La faz oculta del fez

13 diciembre
2010
escrito por Flegetanis

(Grant WOOD, el autor del cA�lebre American Gothic, retrata a losA�Shriners en esta litografA�a)

La faz ocultaA�del fez

o

- A�Claves caprichosas para un viaje iniciA?tico-

Siempre habA�amos fantaseado con la ideaA�de viajar alguna vez a Fez, en Marruecos, o quizA? hasta el Cairo, y hacernos con uno de estos gorritos tan simpA?ticos que vimos ostentar por primera vez con gallardA�a al mA�tico Emilio el Moro, para luegoA�depositarlo con esmero sobre nuestra cabeza y –a ratos– imprimirle un vigoroso y rA�tmico movimiento circular que permitiera espantar alguna que otra mosca y –quiA�n sabe– incluso refrescar nuestras ideas. Finalmente, tras una hermosa estancia en Egipto, la casualidad o los dioses del Alto y Bajo Egipto han permitido que tal acontecimiento suceda, y glosamos este humilde post para compartir con algunos de ustedes la honda impresiA?n que ha causado en nuestro espA�rituA�susceptible el contacto A�ntimo con este misterioso adminA�culo de extraA�o nombre, el fez, que a pesar de su aspectoA�A�ridA�culo, ostenta una faz oculta y pelA�n siniestra.

(Nuestra particular “iniciaciA?n“A�egipcia se desarrollA? bajo la atenta y severa mirada de los Grandes maestres del celuloide rancio cairota)

Nuestro sombero rojoA�con forma troncocA?nica (esto es, una especie de tiesto para geranios –vulgo maceta– invertido) se denomina fez“, nombreA�A�derivado –como ya sabrA?n nuestros avispados sobrinos– de la ciudad homA?nima en Marruecos y esA�uno de los distintivos deA�los miembros de los Shriners, o Antigua Orden A?rabe de los Nobles del Relicario MA�stico (3),A�la logia masA?nica mA?s visible del populoso panoramaA�de las sociedades discretas estadounidenses.A� Las compaA�ias de suministros masA?nicos proporcionan en su catA?logo un sombrero rojo oscuro llamado “el fez noble”, donde el uso del tA�rmino “noble” para describir el fezA�podrA�a A�refererise al adepto a la fraternidad Shriner, que tambiA�n reicibe el epA�tetoA�de noble.A� Algunos han pretendido vislumbrar en los sA�mbolos que adopta el caracterA�stico tocado masA?nico un mensaje que vendrA�a ser una llamada anticristiana, una especie de vendetta (2) que formarA�a parte del atA?vico legado de los A?ltimos caballeros templarios –quienes auspiciaron supuestamente la formaciA?n deA�la moderna francmasonerA�a– que juraron vengar la muerte de su Gran Maestre Jacques de Molay a manos de la iglesia de Roma (un fatA�dico viernes 13, curiosamente) (4)

(Cimitarras y medias lunas en este peculiar fez)

Especulaciones al margen, la historia del fez tiene un lado oscuro, unA�origenA�sangriento. Parece ser que –segA?n el relato queA�A�dos mullahs (eruditos islA?micos) hicieron a un ex-masA?n inglA�s estudioso del islam — en la ciudad de Fez, en el aA�o 800, “los musulmanes vengaron sus pA�rdidas durante las cruzadas ejecutando a cincuenta mil hombres, mujeres y niA�os cristianos. Contaban que la sangre de los cristianos masacrados corrA�a por las calles y los verdugosA�baA�aron sus turbantes blancos en la sangre de las vA�ctimas sacrificadas, tiA�A�ndolos de rojo oscuro. DespuA�s se volvieron a colocar el turbante como sA�mbolo de victoria. Desde entonces estos tocados recibieron el nombre de “fez”.A� Los Shriners llevan exhibiendo con orgullo este sA�mbolo de la “victoriaA�sobre el cristianismo”.A� (5)

