Australia, CanadA?, SudA?frica o Estados Unidos. En cierto sentido, vale decir que la cifra 101 se aplicaA?a los comienzos, los inicios, la entrada o el noviciado en alguna cuestiA?n o disciplina. De igualA?modo que las dos caras de Jano, dios de las Puertas y las Iniciaciones en los Misterios, como veremos mA?s adelante, se hallan representadas por las paralelas del signo IOI.

 

(Estampa que ilustra un ritual de iniciaciA?n masA?nico. Las columnas Jakin y Boaz, que flanquean la entrada del templo, repiten el esquema de la grafA?a IOI)

(Una fugaz pero significativa apariciA?n de la “habitaciA?n 101” en una secuencia de Matrix, en el apartamento del Arquitecto. La habitaciA?n 101 es un sombrA?oA?equivalente del antro iniciA?tico)

En cuanto alA?nA?mero 101, pensamos que reviste ciertaA?significaciA?n especial para algunos grupos o corrientes ocultistas,A?porque lo hemos visto con frecuencia en algunas obras literarias y mA?s recientemente en diversasA?producciones cinematogrA?ficas, desde The Matrix a Terminator, cuyos argumentos permitenA?adivinar, como poco,A?una conexiA?n conA?otros tantos asuntos de cariz esotA?rico o neognA?stico. En The Matrix, por ejemplo, recordamos que el nA?mero de habitaciA?n de Neo, (anagrama de One, el A?nico) es el 101; un guiA?o a la novela de George Orwell, 1984, donde la habitaciA?n 101 es un lugar terrible donde se envA?a a la gente para ser torturada y “reprogramada” para creer en cosas que no son ciertas. En el libro de Orwell, se dice a un hombre que dos y dos son cinco, con tanta insistencia que el individuo acaba por aceptarlo. El nA?mero de habitaciA?n de Neo no es una coincidencia, en el sentido en que la vida de Neo es una cA?mara de tortura, un lugar de pesadilla en el que estA? atrapado su yo real. Ha vivido tanto tiempo en la matriz, en la ilusiA?n, que no duda de su naturaleza engaA?osa o artificial, sino que estA? plenamente convencido de que es real.A? Como quien cree que dos mA?s dos son cinco.

Reminiscente y evocadora de la grafia masA?nica IOI , la cifra 101 aparece en repetidas ocasiones en las tres entregas de The Matrix, aunque casi nadie sabe a ciencia cierta quA? significa. La razA?n mA?s obvia de su presencia en la pelA?cula es, como hemos anotado, la referencia a la cA?mara de los horrores de George Orwell, la habitaciA?n 101 de 1984; pero tambiA?n podrA?a representar otras cosas. La explicaciA?n mA?s popular es que la secuencia 101 es en binario equivalente de 5 (en realidad, el sexto nA?mero en un ordenador, que cuenta desde cero), y los eventos de las tres pelA?culas tienen lugar en la sexta Era o Ciclo de la Matriz. Neo es el sexto UNO, el sexto de una cadena de elegidos, es la sexta vez que las mA?quinas destruyen Zion, etcA?tera. (6)

(A?El esquema IOI en elA?WTC Stargate Megaritual, segA?n Jake Kotze y otros)

Las responancias sincromA?sticas y esotA?ricas del nA?mero 101 en la cinta de los Wachowski han sido oportuna y eficazmente seA?aladas por el artA?fice de The Stygian port en un excelnte post (2) al que les remitimos para abundar en detalles sobre el particular.

(El dios Jano, dios de las puertas y las iniciaciones en los Misterios.A? Las dos caras laterales, enfrentadas, ocultan el tercer rostro (0) invisible de Jano trifonte (IOI) , que representa el Eterno Presente, el momento mA?s allA? del tiempo, la revelaciA?n iniciA?tica)

