Stormberger y Los Profetas del Bosque

24 octubre
2010
escrito por Flegetanis

 

Muy negro el ejército que viene del este, sin
embargo, todo ocurre muy rápido.

(Alois Irlmaier, vidente , 1894-1959)

 

Visiones catastróficas del destino del la raza humana en general y de Europa, en particular,  se han contado por centenares a lo largo de la historia y son un fenómeno a menudo vinculado con la espiritualidad y la experiencia religiosa.  En ocasiones este tipo de manifestaciones parecen florecer especialmente en los períodos convulsos o cercanos al entorno de los milenarismos (precisamente el vocablo apocalipsis significa revelación);  también son muy frecuentes  en el ámbito del contactismo ufológico y el channeling (para algunos dos vertientes del mismo fenómeno), donde han dado lugar a una vasta literatura que además del aspecto profético reviste otros de orden diverso .  Son conocidas por todos con el apelativo de profecía, pero desde un punto de vista  teológico, vale decir ortodoxo, el término “profecía” únicamente conviene a una revelación de origen divino, siendo más ajustados los términos vaticinio o “revelación  privada” para éstas a las que nos referimos.

Existe una larguísima tradición de vaticinios en la zona central de Europa relativamente desconocidos — de los que se ocupa ampliamente en su fenomenal libro Los Profetas del Bosque ,vaticinios sobre el destino de Europa según la tradición popular Centroeuropea Jose María Sánchez de Toca ( 1 )–, que describen diversos escenarios probables de una gran guerra en Europa, marcada por la invasión de ejercitos procedentes del Este,(2)  principalmente rusos –o chinos en otras predicciones–  seguida de tres días de tinieblas que asolarán el continente, y que, según los distintos vaticinios, determinarán el final de la guerra.

(El hipotético escenario descrito en las “profecías”: Rusia lanza un terrible y masivo ataque sobre Europa. Imagen WarRoom)

 

Esta tradición  de vaticinios  centroeuropeos que presagian un ataque a Europa desde el Este, se remonta al siglo  XI, aunque estas primeras “profecías” son más descarnadas y sus descripciones de la naturaleza del invasor no es clara. Pero la línea de predicciones que se extiende ininterrumpidamente hasta el siglo XVIII (de 1701 a 1800) es mucho más nítida en detalles y se habla explícitamente de Rusia. (3) Esta identificación precisa de Rusia empieza a registrarse en el conjunto de los vaticinios a partir de 1800 (aunque hay menciones más antiguas), esto es, cien años antes de la Revolución de 1917, y mucho antes de que Rusia se contemplara como una potencia miliarmente peligrosa (en esta fecha de la que hablamos –en torno a 1800– Rusia  no podría considerarse una amenaza). Obviamente esto no prueba la fiabilidad de los vaticinos, ni ayuda a determinar de modo concluyente que dicho ataque ruso haya de tener lugar. Pero demuestra en cierto modo, con curiosa insistencia, que la naturaleza del evento descrito en los vaticinios no tiene nada que ver con la llamada Guerra Fría, y consituye un argumento en favor de una detenida observación de aquellos.  

  

He aquí algunos fragmentos de dichos vaticinios, pertecientes a una antiquísima cadena  de videntes centroeuropeos que llega hasta nuestros días:

“Los rusos no se detienen en ningún sitio, mientras arrasan en sus tres frentes. Día y noche corren para poder alcanzar el distrito Ruhr (distrito situado en la región de Westphalia, al oeste de Alemania), por donde hay muchos hornos y chimeneas. El segundo frente se dirige hacia el oeste sobre Sajonia, A través del distrito Ruhr, exactamente como el tercero, la cual va desde el noreste hacia el oeste sobre Berlín. Día y noche los Rusos corren, inexorablemente su meta es el distrito de Ruhr… Esto sucederá tras la confusión en los Balcanes ”

 Alois Irlmaier, Bavaria, 1950
  
  
“Los tanques vendrán del este y se dirigirán con gran velocidad hacia el Oeste. Las tropas rusas llegarán hasta el Rin”
Stockert vidente de Munich, 1947

“A finales de Julio las tropas rusas avanzará rápidamente hacia Eruopa occidental”
Erna Stiglitz, Augsburg 1975

“Al mismo tiempo una parte del ejército ruso avanzará subiendo desde Prusia, Sajonia y Turingia hacia el Rin, para alcanzar Calais y tomar el control de la costa”
Hermano Adm, Wuerzburg 1949

Pueden ver aquí el resto de los escritos que refieren un ataque fulminante de los rusos, la mayor parte pertenecientes a videntes centroeuropeos del siglo XX.