(El fez que usan como tocado masA?nico algunas sociedades secretas parece ocultar una sangrienta historia de venganza)

En los albores del siglo XIX el fezA�empezA? a formar parte de la indumentaria oficial delA�SultA?n deA�TurquA�a, Mahmoul II. Se considerarA�a un objetoA�de especial reverencia y atenciA?n y pronto todo ciudadano turco, incluso no musulmA?n, fue obligado a llevarlo. Emparentado con el fez,A�otro tipo de sombreroA�grande de forma ligeramente cA?nica, curvado en la punta,A�A�se convertirA�a en un signo de distinciA?n y prestigio enA�la antigA?edad. En la india, tocados similaresA�servA�an de corona a losA�principes hindA?es como emblema de su alta cuna.

En este sentido, el fez participa de la significaciA?n genA�rica del sombreroA�A�como un signoA�de autoridad o distintivo de poder. Los tocados, gorros y sombreros de todo tipo han sido extensamente usados desde la antiguA?edad para indicar la posiciA?n particular de individuo,A�seA�alando su rango en elA� caso deA�una jerarquA�a (asA� en instituciones como el clero o la nobleza,A�o enA�el ejA�rcito).A�A�A�En algunos rituales iniciA?ticos, el tocado, el sombero o la caperuza tienen una importancia capital. En tA�rminos simbA?licos, la asociaciA?n del sombero con la cabeza — sede del alma en las antiguas tradiciones– A�y con la bA?veda celeste por otro lado, ponen de manifiesto su relevancia en buena parte de los misterios e iniciaciones.

(Los tres reyes magos (magi) tocados con un bonete rojo –el gorro frigio de los misterios mitraicos–,A� en la escena de la AdoraciA?n del NiA�o ReyA�)

A nosotros, amigos de la sinestesia y las asociaciones paranoicas, nos parece que todos los bonetes rojos del mundo estA?n de algA?n modo conectados entre sA�, al menos simbA?licamente. Por eso no podemos dejar de mencionar el gorro frigio, otro celebA�rrimo tocado bermellA?n,en este pequeA�o scherzo sobre el fez.A� Y asA� referimos que en los misterios de Eleusis, al colocarle el gorro frigio al iniciado se le decA�a: “Recibe este gorro que es un sA�mbolo mA?s valioso que cualquier corona real . No en vanoA� el gorro frigio ha sido uno de los distintivos caracterA�sticos de los Tres Reyes magos en numerosas representaciones. Nos dicen nuestras fuentes que “esta prenda ha tenido una extraA�a historia. Supuestamente, su origen se encuentra en la regiA?n de Frigia, Asia Menor, en la actual TurquA�a. En el arte griego del perA�odo helenA�stico aparece como atuendo caracterA�stico de los orientales. Es uno de los atributos del dios Mitra, o Mitras, en el culto de posible origen iranio conocido como mitraA�smo. EnA�A�A�poca romana, este gorrito rojoA�(llamado tambiA�n pileus) era el distintivo de los libertos. Fue utilizadoA� simbA?licamente por los asesinos de Julio CA�sar. Tal vez por esta razA?n, durante la Independencia de Estados Unidos y la RevoluciA?n Francesa fue adoptado como sA�mbolo de la libertad. “A�A�A�( n)

Por otro lado, en su muy recomendable Diccionario de SA�mbolos,A�Juan Eduardo Cirlot afirma que el gorroA�A�frigioA� reviste ciertos aspectos de simbolismo fA?lico, pero –sigue diciendo el poeta–A� “al tratarse de un sombrero, predomina el erotismo en su forma mA?s superior, mA?s alta o sublimada. Por otro lado, su color rojo puede ser asociado a la idea del sacrificio, propio de los sacerdotes”– y aquA� es precisamente donde nos entusiasma hacer hincapiA�– . Todo bonete o tocado rojo tendrA�a, en principio, un significado similar. (v)

