Archivo de septiembre, 2010

Killing the dragon

 
  
(San Miguel combate al Dragón; relieve del Museo del Louvre)
  
  
  
  
“San Miguel Arcángel,
defiéndenos en la batalla.
Sé nuestro amparo
contra la perversidad y las acechanzas
del demonio (…)”

 

Con ocasión de la festividad de San Miguel Arcángel, patrón de las milicias celestiales e infalible guía, nos hemos propuesto abordar el asunto del combate con el Dragón, uno de los más significativos y relevantes episodios de la vida de todo héroe viajero, pleno de simbolismo. De todos es conocido que en la hagiografía cristiana, los santos patronos de los caballeros, San Jorge y San Miguel Arcángel, aparecen a menudo en el acto preciso de combatir al Dragón –la serpiente o el demonio participan aquí del mismo simbolismo en tanto que encarnaciones del “adversario” —en una miríada de obras de arte maravillosas; bástenos recordar a Rafael o el mismo Durero, que tuvo a bien autorretratarse junto al Jefe de las Huestes Celestiales en uno de los episodios más célebres del Apocalipsis:

 “Hubo un gran combate en los cielos. Miguel y sus ángeles lucharon contra el Dragón. También el Dragón y sus ángeles combatieron, pero no prevalecieron y no hubo ya lugar en el Cielo para ellos. Y fue arrojado el Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él.” (Apocalipsis 12, 7-9)   

En la Biblia las referencias a este dragón, encarnación del adversario, son numerosas: Así,  el profeta salmista dice: “Tú aplastaste la cabeza del Dragón”…(…) “Ese dragón que tú formaste para jugar con él”. (…) “es el mismo que tú hiciste para que fuese burlado por tus santos— Con esta opinión está de acuerdo lo que el santo Job dice: “Este es el principio de la imagen de Dios que consiguió que el dragón fuese echado a perder por sus ángeles.”” (Juan Escoto Eriúgena, Periphyseon) (4)

 

Albrecht Dürer, German, 1471 – 1528
St. Michael combat al Dragon
del Apocalipsis cum Figuris Pictures 1751

(El joven Durero se autorretrata parapetado tras el escudo con el emblema del heliotropo; es el ángel de arriba a la derecha)

 

En multitud de leyendas el dragón aparece con el significado de enemigo primordial, al margen de otras vertientes simbólicas más profundas. El combate con el dragón constituye por ende la prueba caballeresca  y heroica por excelencia. Hércules, Apolo, Cadmo, Perseo, Jasón, Sigfrido, Beowulf, San Jorge, San Miguel, Arturo, Tristán o Lanzarote, todos los héroes de cuentos,  sagas y epopeyas conocidas han de vencer al dragón, o su contrapartida, la serpiente o Caos primordial, la Tiamat de la mitología mesopotámica. El combate del héroe primordial con el monstruo existía también en la mitología egpcia, bajo la forma de la lucha entre Horus y Seth, que adopta diversas formas, entre otras las del hipopótamo, y así ha sido representado en diversos relieves, como los del templo de Edfú. La influencia de esta iconografía y su simbolismo en la génesis de las formas legendarias y hagiográficas en el mundo occidental es para algunos evidente.

“ Pero quizá, el más famoso y difundido santo guerrero vencedor del dragón, sea San Jorge. Nacido en Lidia y martirizado en Nicodemia en 303, su figura hunde raíces en el dios Horus egipcio para acabar como invención tardía del siglo XII. (…) En los bestiarios, acabará por perpetuarse su imagen asociada a la del diablo. Así en el de Cambridge, no sólo constituye una ampliación del Fisiólogo, sino que sigue a Solino, Ambrosio y, sobretodo, a Isidoro de Sevilla, para quien el demonio sería el más enorme de todos los reptiles, como un dragón, con cresta o corona. “  ( 6 )

(La visión egipcia del combate primordial: Horus vence a Seth, el hipopótamo, en un relieve del templo de Edfú. )

En el sentido más amplio del simbolismo del dragón, éste representa “lo animal” por excelencia, su lado más salvaje y peligroso, pero también, en sentido positivo, la energía o fuerza bruta en toda su pureza, de ahí quizá también su tradicional asociación con el fuego. Entre los sumerios, el animal en general representaba al “adversario”, el mismo concepto que más tarde se adjudicaría al diablo (el término Satán, por ejemplo, se traduce exactamente como adversario). No obstante, el dragón aparece en algunas culturas entronizado o deificado, como se le muestra en los estandartes chinos de la dinastía Manchú, o entre los fenicios o sajones.