  

(La llegada de un Gran pez de plata –el Zepelin, aquí sobrevolando Dresde–  señalaría para el Stormberger y otros videntes el incio de la Primera Guerra)

De todas las predicciones centroeuropeas estudiadas,  son especialmente relevantes las llamadas profecías de Matthias el Stormberger, un humilde vaquerizo de Rabenstein, Alemania,   que  en torno a 1820 dejó constancia  de sus singulares visiones sobre el futuro. Analfabeto y sin ninguna formación, a pesar de ser conocido por su rara habilidad de predecir con precisión el futuro, muchos de sus vecinos lo ridiculizaban porque en muchas ocasiones sus místicas predicciones hablaban de cosas tan distantes –el teléfono, la televisión, el ferrocarril– que resultaban impensables o demasiado extravagantes para la compresión de las mentes de aquel remoto lugar del mundo. Sus predicciones, no obstante, empezarían a cumplirse  una a una, de modo implacable, décadas después de la muerte del Stormberger, que nunca pudo ver realizados en vida los acontecimientos que eran objeto de sus presagios.

(Un entierro colectivo: panoramas como éste, nada alentadores, son comunes en los vaticinos centroeuropeos)

Algunos de sus vaticinios guardan cierto parecido con los textos apocalípticos, y a menudo tienen ese tono catastrófico e inquietante. La secuencia  temporal  que el Stormberger sugiere en para los acontecimientos futuros es asímismo bastante segura. Como cuando dice: “Vosotros, hijos míos, no sufriréis estas cosas, ni vuestros nietos tampoco; pero la tercera generación, ésa sí que ciertamente las verán”. Esta afirmación, habida cuenta de la línea establecida para sus predicciones, situaría un plausible escenario para una tercera guerra mundial justo en nuestra época.

Se sabe que diversos estudiosos austriacos de las profecías en la región de Bavaria compilaron los vaticinios del Stormberger, pero con la llegada del nazismo los libros que contenían sus escritos fueron quemados, porque anunciaban la derrota final de Hitler, quien se interesaría profundamente por los textos del Stormberger y otros videntes bávaros. Sin embargo, algunos fragmentos de aquellos vaticinios, que hablan de la invención de automóviles, trenes y aeroplanos,  sobrevivieron. Describen con precisión el día en que empezaría la I Guerra Mundial, su duración, así como las armas que se emplearían durante el conflicto.

 

(Rusia, la amenaza fantasma de los vaticinios centroeuropeos)

 

Un ejecito masivo marcha desde el Este hacia
Belgrado con dirección hacia Italia. Después, tres frentes
armados avanzan como un relámpago en el norte del Danubio
sobre Alemania (Oeste) hacia el Rhin, sin previo aviso. Esto
sucederá de manera tan inesperada que la población huirá en
pánico hacia el Oeste

(Alois Irlmaier)

La mayoría de las predicciones de Stormberger no son ambiguas, sino bien específicas. Por ejemplo, el vidente explicitó las señales que darían lugar a la primera Guerra Mundial, augurando que “cuando en los lindes del bosque se termine el camino de hierro, y se vea un caballo de hierro –el ferrocarril, desconocido aún para el Stormbeger– entonces empezará una guerra, dos veces dos años”  ; y más adelante explica “se combatirá con fortalezas de hierro que se moverán sin caballos (los tanques empleados por primera vez en la Guerra del 14)  Tengamos en cuenta que estos vaticinios se recogieron al menos doscientos años antes de que los hechos descritos en ellos ocurrieran.