Laurel y Hardy en los Hijos del Desierto, una sA?tira sobre las sociedades secretas y universitarias americanas (via)

Entre los regalia masA?nicos, como hemos visto,A�figura nuestro noble y simpA?tico fez. En consonacia con el simbolismo inicA?tico del sombero, el iniciando no puede vestir la prenda hasta que, tras participar en diversas ceremonias y aprender otras tantas “lecciones”, alcanza el tercer grado, el de Maestro. Entonces estA? cualificado para solicitar su admisiA?n de entrada en la fraternidad de los Shriners.A�Los vA�nculos entre A�sta fraternidad, de carA?cter marcadamente filantrA?pico, A�y la francmasonerA�a, son perfectamente documentables, y sirvieron deA�argumento a unaA�joyaA�del celuloide rancioA�cuyos fotogramas ilustran nuestraA�parrafada: Los Hijos del Desierto, de Stan Laurel y Oliver Hardy, que ofrecen en esta cintaA�una visiA?n sarcA?sticaA�A�del mundo de lasA�sociedades secretas y fraternidades universitariasA�americanas, incluyendo una cA?mica reproducciA?n de la ConstituciA?n de Anderson.

(El modelo de fez empleado en la pelA�cula Sons of the Desert, del Gordo y el Flaco, con el emblema masA?nico del Sol Naciente)

(El fez, un A�tocado masA?nico: “SiA�lo haces todo bien, te dan el disfraz”)

(Emilio el Moro –A�tocado con suA�distintivo fez–A�A�al Servicio de su Majestad (?)A�con pose osirA�aca y guiA�o apocalA�ptico-iluminita)

Abundando en parentescos con el fez, recordamos este otro sombrero troncocA?nico, de color indefinido, que es una prenda caracterA�stica de los derviches y en su simbolismo particular encierra una formaA�A�de memento mori:A�A�”Como todas las ropas que visten los mevlevis durante la observancia posee un significado simbA?lico. El sombrero de camello representa una lapida, la capa negra es la propia tumba y la tA?nica blanca, el sudario fA?nebre. Durante la ceremonia del SemaA�la capa se desecha, para indicar que los derviches han escapado de sus tumbas y de todos los lazos terrenales. La mA?sica reproduce la de las esferas y los derviches representan los cuerpos celestiales.A�A�”A� ( )

(Derviche girA?vago con su tA�pico sombrero reminiscente del fez. Foto Ignacio JaA?regui)

La palabra derviche significa a�?camino hacia el portala�?, un camino sembrado de una alegrA�a casi onA�rica, dionisA�aca, que dirA�a un simbolista empedernido. Los derviches son hijos del trance y el juego, jugar, jugar y jugar tanto que entremos en un estado absorto, girar hasta que el mundo material se borre, las penas se desdibujen, la cotidianidad absurda, estA?pida y trA�mula se desvanezca hasta que el ego se desintegre (n)A�A�A�A� En el caso de los derviches, la curiosa forma del sombrero afecta de modo particular al equilibrio del danzante, asA� como a su movimiento giratorio, y ofrece un curioso ecoA�de las propias vestiduras, que se acercan al aspecto cA?nico o circular –en plena danza– que tambiA�n tienen las vestimentas de algunos chamanes.

(Ecos de danza sufA�)

Estos locos del sombrero troncocA?nico,A�los derviches danzantes, pertenecen a una ordenA�fundada por Jelaluddin Mevlana Rumi, “de quien proviene el nombre de Mevlevi, con el cual conoce el mundo islA?mico esta singular congregaciA?n religiosa (…) Los derviches celebran la fecha en que Rumi fue a encontrarse con Mahoma y AlA? como mejor saben hacerlo: Danzando. Entre los derviches, “la danza tiene un significado claramente cA?smico y apegado al devenir de la vida humana. Al entrar al templo, los derviches llevan sobre sA� un sayal negro que significa la A?ltima morada, la tumba. Se despojan luego de esta capa y quedan vestidos de blanco, color que viene a significar la mortaja.” De nuevo, el sempiterno memento mori.A� “Luego comienzan a girar sobre su eje para vencer la muerte. Extienden sus manos, la derecha recibe la energA�a del mundo espiritual, superior de los cielos. La izquierda la dirigen a la tierra. Originalmente, el sheik representaba al Sol y los danzantes eran planetas”