(Así interpreta Delacroix el mito de Apolo y Pitón)

La leyenda del matador de dragones ofrece diversas versiones, en general de carácter violento y sangriento Los héroes antiguos acostumbraban a coronar su búsqueda con la hazaña de dar muerte al dragón.  A pesar del núcleo central del mito, los episodios varian: Es el caso de la leyenda del herrero John Smith (apellido que significa precisamente herrero, como herrero era Sigrido, el héroe de la saga de los Nibelungos, vencedor de Fafnir) de Deerhurst, en el condado de Gloucester, que alimentó a un voraz monstruo: “después de beber una inmensa cantidad de leche se tumbó al sol con las escamas erizadas. Entonces el fornido herrero le cortó la cabeza.”  En otra leyenda británica, el campeón Lyminster de Susex preparó para su enemigo un pudding emponzoñado, tan grande que tuvo que transportarlo en un carro hasta la guarida del monstruo, que lo engulló de un bocado, junto al carro y los caballos.

San Jorge combatiendo al Dragón (1551-52=)

Relieve de la fachada de San Giorgio degli Schiavoni, Venecia

En  este mito de la lucha del héroe y el dragón quieren ver algunos el tema arquetípico del triunfo de la luz sobre las tinieblas, o en términos junguianos, del yo sobre las tendencias negativas y destructivas del subconsciente.  Para la mayoría de las personas el lado oscuro o tenebroso de la psique, lo que Jung llamaba la sombra, permanece oculto, en estado larvario o inconsciente, reprimido. El héroe, por el contrario, debe percatarse de la presencia de la sombra y ser capaz de extraer de ella su potencial espiritual. Necesita llegar a integrar su potencia destructiva si quiere alcanzar la realización; ésta es la metáfora que representa vencer al dragón; en otros términos: sólo después de dominar y asimilar la sombra un individuo puede adquirir la plenitud personal y espiritual.

Para otros autores, influenciados posiblemente por la escuela del psicoanálisis, la lucha contra el monstruo significa la búsqueda para liberar a la conciencia apresada por el inconsciente; Ania Teillard (*)  sugiere que el monstruo se identifica con la líbido. Un modo trivial pero seguro de identificar de una vez por todas las asechanzas de Satanás.

(La lucha con el dragón en un capitel románico de San Juan del Duero. Crédito: Baruk)

Uno de los aspectos más interesantes y profundos del simbolismo del Dragón en relación con el viaje del héroe es su papel de custodio del recinto sagrado –temenos– o el tesoro. En estos mitos el Dragón se nos presenta esencialmente como un guardián severo; es en efecto el guardián de los tesoros escondidos, y como tal el adversario que debe vencerse para poder acceder a aquéllos. “En la mitología romana, aparecerá de nuevo en su papel de vigilante eterno enroscado en el manzano (Árbol de la Sabiduría ) que la misma Madre Tierra regalara a Hera y que era esquilmado, sin contemplación, por las Hespérides(…) “ (6) 

 Si en Occidente es el guardián del Vellocino de Oro y de las manzanas de oro del Jardín de las Hespérides –trasunto del Paraíso o morada de los inmortales–; en China, según un cuento de Tang, es el guardián de la Perla; la naturaleza del tesoro custodiado es diversa, pero  la leyenda de Sigfrido y Fafnir corrobora que este tesoro guardado tan celosamente por el dragón no es sino la inmortalidad.