Este asombroso vidente bávaro también describió con pasmosa precisión el período de inflación y pobreza que siguió a la Primera Guerra Mundial, explicando que vendría un tiempo en el que el dinero no tendría valor alguno, y que para comprar una hogaza de pan habría que emplear una fortuna.

  

(Las predicciones de Stormberger vaticinaban el advenimiento del nazismo)

 

  

(Artistas com Paul Weber  también advirtieron con anticipación visionaria la amenaza latente y los horrores del nazismo en el momento mismo de su gestación, e incluso antes. Gracias a nuestro amigo Klingsor por ponernos sobre la pista de esta curiosa historia)

 

El Stormberger predijo también,  con increible precisión, la Gran Depresión de 29, el auge y caída del Tercer Reich, o el desarrollo de las dos primeras Guerras Mundiales,  previendo una tercera gran guerra para nuestros días:

“Dos o tres decadas después de la primera guerra vendrá una segunda aún más larga. Casi toda las naciones del mundo se verán afectadas. Millones de hombres morirán incluso sin ser soldados. El fuego caerá del cielo y muchas grandes ciudades serán arrasadas. Y tras el fin de esta Segunda Gran Guerra, vendrá  una tercera conflagración. Habrá entonces armas completamente nuevas. En un solo día morirán tantos hombres como en las dos primeras guerras. Las batallas se llevarán a cabo con armas artificiales. Se desatarán terribles catástrofes”  La llegada de los ejercios invasores, dice el Stormberger, será como el relámpago : ” Sucederá bien rápido –en una taberna de Zwiesel la gente estará divirtiéndose, y fuera lo soldados tomarán el puente– La gente huirá hacia los bosques. Aquellos que se escondan en el Fuchsenriegel o en el Falkenstein, se salvarán.” (de los vaticinios de Stormberger, 1830)

” Lo que es especialmente interesante en la visión del futuro de Stormberger es su comentario de que la guerra llegaría por sorpresa para muchos. Ve que aquellos que sí se dan cuenta de lo que está sucediendo son incapaces de compartir sus revelaciones –o de ser oídos–: “Las naciones de la tierra entrarán en estas calamidades con los ojos abiertos. No serán conscientes de lo que está sucediendo, y los que sí lo sepan y hablen serán silenciados. La tercera gran guerra supondrá el fin de muchas naciones” . Del mismo modo, en las predicciones del vidente Alois Irlmaier también destaca poderosamente esta llamada de atención sobre el factor sorpresa del ataque:

“Viene muy de prisa. Los campesinos estarán  sentados en la taberna, jugando a las cartas, mientras los soldados extranjeros los observan por las ventanas y puertas. Muy negro el ejército que viene del Este, sin embargo, todo ocurre muy rápido.” En algunos de los textos, estos soldados procedentes del Este son denominados directamente “rojos” (vocablo que en la época de aparición de los vaticinios no tenía el matiz que tiene hoy, puesto que aún no habría nacido el comunismo), que algunos interpretaban literalmente con el color distintivo de los uniformes.

 

(El fantasma de la guerra química  con toxinas letales planea sobre los viejos textos proféticos bávaros y centroeuropeos)

  

Cuando explotan, un Amarillo y verde polvo o humo
emana, todo lo que se pone en contacto con esto, se muere,
ya sea humano, animal o planta.

Los humanos se tornan completamente Negros y sus
carnes se precipitan de sus huesos, tan agudo es este
veneno.

(Alois Irlmaier)

“Cuando las mujeres vayan con pantalones, y los hombres se vuelvan afeminados, cuando uno no pueda ser capaz de distinguir a un hombre de una mujer, entonces será el tiempo. La gente construirá casas por todas partes, casas grandes y pequeñas, unas junto a otras. Cuando todo el mundo construya y en todas partes se erijan edificios, entonces todo será arrasado”.