Creemos que el sustrato mA?s profundo del significado del IOI y la cifra anA?loga 101 (palo-cero-palo) se refieren al simbolismo de JANO.A? Es bien conocido que Jano bifronte, vinculado simbA?licamente con los dos solsticios — comoA?seA?alA? magistralmente RenA? GuA?non en sus estudios sobre el simbolismo de Jano– A?es a menudo concebidoA?contemplando la profundidad del pasado y la lejanA?a del futuro como si cada rostro mirase en los extremos opuestos de un mismo tA?nel. Es esta dimensiA?n deA?portal la que otorga a Jano su preeminencia enA?la esferaA?divina. Su vinculaciA?n con la puerta, ademA?s, es mA?ltiple y ha sido bien seA?alada en muchas ocasiones; A?l mismo abre las puertas del ciclo delA?aA?o (enero-januario) y entre sus atributos iconogrA?ficos figuran las llaves. A?En muchos pasajes clA?sicos se pone de manifiesto la importancia celeste de Jano y su influencia en la mecA?nica de los astros, la revoluciA?n y rotaciA?n de los cuerpos celestes. A?Jano es el pasaje que permite que la luz de los astros penetren en nuestro mundo. Igualmente puede escogerA?el momento del amanecer y el ocaso del sol y en este sentido es significativo que el primer dA?a de cada mes se consagrara a Jano, segA?n la antiguaA?costrumbre romana en que el calendario del mes empezaba con la nueva luna; estos dA?as eran conocidos como las Calendas (de ahA? nuestro tA?rmino calendario).

 

 

 

 

De todo lo anterior se infiere una poderosaA?relaciA?n entre Jano y el simbolismo de la puerta (“Jano es el a??Porteroa?? celeste, que tiene las llaves del tiempo cuya puerta controla (n) “), con el concepto del tiempo como cicloA?astronA?mico –el aA?o y sus puertas– y con la luz o la iluminaciA?n. Es importante tambiA?n subrayar la condiciA?n de “vigilante” (watcher) A?que se concedA?a al dios en la antigA?edad. Jano se erige en el punto de parada obligada entre dos lugares. Es el limes por excelencia, la lA?nea divisoria A?entre el pasado y el futuro, principio y fin. El autor Edain McCoy explica suA?posiciA?nA?situA?ndolo en “el portal del tiempo donde el pasado y presente confluyen, mientrasA?JanoA?puede verA?en ambos“.A? En su papel de dios de las puertas, JanoA?plantea el tema del comienzo de un viaje –el individuo que debe dejar atrA?sA?un lado de la puerta para pasar al otro lado. Una extensiA?n de esta creencia es la que lo convertA?a en dios de las costas, e incorporA? el mito segA?n del cual el dios Jano inventA? la navegaciA?n.

 

(Arriba, una secuencia de Stargate. La estructura del portal repite el esquema IOI; al otro lado del vA?rtice se emplazan dos obeliscos que flanquean la entrada al otro mundo.

Abajo, el signo IOI, con el sol representado por un cA?rculo con un punto central, flanqueado por dos tangentes que representan los dos solsticios, y dos sA?mbolos alquA?micos representado diferentes metales)

Dice RenA? GuenA?n que “en relaciA?n conA?A?los dos San Juan y su simbolismo solsticial, es interesante tambien considerar un simbolo que parece peculiar de la masoneria anglosajona, o que al menos no se ha conservado sino en ella: es un circulo con un punto en el centro, comprendido entre dos tangentes paralelas (IOI); y estas tangentes se dice que representan a los dos San Juan. En efecto, el circulo es aqui la figura del ciclo anual, y su significacion solar se hace, por otra parte, mas manifiesta por la presencia del punto en el centro, pues la misma figura es a la vez el signo astrolgico del sol; y las dos rectas paralelas son las tangentes a ese circulo en los dos puntos solsticiales, sellando asi su caracter de “puntos limite”, ya que estos puntos son, en efecto, como los limites que el sol no puede jamascA? sobrepasar en el curso de su marcha; y porque esas lineas corresponden asi a los dos solsticios puede decirse tambien que representan por eso mismo a los dos San Juan. (a??)

“Las dos tangentes –continA?a GuA?non–A?, estan figuradas como verticales; hay, pues, en este caso especial, cierta modificacion aportada al simbolismo general del ciclo anual, la que por lo demas se explica de modo bastante sencillo, pues es evidente que no ha podido producirse sino por una asimilacion establecida entre esas dos paralelas y las dos columnas [masonicas]; estas, que naturalmente no pueden ser sino verticales, tienen por lo demas, en virtud de su situacion respectiva al norte y al mediodia, y al menos desde cierto punto de vista, una relacion efectiva con el simbolismo solsticial. “

“Este aspecto de las dos columnas se ve netamente sobre todo en el caso del simbolo de las “columnas de Hercules”; el carA?cter de “heroe solar” de Hercules y la correspondencia zodiacal de sus doce trabajos son cosas demasiado conocidas para que sea necesario insistir en ellas; y es claro que precisamente ese caracter solar justifica la significacion solsticial de las dos columnas a las cuales esta vinculado su nombre. Siendo as, la divisa “non plus ultra”, referida a esas columnas, aparece como dotada de doble significacion: no solamente expresa, segun la interpretacion habitual, propia del punto de vista terrestre y, por lo demas, valida en su orden, que aquellas seA?alan los limites del mundo conocido(4)

(El signo mA?sonico IOI conocido como paralelas de San Juan; abajo, el logo del superhA?roe Linterna Verde.