En la mA�stica sufA�, se afirma que “la corona de luz que normalmente recibe el alma en el ParaA�so le es conferida aquA� en la Tierra. Quienes tienen el don de Al-lA?h de la visiA?n espiritual pueden percibir la luz, y hasta una corona de luz, descendiendo sobre la cabeza del nuevo derviche en un momento determinado de la ceremonia. Puesto que la corona del ParaA�so sA?lo puede ser otorgada en el ParaA�so, la conciencia paradisA�aca debe estar plenamente presente durante esta iniciaciA?n. La corona es simbolizada por el regalo de un gorro blanco a los hombres y un velo blanco o de color a las mujeres. (…) El recibir esta corona espiritual nos capacita para experimentar la conciencia del ParaA�so aquA� y ahora, durante las oraciones y aun durante las luchas de la vida diaria. Los derviches iniciados pueden ahora transmitir por lo menos un vislumbre de esta conciencia jubilosa y profunda a las personas amadas y amigos, no en forma verbal sino directamente, elevando asA� a toda la humanidad. ” (n)

(Triple faz para un fez:A�Venturi, R. Daneel O., Flegetanis –ya estA? aquA� vuestra mamaA�ta, A�ta, A�ta–, en el momento de nuestra particular “coronaciA?n” cairota)

Por A?ltimo, last but not least, para finalizar esta abruptaA�A�disquisiciA?n sobre la preeminencia del sombrero en los ritos iniciA?ticos, queremosA� incidir en los paralelismos –inequA�vocos o quizA? totalmente caprichosos– entre nuestro tocado troncocA?nico de color sanguA�neo y el mismA�simo Graal, que en ocasiones se manifiesta como una copa –verde, es cierto, pero eso nos estropearA�a la identificaciA?n– ; de cualquier modo podemos aceptar que en cierto sentidoA�seA�considere el sagrado recipiente como una copa roja en tanto en cuanto es el receptA?culo de la sangre en algunas leyendas griA?licas;A� el vaso o grasaleA� “donde la sangre o vida crA�stica y el pan de la inmortalidad (el alma) se encuentran servidos para que el hombre aspiracional los disponga en actitud receptiva, hacia lo alto, como quien eleva la copa antes de la comuniA?n del brindis espiritual, siendo este brindisA�un sA�mbolo delA�fasto del A?gape o experiencia de la iniciaciA?n” (A�v ). Siguiendo en esta lA�nea de argumentaciA?n endebleA�y caprichosa, nos van a permitirA� tambiA�n, a los postres, elA�imaginativo paralelismoA�fonA�tico:A� red cap,A�A�red cup. Pues eso.

(Red cup = Red cap ; A?lo pillan?…)

Y como no hay ceremonia o ritual iniciA?tico que valga que no termine con una mA�nima o fastuosa celebraciA?n orgiA?stica, y dadas las connotaciones sexuales –sublimadas, por supuesto– del dichoso sombrerito rojoA�que hemos manifestado con anterioridad, queremos concluirA�esta semblanzaA�sobre la vida y milagros del fez con los acordes de una deliciosa melodA�a popular orientalizante, entre lasciva y picantona, con la que nuestros maestros de ceremonia nosA�deleitaron en nuestra particular coronaciA?n cairota. A�A�Hala, a menear la penca con este soberbio e iniciA?tico Ya Mustapha.

Ya Mustapha (melodA�a ligeramente libidinosaA� para una iniciaciA?n de sexualidad sublimada, etc, etc.)