“De modo que cuando veas el horror de la devastación, del cual el Profeta Daniel ha hablado, entonces huid a la montaña, y los que estén en el camino o en el campo, que no se vuelvan ni  a buscar sus ropas”   

La mayor parte de las predicciones centroeuropeas describen un escenario cercano a una guerra química, de efectos devastadores sobre la población, tal y como se describe en estas líneas del vidente Alois Irlmaier:
 
” Cuando la ciudad dorada sea destruida, empieza. Como una línea amarilla subiendo hacia la ciudad en la bahía. Será una noche clara y serena cuando empiecen a tirarlo. (…) Los tanques están todavía en marcha, pero sus tripulantes se tornaran completamente negros. Donde sea que caiga, todo morirá, ni árbol, ni arbusto, ni ganado, ni césped, se tornara negro y marchito.Las casas existen todavía, no se lo que es y no lo puedo determinar. Es una larga línea. Quien pase sobre esta línea muere, los que se encuentran en un lado no pueden pasar al otro lado. De repente todo en los frentes se rompe. Todos ellos tienen que huir hacia el Norte, Lo que llevan consigo lo tiran.  Nadie regresara jamás. Los aviones dejan caer un polvo amarillo entre el Mar Negro y el Mar del Norte, entonces una franja de muerte es creada, directamente desde el Mar Negro hasta la Mar del Norte, tan amplia como la mitad de Babaria (Región sureste de Alemania, y la mas grande en tamaño de este pais) (…) En esta zona no crece más el cesped, mucho menos vidas humanas. (*)
 

 (Los vaticinios del Stormberger, en este tubo del Canal de Historia -en italiano-)

 
 
A las tres guerras mundiales presagiadas por los vaticinios centroeuropeos, y que afectarán principalmente a Europa, seguirán tres días de Tinieblas que, de acuerdo con dichas profecías, serán de carácter global y afectáran a todo el orbe. Las terribles guerras desatadas en Europa serían,  en cierto modo, siempre según las mismas fuentes, una última advertencia al género humano.  Recordando la trágica existencia del profeta de Nínive, no nos queda más que sugerir que las profecías o predicciones de tono apocalíptico, como éstas del Stormberger que apuntamos, sólo son exitosas en la medida en que no se cumplen, puesto que su función es la de servir de admonición y advertencia,  y su  meta la de prevenir y señalar al hombre los acontecimientos terribles, calamidades y peligros que se ciernen sobre él, para que éstos puedan ser evitados y no sucedan.
 

 (El general Sánchez de Toca explica quiénes son estos Profetas del Bosque, en un fragmento del programa Cuarto Milenio)

 

-Fuentes y vínculos-

(1)Sánchez de Toca, José Mª: Los profetas del bosque: y otros vaticinios sobre el destino de Europa según la tradición popular Centroeuropea.Ediciones Corona Borealis, S.L. Posiblemente podamos consagrar una nueva entrada sobre este apasionante tema de las profecías centroeuropeas, admirablemente recogidas y tratadas en el libro del general Sánchez de Toca, en alguna otra ocasión.

(2)  La invasión rusa  de Europa según diversos vaticinios y predicciones. Más sobre Rusia en las noticias y en las profecías (Nostradamus incluido)

(3) Bernot, Stephan, European Prophecies (escenarios probables para una futura guerra centroeuropea según los profetas del bosque y otros vaticinios)En alemán. (European Prophecies, en inglés,  un acercamiento exhaustivo al tema del escenario de la invasión rusa de Europa descrita en los vaticinios centroeuropeos.)

(4) He saw the future, las profecías del Stormberger. El Mühhiasl, otro de las más destacables de los “profetas del bosque”, que algunos identifican con el propio Stormberger.

– Alois Irlmaier (en alemán).  Una serie de tutubos sobre los videntes, entre ellos Irlmaier, en Der Seher (alemán).Los vaticinios de Irlmaier, en español, en Las Guerras Mesiánicas y aquí (tomado de Los Profetas del Bosque)

(5)obre el Stormberger y su influencia en Hitler, véase este otro sitio.