Las similitudes son mA?s que notables y justifican la asociaciA?n simbA?lica.)

Por otro lado resulta curioso comprobar cA?mo de modo sincromA?stico el signo IOI, asociado como hemos visto con Jano como dios de las puertas, puede ser concebido A?l mismo comoA?A?una puerta, A?culoA?o entrada flanqueada por dos columnas —tal y como figura el sA?mbolo de las SimplA?gades–A? elementos que encontramos de nuevo en una de las ficciones modernas mA?s populares, la de la puerta estelar o stargate. ” Stargate 101″ es el nombre de una serie de documentales divulgativos sobre la mitologA?a en torno a esta serie fantA?stica que versa sobre antiguos misterios, viaje temporal, agujeros de gusano y toda una pseudomA?stica del hiperespacio.

(El equipo de la serie Stargate CGI. Al fondo, la puerta estelar, entre los dos obeliscos, reproduce la estructura IOI)

En cierto modo, la iniciaciA?n en los misterios representarA?a este acceso al A?mbito de los estados o reinos suprahumanos, mA?s allA? del mundo conocido o profano, PLUS ULTRA, lo que nos recuerda el complejo simbolismo deA?las columnas de HA?rcules como hito oA?frontera del universo o cosmos accesible por la vA?a natural (no asA? la herA?ica o mistA?rica). Recordemos tambiA?n que, tradicionalmente, segA?n el relato de PlatA?n, el reino perdido de la AtlA?ntida se hallaba situado mA?s allA? de las Columnas de HA?rcules,A?lo que lo sitA?aA?efectivamente en el lugar marcado por el “0” en el signo IOI, elA?A?mbito de lo desconocido, el cero absoluto. Fue en el Renacimiento cuando se gestarA?a la leyenda que situaba la sentencia “Nec plus ultra” (tambiA?n Nos plus Ultra) no mA?s allA?, que servA?a de advertencia a los navegantes de no continuar adelante, seA?alando la A?frontera conA?lo ominoso, incA?gnito A?y terrible, pero quizA? tambiA?n, con el horror de lo sagrado.

(El mundo moderno entre los pilares o columnas de HA?rcules, evocan de nuevoA? sincromA?sticamente el esquema IOI)

Una de las mA?s mA?s asombrosas versiones de la singular grafA?a IOI que hemos encontrado en nuestro anA?lisis de A?diversas manifestaciones de laA?cultura popular contemporA?nea ha venido de la mano de un famoso personaje de cA?mic que recientemente conoce una de sus primeras adaptaciones cinematogrA?ficas:A?Green Lantern, la Linterna Verde. Convenientemente rotado, el logo del superhA?roe corresponde al infame nA?mero de la habitaciA?n de Neo en Matrix, 101, e igualmente nuestro enigmA?tico sA?mbolo de las paralelas de San Juan,A?de origen o filiaciA?n masA?nicos, como hemos visto anteriormente.

 

Linterna Verde es una enA?sima manifestaciA?n de lo que algunos autores americanos han dado en llamar “cristos cinemA?ticos”A? (christ-like figures)A?y que nosotros consideramos directamente prefiguracionesA? del anticristo (5) en este caso en el A?mbito cinematogrA?fico, si bien existen multitud de ejemplos en otros A?mbitosA?de la industria del entretenimiento, la cultura popular y otros A?rdenes bien diversos, como la polA?tica.A?A?El personaje de Linterna Verde presenta, a nivel sincromA?stico, curiosos paralelismos con Lucifer, de los cuales el mA?s evidente es el de su condiciA?n de Phosporos, portador de luz. El color verde, asA?mismo, puede ser entendido en el mismo sentido luciferino, pues se dice del Grial, que era de color verde, fue tallado de una esmeralda que se desprendiA? de la frente de Lucifer en el momento de su caA?da. El origen del personaje de ficciA?n parece contener ecos de este mismo pasaje: “Hace eones los Guardianes del Universo atraparon todas las fuerzas mA?sticas del Universo en una esfera de energA?a llamada el CorazA?n estelar (Starheart). Pero un fragmento se separA? del CorazA?n estelar y tomA? la forma de una llama verde. AA?os despuA?s, la llama verde se estrellA? en la tierra. La voz de la llama profetizA? que actuarA?a tres veces: una para traer muerte, otra para traer vida y una para traer poder. En 1940 la llama se encontraba dentro de un farol de metal, que cayA? en manos de Alan Scott, un joven ingeniero (7)”