-Fuentes,notas y vA�nculos-

  • (3) La Antigua orden de los noblesA�del Relicario mA�stico, o shriners (segA?n la wikipedia)
  • (5)A�Claves secretas de la historia, Robert Goodman
  • Los shriners, explicados por los propios masones. TambiA�n dedican un post al queso magro (ahA� le han “dao”)A�A�(1) A?Quieren ser un shriner y calzarse un bonitoA�fez con cimitarra y media luna, como el Gordo y el Flaco? AquA� les explican cA?mo hacerlo.
  • El discurso antimasA?nico de A.P. (AustinPowers), Mustapha, el hombre del fez, es muy malo. Vean, si no.
  • Las conexiones reales o fabuladas de los Shriners con el islam nos llevarA�an demasiado lejos y no vamos a establecerlas aquA�. Par los sobrinos mA?s interesados en esta ardua cuestiA?n nos bastarA? seA�alar que : “La conexion mas obvia con el islamismo en el mundo de la Logia es,por supuesto,el Shrine. La mayoria de las personas no saben que el verdadero nombre de esa organizacion es la “Antigua Orden Arabiga,Nobles del Templo Mistico” (…)A� El Shrine no solo evoca claramente la cultura arabe,sino que el “shrine” es en verdad el santuario sagrado del islamismo,la Kaaba en la Meca.Entre aquellos que no pertenecen al Shrine,pocos se dan cuenta de que tras su aspecto externo exotico y divertido,el ceremonial esta impregnado de la religion islamicaA�”
  • El blog del portador del fez por antonomasia, nuestro ilustre Emilio El Moro.
  • (4) Un viernes 13 de octubre del aA�o 1307, hace 702 aA�os, el Gran Maestre Templario Jacques de Molay y sus 138 compaA�eros eran detenidos y ajusticiados, dando comienzo a una maldiciA?n que perdura hoy en dA�a y a una de las leyendas mA?s fascinantes de nuestra A�poca. (cita)
  • AnA�cdotas sobre otro curioso sombrerito rojo: el gorro frigio. A?QuA� tienen en comA?n PapA? Pitufo y el dios Mitra?
  • Las coronas reales de Egipto. Las coronas participan del simbolismo general del sombrero, sublimA?ndolo.
  • Baraka, Tool disposition (danza de derviches girA?vagos)
  • Sombreros para viajeros impenitentes en HATS horizons

Related Posts with Thumbnails

12 comentarios to La faz oculta del fez

  1. Pues a fé mía que más parecen los tres de la Judería que de la Morunda (sobre todo el de la izquierda).

  2. Klingsor oder der letzte Harier on diciembre 13th, 2010
  3. Debe ser uno de los efectos del vino y la carne de cerdo, por no mencionar la griálica salsa del pomodoro que refiere la copla.

  4. Flegetanis on diciembre 13th, 2010
  5. Amigo Flegetanis no va haber quien me tome en serio despues de esto… y esta vez no ha hecho falta el Potoshó. En fin antes tampoco antes causaba mucho respecto.

  6. Dr.Venturi on diciembre 13th, 2010
  7. Querido doctor Venturi, el Photoshop no habría conseguido el milagroso brillo que la sin par Sakara dio a nuestra pequeña celebración. Esto no hace sino añadir nuevo lustre a su dilatada “hagiografía”.

  8. doctor matute on diciembre 14th, 2010
  9. Ups, me equivoqué tecleando a altas horas. Me refería al de la derecha, el de la izquierda parece un buen cristiano viejo.

  10. Klingsor oder der letzte Harier on diciembre 14th, 2010
  11. Sí señor, eso es adaptación al medio!! Vaya rato más bueno que echamos!! Falta el humo de las múltiples parrilladas que nos rodeaban por doquier.