() Una catastrófica secuencia de acontecimientos y posibles escenarios del futuro en http://prophecies.us/yabb/YaBB.pl?num=1223722898

(7) Los vaticinios completos del Stormberger, en esta obra online en Scribd

(8) Un tutubo relajante y tranquilizador sobre el asunto que nos ocupa; recuerden, no se conturben en modo alguno, porque oirán de guerras y rumores de guerras, etc. etc.

Related Posts with Thumbnails

6 comentarios to Stormberger y Los Profetas del Bosque

  1. Cuentan que Napoleón antes de morir dijo dejar dos herederos o sucesores, dos Hércules an la cuna: Los Estados Unidos y Rusia.
    Y si de vaticionios estamos hablando le recomiendo encarecidamente este enlace del que seguro sabrá sacar partido. Versa sobre un “profeta” llamado Paul y que no es el famoso pulpo:http://labanderanegra.wordpress.com/2008/08/04/a-paul-weber-ilustrador-de-ernst-niekisch/
    Para los que tengan curiosidad he de decirles que el cartel soviético reza más o menos como sigue: “El pueblo y el Ejército unidos”
    La foto de Dresde resulta reveladora de un synchro a los que ustedes son tan aficionados y del que espero esta semana tenga constancia.

  2. Kilngsor oder der letzte Harier on octubre 24th, 2010
  3. Celebramos tenerle por aquí de nuevo, Klingsor, agradeciendo sus jugosos comentarios, especialmente esta cosa sobre Dresde, que nos deja con la mosca detrás de la oreja. Le envidiamos por su conocimiento del alemán –y ahora parece que también del ruso– porque podrá acceder, si está interesado, a mucha documentación en la red sobre el Stormberger y el Mühlhiash, sobre los que hay poca cosa aún en inglés o en castellano.
    Veremos qué dice ese visionario Paul que menciona, y una vez considerado incluiremos su sugerencia en la entrada.

  4. Flegetanis on octubre 24th, 2010
  5. Mientras acabamos de pulir los últimos detalles de esta entrada vemos –estupefactos– en la primera de TVE el intro de Mars ATTAck ! de Tim Burton, con la secuencia inicial de una miríada de platillos acercandose amenazadoramente a la Tierra. http://www.youtube.com/watch?v=jWDAu3cgYMc
    TErrorífico syncro (0:29 madrugada)que no nos resistimos a compartir con ustedes. ¿Una sombra de las cosas por venir?…

  6. Flegetanis on octubre 24th, 2010
  7. […] enésima expresión de las hordas de Gog y Magog– vaticinada por el Stormberger y los profetas del bosque. O esta visión de Guénon, El fin de un mundo, que tampoco es moco de pavo. Descargar […]

  8. Post Apocalíptico | Viajes con mi tía on enero 8th, 2012
  9. Les demando que resucitemos el NACISMO y llevemos acavo el sueño de ADOLFO HITTLER.

  10. Santos Cuellar on agosto 29th, 2016
  11. Me temo que ya hay otros que se ocupan con denuedo de que ese sueño -pesadilla para la mayoría- no se pierda. De hecho, creemos que nunca se fueron. Ánimo en su búsqueda y gracias por su aportación.

  12. Flegetanis on julio 3rd, 2017

Deja un comentario

Buscar
 
 
“"No hay nada - bajo el sol"” , Atribuído a un primo de Eclesiastés
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

octubre 2010
L M X J V S D
« sep   nov »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Álbum Fotográfico

El archivo XML no existe
Intermission Demasiado azul PLATILLOS VOLANTES Mundos en blanco y negro De mujeres y libros El horizonte de Nemo Navideño, níveo, ciclostático Interior del estudio Hitos hebdomadarios, II Una épica del taparrabo, II Resurrección MAC Balcón pompeyano Break Níveo y natalicio Hitos hebdomadarios,1 Voitekhovitch, más ligero que el aire La octava maravilla del mundo (II) El culto de la calavera, II Sicalípticas El Lobo Feroz El dirigible robado Una épica del taparrabo, I El cementerio de los elefantes Vecinos CHOMÓN El lápiz arqueológico Balada triste de trompeta...o de cómo vivir destruyéndose El hábito del arte Cuestión de poder