 

Finalmente, el concepto mismo de iluminaciA?n inherente a Linterna Verde corresponde perfectamente al ideal masA?nico;A?en sobradas ocasiones la literatura antimasA?nica ha evidenciado el carA?cter luciferino y prometeico del humanismo del idealA?francmasA?n y su lucha por la liberaciA?n y la iluminaciA?n de la raza humana.A?En algunos aspectos este A?idealA? parece basarseA? en conceptos maniqueos, gnA?sticos o zoroA?stricos donde es fundamental la bA?squeda de la luz opuesta a las tinieblas. La filosofA?a de los linternas verdes de la ficciA?n es similar. AA?n podrA?an establecerse mA?s paralelismos curisosos. Por ejemplo, el personaje de Green Guardsman (Guardian Verde) era el equivalente de Linterna Verde. El nombre real de Green Guardsman es Scott Mason. Por otro lado, en el cA?mic, “cada uno de los Linternas Verdes utiliza un anillo de poder (IOI)A?que le da al portador control sobre el mundo fA?sico siempre y cuando el portador tenga la voluntad y la fuerza para manejarlo. Mientras que el anillo correspondiente a la etapa conocida como A?poca dorada utilizado por Linterna Verde (Alan Scott) era un objeto mA?gico, los siguientes anillos fueron creaciones tecnolA?gicas de los Guardianes del Universo, quienes entregan dichos anillos a candidatos idA?neos para ello. Estos individuos constituyen una policA?a intergalA?ctica conocida como los Green Lantern Corps (Cuerpo de Linternas Verdes (wiki)” De igual modo, los masones acuden a las logias y llevan anillos con emblemas masA?nicos que proclaman su adeherencia la fraternidad.

( IOI:A? Ecos de Neo (One) en el pA?ster promocional de Linterna Verde; Anyone can be chosen; cualquier puede ser elegido, cualquiera puede ser elA?Elegido.)

(El anillo del superhA?roe Linterna Verde, con el membrete IOI de clara ascendencia masA?nica)

Al margen de su apariciA?n estelarA?A?en el anillo cinemA?tico yA? lucifA?ricoA?deA?Linterna Verde, la enigmA?tica grafA?a IOI nos sorprende de nuevo con su fulguranteA?brillo en otra alhaja misteriosa, esta vezA?en la mano de uno de nuestros mA?s reputados y cuestionados ufA?logos, el periodista Juan JosA? BenA?tez, que acuA?A?A?la expresiA?n “palo-cero-palo”A?para bautizar aA?esta joya de incierto origen,A?A?cuyo hallazgo prodigioso se refiere en este relato:A? “A? SucediA? el 16 julio de 1996 en medio del campo andaluz, donde Dionisio A?vila -“un hombre sencillo, muy querido y respetado por sus paisanos”, en palabras de Juanjo BenA?tezA? vio un platillo volante clA?sico a ras de suelo y a tres de sus tripulantes (a??) Resulta que, antes de poner espacio de por medio, los alienA?genas de Los Villares lanzaron hacia el testigo (…) A?una luz que resultA? ser una piedra con grabados, entre ellos ‘IOI’ -“palo-cero-palo“A? (…) signos que A?vila habA?a visto en la cA?pula del platillo volante. Aquel mismo dA?a, el novelista y su esposa buceaban en el mar Rojo cuando ella se hiriA? en una pierna con un coral, tras lo cual perdiA? un anillo de oro. Un misterioso, cA?mo no, individuo sacA? del agua a la mujer de BenA?tez mientras A?ste se quedaba -“movido por una fuerza que no he conseguido explicar”- a buscar la joya. Y A?l encontrA? un anillo, pero de plata y con nueve ‘palos’ y otros tantos ‘ceros’: ‘IOIOIOIOIOIOIOIOIO’ . (8 )

Hasta aquA?, nuestro imposible discurso conspirativo sobre un antiguo sA?mbolo que pugna, una y otra vez, como el sueA?o de Kublai Khan, por materializarse en nuestro universo. La paranoia no es una ciencia exacta; A?conA?estos breves y raquA?ticos mimbresA?A? que les brindamos –coincidencias y analogA?as, minA?sculas similitudes–, procuren hacer su propio cesto.A? De lo que podemos estar seguros es que el nA?mero 101 y su pA?redro el signo IOI forman desde ahora, junto al fatA?dico 1111, A?parte de la plA?yade de nuestros nA?meros impenitentes.

