Archivo de abril 7th, 2011

Restos de un naufragio

 

(Carlos DE HAES, restos de un naufragio. Óleo sobre lienzo)

 

Este asunto de la embarcación destrozada en un entorno costero de perfiles imaginarios es  plasmado con acierto por un virtuoso Carlos de Haes, (1826-1898) consumado paisajista  al que pocos recuerdan ya. El pintor retomaría el mismo tema en varios dibujos y pinturas (como la obra que posee el Ayuntamiento de Málaga), pero tratándolos con una atmósfera más cercana al ámbito del romanticismo que al del costumbrismo,  que cuenta con precedentes fabulosos como el impactante Mar de Hielo, de Caspar David FRIEDRICH y que dentro de la producción de Carlos de Haes suponen una excepción, pues el artista no acostumbraba a centrar su interés en la representación de elementos aislados cuyo origen no fuera otro que la naturaleza.

 

(El Canal de Mancorbo en los Picos de Europa, óleo de 1876)

“ De procedencia belga, Carlos de Haes pertenece a una familia acomodada de banqueros que se instala en la dinámica Málaga del siglo xix, donde inicia su formación junto al pintor neoclasicista Luis de la Cruz y Ríos. Viaja por Europa, donde conoce la pintura realista. Comienza así su interés por dibujar y pintar paisajes, desde la propia naturaleza saliendo del estudio, de forma directa y objetiva.(…)”  (2)

Evocadora acaso de otros terribles naufragios pertenecientes al imaginario colectivo, la escena del esqueleto de la barcaza sobre las arenas de una playa cualquiera  nos parece un episodio apropiadísimo para un blog sobre viajes –en cualquiera de sus formas, ya sean reales o imginarias—, siendo un colofón apropiadísimo para un periplo, un símbolo del viaje impedido, o quizá una forma extrema del memento mori,  en cuanto la propia navegación representa a menudo el tránsito o viaje post mortem (recordemos el paso de la Laguna Estigia y otras formas afines).

(El tema del naufragio es una rareza en la producción paisajística de Carlos de Haes)

Como una visión espectral surge en la bajamar esta  “barcaza desvencijada, encallada entre la arena y las rocas de una extensa playa; a su alrededor revolotean varias gaviotas mientras que dos minúsculas figuritas de pescadores trajinan con sus arreos de pesca en torno a una pequeña lancha que se vislumbra en la lejanía. Por la izquierda, un estrecho brazo de costa, en el que sobresale la silueta de un faro, marca la línea del horizonte que continúa en el mar abierto sobre la que destaca el oleaje batiente de unas olas que van llegando a la orilla. En el cielo, espesas nubes entre las que clarea el azul del firmamento en un diestro tratamiento ambiental”. (4)

(Rompientes, marinas y playas solitarias, clásicos de la pintura de Carlos de HAES)

Playas de Villerville, Normandía (arriba y abajo)

  

Es en las playas de San Juan de Luz donde Carlos de Haes –infatigable y curioso viajero, siempre en busca de nuevos enclaves  donde fraguar su colosal obra paisajística–  plasma el motivo que recoge este cuadro, en un dibujo preparatorio llamado Restos de un Naufragio, “en los que la figura exenta de la barca destrozada centra y protagoniza la composición” (4)

La existencia de estos bocetos es reveladora de la forma de trabajar del pintor, a partir de pequeños apuntes y  esbozos tomados del natural, in situ,  que más tarde elaboraba en “la soledad del taller, a la vista de estos pequeños “recuerdos” que el artista componía laboriosamente durante el estío, época que aprovechaba para hacer largas excursiones por España y el extranjero, “en las cuales, impulsado por una verdadera fiebre de trabajo, pintaba estudios sin cuento, que aprovechaba durante los inviernos para hacer sus cuadros”. En palabras del propio Haes: “  …En mis constantes correrías, cuidaba mucho de obtener rápidos apuntes estudiando la hora y el efecto culminante  de los modelos elegidos, para pintar más tarde y en días subsiguientes  el que se presentase en cada uno con el aspecto más propicio.”

 

Rompientes

(Playa de Ghétary -estudio-)

 

Playa de Carraspio

 

 

-Fuentes y vínculos-

 

(1) Carlos de Haes, en la Enciclopedia del Museo del Prado

 (2) Juan Carlos Ruiz Souza, Carlos de Haes y el paisaje realista «Á plein air» en Rinconete, Centro Virtual Cervantes

(3) Más obras de Carlos de Haes en Ciudad de la Pintura

(4)Fragmentos de, Gutiérrez Márquez, Ana Carlos de Haes en el Museo del Prado (Catálogo de Exposición)

(5) Buenas reproducciones de las obras de Haes en la fenomenal Bearded Roman,un blog sobre el arte más clásico.

 

Related Posts with Thumbnails
Jueves, abril 7th, 2011 ICONOGRAPHIA CURIOSA 1 comentario
Buscar
 
 
“Viajar es imprescindible y la sed de viaje, un síntoma neto de inteligencia” , Enrique Jardiel Poncela
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

abril 2011
L M X J V S D
« mar   may »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Álbum Fotográfico

El archivo XML no existe
1 Key Pieces of Multiple Sclerosis Treatment Finding Medical Marijuana Card California on the Web Intermission Demasiado azul PLATILLOS VOLANTES Mundos en blanco y negro De mujeres y libros El horizonte de Nemo Navideño, níveo, ciclostático Interior del estudio Hitos hebdomadarios, II Una épica del taparrabo, II Resurrección MAC Balcón pompeyano Break Níveo y natalicio Hitos hebdomadarios,1 Voitekhovitch, más ligero que el aire La octava maravilla del mundo (II) El culto de la calavera, II Sicalípticas El Lobo Feroz El dirigible robado Una épica del taparrabo, I El cementerio de los elefantes Vecinos CHOMÓN El lápiz arqueológico