  12. Supernova on diciembre 14th, 2010
  13. Fantástico post para recordar tan magno acontecimiento iniciático fezístico. Aunque yo añadiría que además de faz de fez algunos la tienen de hormigón armado.
    ¿Sería este episodio fruto del azar? ¿Estaba, más bien, el enésimo guía Mustafa compinchado con los señores músicos que aparecieron, casualmente, al par que nosotros? ¿Quiso el destino que nos encontrásemos con lo que era inevitable?
    Sea como fuere el episodio mereció la pena, y no se nos ve tristes precisamente por ello, aunque la Sakara también ayudaría lo suyo, es cierto. Parece que estoy oliendo el aroma del pan de pita, ummm.
    No estaría mal, en cada sitio, ataviarse como los músicos del lugar para, ya en casita, perpetrar estas entradas.
    Voy a osar, querido Flegetanis, editar y poner mi nom de plume, como los demás. Dejaremos el apodo para otros menesteres. Y también tocaré algo el retrato, por motivos que sólo las bicis conocen.

  14. R. Daneel O. on diciembre 15th, 2010
  15. “Hay quien se pone unas gafas de sol para darse más carisma y sintomático misterio…”

    Olvidé mencionar –y no me resisto a ello– que hay un extraordinario “syncro” oculto en el post, extraordinario por lo estrambótico e inútil, justo los que me pirran.
    Helo aquí: El espisodio de A.P. (Austin Powers, of course), parodia de 007, frente a Mustapha, el malo masónico del fez reverbera y se amalgama en la pose de Emilio el Moro, con Licencia para matar (en el disco)… Sólo hubiese faltado para que el Mustapha de la película llevase un parche en el ojo; pero sólo lleva gafas de sol negras. (¿Un momento? ¿Quién habló de unas gafas de sol?…)

    …Qué triste,amigos, es la paranoia.

  16. doctor matute on diciembre 15th, 2010
  17. ¿Mandeeee? Está usted algo críptico.

    Ya sabía yo que se me olvidaba un chiste en el comentario. Eso pasa por escribir las cosas tan tarde. Pues sí, me he dado un toque de carisma y sintomático misterio, siempre en honor de nuestro músico de cabecera. Y estuve hasta por poner el enlace a la canción, helo aquí (1:25): http://www.youtube.com/watch?v=qJUvWKeEX9M
    Disculpen la cara del mocito, no había dormido bien ese día.

  18. R. Daneel O. on diciembre 16th, 2010
  19. Por cierto, sin ningún tipo de acritud, al señor Darío del último tubo indubitablemente le gustan las juras de bandera, salta a la vista.

  20. Dr. Cataplasma on diciembre 17th, 2010
  21. Se ha hecho con la noble intención de fomentar nuestra imagen de adalides de la tolerancia, doctor Cataplasma.

  22. Flegetanis on diciembre 17th, 2010
  23. […] siguiente tubo, hallado por casualidad a partir de un enlace de la pasada entrada la faz oculta del fez, es precisamente de estos fenómenos cairotas.  Sorpresas de […]

  24. Viajes con mi tía » Blog Archive » In situ on diciembre 17th, 2010

Deja un comentario

Buscar
 
 
“Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias” , Kavafis
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

diciembre 2010
L M X J V S D
« nov   ene »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Álbum Fotográfico

El archivo XML no existe
Substances to Perform Blackjack Natural skin care products house on the Internet Paper Composition Harvard Producing Middle Harvard College Escan Review Generally Helps To Try To Make Parents Standard Of Living Less Of A Challenge Phonetrack-reviews 1 1 Prep For Meeting Planning For Meeting Planning For Job Interview Prep For Job Interview Planning For Job Interview Preparation For Job Interview Preparation For Job Interview Planning For Meeting Planning For Meeting Preparing For Job Interview Prep For Job Interview Preparing For Job Interview Preparation For Job Interview Planning For Job Interview Planning For Meeting Planning For Meeting Preparing For Job Interview Preparation For Meeting Preparation For Job Interview Prep For Job Interview Prep For Meeting Preparing For Meeting Preparation For Job Interview Prep For Job Interview Preparation For Job Interview