 

(El anillo IOI. Foto de Juan JosA? Benitez)

(El anillo con los caracteres IOI -palo,cero-palo-A?, de supuesta procedencia extraterrestre,A?hallado por el ufA?logo y reportero Juan JosA? BenA?tez)

 

 

 

-Fuentes y vA?nculos-

(1) La pA?gina oficial de Green Lantern, the movie

(2) Para una lectura en detalle del simbolismo de la habitaciA?n 101 en the Matrix, vA?ase este fabuloso post de The Stygan Port.

(3) Palo.cero-palo, la increA?ble historia del anillo IOI contada por su mejor comentarista, el ufA?logo Juan JosA? BenA?tez.

(4) Sobre los dos San Juan, segA?n RenA? GuA?non

(5) MA?s sobre este asunto proximamente en nuestro post Engineering the Antichrist I y II

(6) El prisionero dixit: A?yo no soy un nA?mero, soy un hombre libre.

(7) wiki, Linterna Verde

(8) La nota escA?ptica; “Un anillo para engaA?arlos a todos” Sobre el relato del anillo IOI de Juanjo BenA?tez

(9) El festival de Jano

 

 

 

domingo, junio 19th, 2011 MISTERIOS DE SBARIS 12 Comments

Gurbuz DA?gan Eksioglu

 

Su nombre no es un anagrama y dudamos que podamos escribirlo sin equivocarnos alguna vez a lo largo de nuestro post. Ha sido uno de nuestros A?ltimos hallazgos azarosos durante nuestras pequeA?as excursiones por la red y enseguida su imaginerA?a captA? poderosamente nuestra atenciA?n. Lo que mA?s nos cautivA? fue la sencillez y sutileza de sus composicines y sus similitudes tA?cnicas e iconograficas con uno de nuestros artistas favoritos, Pierre Le Tan, A?l tambiA?nA? portadista de TheNew Yorker y consumado maestro de la trama, la plumilla y la simplicidad compositiva, que admiramos sobremanera. GA?rbA?z DoAYan EksioAYlu es un raro ejemplo de austeridad y visiA?n entre lo surreal y lo poA?tico. Sus dibujos e ilustraciones han sido publicadas en diversos magazines y prestigiosas revistas de todo el mundo, como Forbes, The Atlantic, el New York Times y la citada The New Yorker, donde colaborarA?a con cinco portadas, incluida la cA?lebre ilustraciA?n para el 15 de Septiembre del 2003, una ediciA?n especial para el segundo aniversario de los atentados del 9 11. En su pA?gina personal podrA?n encontrar muchos mA?s ejemplos de suA? fenomenal trabajo.

 

 

 

 

 

 

 

-Fuentes y vA?nculos-

 

(1) La pA?gina personal del artista

(2) MA?s cosas de GurduzA? aquA?, en este otro blog sobre ilustraciA?n ( en catalA?n)

(3) Gurbuz Dogan, camuflado entre otros muchos dibujantes en este sitio.

jueves, junio 16th, 2011 ICONOGRAPHIA CURIOSA 3 Comments

El viajero noctA?mbulo

Josef Sudek, paseo nocturno, Praga

A?

El seno misterioso de la noche, con sus evanescentesA?claroscuros y brumosos perfiles, ha sido destinoA?de no pocosA?espA?ritus agitados eA?inquietos comoA?el primer Maupassant o aquel insomne Spilliaert, a cuyas expediciones noctA?mbulas debemos no pocas obras maestras del dibujo o la escritura, A?alucinadasA?y visionarias. LoA?hemos entrevisto deA?nuevo,A?A?descrito de forma admirable por la prosa de A?Antonio MuA?oz MolinaA?A?e ilustrado por unA? ramillete de excelentes fotografA?as de diversos autores y otras tantas A?pocas. Hemos encontrado una y otro gracias a los desvelos de la siempre sorprendente Mesa Revuelta.