 

(La ballena, en tanto que monstruo andrófago, es pariente del Dragón)

 

 

El dragón comparte con la ballena una parte del simbolismo relacionado con su papel de monstruo andrófago, que juega un papel fundamental en algunas formas de iniciación, especialmente en las culturas primitivas. Se pueda relacionar la imagen de la ballena arrojando a Jonás con el significado del dragón que engulle y vuelve a escupir su presa después de haberla transfigurado. Esta imagen del al héroe engullido por el dragón es muy significativa: vencido el monstruo, el héroe adquiere la eterna juventud –el tesoro custodiado por el monstruo, cuyas fauces a menudo se identifican con las puertas de la Muerte—Consumado el viaje a los infiernos, asimilados aquí con el vientre de la bestia, el héroe vuelve de nuevo del país de los muertos o –en el caso de la ballena—de la prisión nocturna del mar. El mito familiar de Jonás y la ballena, en el que el héroe es tragado vivo por un monstruo marino que lo traslada durante la noche sobre el mar, de oeste a este, simboliza el camino el sol desde el crepúsculo al alba. El héroe, como el sol, se hunde en las tinieblas que representan la muerte, para resurgir victorioso al término de su viaje.

 

 (Hercules y la Hidra de Lerna, en un grabado de Ludovico Caracci)

 

(No podemos resistirnos a incluir este fragmento de la película de Fritz Lang Los Nibelungos (1924), para ilustrar nuestro pequeño capricho sobre el héroe vencedor del dragón, pues precisamente aquí se recoge el episodio de Sigfrido dando muerte al monstruo Fafnir  y recibiendo un baño en su sangre para propiciarse la invulnerabilidad)

 

-Fuentes y vínculos-

(1) Sophia y el Dragón, imaginería del dragón en Occidente

(2) Para todos los textos hemos empleado, entre otros, el Diccionario de Símbolos de Juan Eduardo Cirlot y el fabuloso volumen de Chevalier y Champeaux.

(3) El dragón es uno de los animales favoritos para los ilustradores de fantasía contemporáneos. Un puñado de dragones en Taringa! y estos otros del genial Kerem Beyit, por cortesía de Pasa la vida

(4) La ballena como monstruo andrófago es el tema principal de este foro sobre simbolismo en el Románico; el combate con el monstruo es un motivo recurrente en la imaginería del Románico.

(5) Más dragones luchadores y otros extraños pobladores de los  capiteles románicos en esta página de aquí (con muy buenas fotos y comentarios)

(6) Para un buen material de referencia, véase  El Dragón en el Románico, apuntes para un símbolo

 

 

El viejo Hollywood

(Fotograma de La caída de la Casa Usher,de Jean Epstein (1928), basada en formidable relato de Edgar Allan Poe. Imagen Old Hollywood)

 

Estupendas fotografías, con enorme fuerza visual, de antiguas joyas del celuoide rancio en Old  Hollywood: instantáneas poco conocidas de celebérrimos actores y actrices, momentos insospechados del rodaje, documentos visuales olvidados o prácticamente desconocidos, muchos de ellos de gran interés, todo ello aderezado con magníficos comentarios y jugosos artículos,y de agradable lectura. Para cinéfilos.

 

 

 (Fotograma de la Mujer en la Luna, Die Frau in Mond, de Fritz Lang, que nos sirvió de ilustración para nuestro post Pasaporte a Magonia)

(Un momento del rodaje de la Mujer en la Luna, una auténtica joya del celuloide rancio pionero de la ciencia ficción)

 

 (Esta actriz de Pearl of the Army, de 1916, parece que también vaya a la luna)

 

 

(Una estampa de The  The Day The Earth Stood Still (1951, dir. Robert Wise)

 

 

La caída de la casa Usher, basada en el relato de E.A.Poe, una película dirigida por Jean Epstein, con guión del propio Epstein y Luis Buñuel. En la versión de Epstein, el relato original de Poe se funde con otra de sus admirables composiciones, el Retrato Oval. La fotografía de la cinta, junto a una estudiada escenografía e iluminación,  contribuyen poderosamente a crear un clima sobrenatural y misterioso que convienen a la atmósfera del cuento de Allan Poe.

 

 

-Fuentes y vínculos-

Old Hollywood, para todas las imágenes del post

Una excelente revisión de La Mujer en la Luna, de Fritz Lang, en La maquinaria de la nube

 

Miércoles, septiembre 29th, 2010 CELULOIDE RANCIO, ICONOGRAPHIA CURIOSA 2 comentarios

Gabinetes de Historia Sobrenatural

 

( Dicen las notas que acompañan al misterioso objeto de arriba que éste fue hallado en 1901 en un laboratorio abandonado; nunca se ha revelado quién es su autor, pero nosotros sabemos que este curioso dispositivo de reanimación ha sido diseñado por Andrea Falaschi, y puede verse en Propnomicon.)