A?En lo mA?s lejano de mi memoria hay oscuridades nocturnas anteriores a la omnipresencia de la iluminaciA?n elA?ctrica. Recuerdo bombillas dA?biles en algunas esquinas y lA?mparas con pantalla metA?lica colgando de cables tendidos a travA?s de las plazas, moviendo juegos de grandes sombras y claridades rojizas cuando las agitaba el viento en las noches de invierno. Recuerdo ir bien abrigado en brazos de mi padre, una bufanda de lana picante tapA?ndome la boca, y sentir vA?rtigo al doblar el cuello para mirar el cielo inundado por muchas mA?s estrellas de las que he vuelto a ver nunca, vibrando en el fulgor de niebla de la VA?a LA?ctea. (…)”A? (1)

A?A?A?A?

A?

A?Foto de Paul Martin

A?

“En otra A?poca (…) A?el fotA?grafo Ricardo MartA?n captA? la luz de las bombillas en alguna de aquellas esquinas, todavA?a intocadas, en los mismos lugares donde yo habA?a jugado de niA?o, donde los niA?os nos quedA?bamos jugando hasta bien entrada la noche, hasta que las madres se asomaban para llamarnos porque la cena estaba preparada. En esas plazuelas tan bien provistas de sombra nocturna, tan limpias todavA?a de faros y motores de coches, el fin de la claridad del dA?a traA?a consigo el momento de contar historias: cuentos de aparecidos, rumores sobre la presencia de una fraternidad de tA?sicos que se alimentaban de sangre fresca de niA?os, de la TA?a TragantA?a o del Hombre del Saco, al que en nuestra tierra llamaban tambiA?n el TA?o Mantequero. HabA?a un cierto portal de una casa desierta al que la luz de la esquina no llegaba, y en el que era posible que se agazapara una bruja. El desafA?o era armarse de valor y cruzar a solas la zona de negrura, cantando para darse A?nimos:

A?A?

A?

Ay quA? miedo me da
De pasar por aquA?,
Si la bruja estarA?
EsperA?ndome a mA?. ”

A?

A?
A?AndrA? Kertesz, rincA?n de ParA?s

A?A?
A?
A?A?
A?A?
BrassaA?,nocturno del Pont Neuf
A?A?A?
A?A?
A?
A?A?
A?
BrassaA? fue uno de los pioneros de la fotografA?a nocturna y un autA?ntico maestro en el domino del claroscuro mA?s expresivo. PublicarA?a sus primeras experiencias fotografA?asA?nocturnas en un volumen titulado Nuit de Paris.
A?
A?A?

A?BrassaA?, una de las sesenta fotografA?as de su libro Nuit de Paris
A?
A?
A?A?
A?A?
i??AlfredA? Stiegliz, nocturno de las azoteas
A?A?A?
A?A?A?
A?A?

A?

A?

A?

-Fuentes y vA?nculos-

(1) La fuente original del artA?culo, titulado La Noche fotografA?ca, de Antonio MuA?oz Molina

(2) Las fotos,A?exquisitamenteA?comentadas, A?las encontrarA?nA?enA?la genialA?A?Mesa Revuelta

(3) La noche, de Guy de Maupassant, en versiA?n bilingA?e (francA?s original y espaA?ol)

(4) BrassaA?, los incomparables nocturnos del maestro de la fotografA?a en Nuit de Paris

(5) MA?s ejemplos contemporA?neos de fotografA?a nocturna, aquA?

A?

i??

A?

A?

A?

A?

Related Posts with Thumbnails
martes, junio 14th, 2011 ICONOGRAPHIA CURIOSA 2 Comments
Buscar
 
 
“Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro.” , Emily Dickinson
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

junio 2011
L M X J V S D
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
PLATILLOS VOLANTES Mundos en blanco y negro De mujeres y libros El horizonte de Nemo NavideA?o, nA?veo, ciclostA?tico Interior del estudio Hitos hebdomadarios, II Una A?pica del taparrabo, II ResurrecciA?n MAC BalcA?n pompeyano Break NA?veo y natalicio Hitos hebdomadarios,1 Voitekhovitch, mA?s ligero que el aire La octava maravilla del mundo (II) El culto de la calavera, II SicalA?pticas El Lobo Feroz El dirigible robado Una A?pica del taparrabo, I El cementerio de los elefantes Vecinos CHOMA?N El lA?piz arqueolA?gico Balada triste de trompeta...o de cA?mo vivir destruyA?ndose El hA?bito del arte CuestiA?n de poder Mundos remotA?simos A?Un postrecito?