 

Dos fabulosos museos éstos que les presentamos, el Surnateum,  que no desmerece del wunderkammer de nuestro Doctor Venturi, y el Propnomicon,  que hará las delicias de lovecraftianos y de todos los amantes de lo oscuro,  fantasmal y lo sobrenatural. Un mundo donde las criaturas extraordinarias y entidades fronterizas conviven con nosotros, en armonía o en abierta lucha; un mundo que busca ocultarse tras las cubiertas de esos libros que se leen con desdén y  sonrisa  sardónica. Un ámbito diferente donde  los objetos, las letras y los números poseen cualidades semidivinas, ya sea en forma de grimorios legendarios, opúsculos de ciencias ocultas, antiguallas condenadas, amuletos y talismanes, armas y herramientas mágicas, sortilegios, hechizos y encantamientos (incluso creímos ver en un rincón la Lanza de Longinos). Este asombroso gabinete de lo maravilloso es un museo de lo Sobrenatural, pero tambièn el escondrijo ideal para la diversión, el juego,  la ficción y la fantasía. 

 

(Los dientes de un Goblin asoman desde una mesa en Propnomicon)

Propnomicon es un sitio cuyo contenido gira en torno a la fantasía y el horror lovecraftiano; crece gracias a las contribuciones artísticas de muchos de los seguidores de Lovecraft  y de  jugadores del mítico juego de rol ”Call of Cthulhu”, basado en los relatos del escritor de Providence. A ellos se deben los fantásticos objetos que pueblan el sitio, inspirados directamente en los Mythos, y también en la producción literaria anterior.

 

(La magia de lo extraño en un cajón)

 (Un aspecto de los cachivaches del museo de lo Sobrenatural)

El Surnateum ha explorado durante décadas este lóbrego  universo paralelo de lo extraño,  todo cuanto permanece en la frontera de nuestra realidad. Más que ilustrar o divertir al visitante casual, este lugar es un verdadero santuario para genuinos artefactos mágicos y las leyendas e historias que proliferan en torno a ellos. El museo de la Historia Sobrenatural está dividido en diversos departamentos, cada uno de los cuales se ocupa de un área de estudio mágica, maléfica o fantástica, que pueden visitar aquí.

Los artífices  de ambos sitios quieren hacernos una advertencia: que es peligroso jugar con fuerzas que están más allá de lo que alcanza nuestro conocimiento, fuerzas en las que, aún sin creer del todo, no deberíamos confiar demasiado.  Oído el aviso, creemos que echar un vistazo no nos acarreará tan funestas consecuencias. Y quizá podamos hacernos con algún ominoso ejemplar para nuestro particular gabinete de curiosidades.

 

(Cabeza de un demonio bicorne en el los fondos de la sección de demología)

 

(Más ítems en el prodigioso museo de lo sobrenatural, el Surnateum; aunque la navegación es tediosa y difícil, como en un auténtico trastero, finalmente quien rebusca afanosamente y bucea lo necesario,  puede encontrar curiosos y exóticos especímenes que hacen bien amena la visita)

 

 

Temporada otoño-invierno

 

 

En manga corta, así es como conviene entrar en la nueva estación a la gente apasionada como nosotros,  que goza de esa temperatura interior que les permite afrontar los rigores del invierno de modo airoso y elegante. Hemos seleccionado para ustedes esta nueva línea de camisetas, de diseño variopinto, que por cortesía de Patapalo disponemos en nuestra bitácora por si a alguno le sirviera de fuente de inspiración. Son el producto de largas horas de vuelo por la red con ojo ávido y mano experta en  la captura hábil de lo ajeno –lo que muchos llaman eufemísticamente el soplo de las musas– y del empleo de parte de nuestro sagrado tiempo de ocio midiendo nuestra paciencia y nuestros nervios con diversas aplicaciones de retoque y diseño.

Estas camisetas no están a la venta. Algunas están ligeramente inspiradas en diversos modelos que hemos visto aquí y allá; otras son de cosecha propia. Las hay directamente fusiladas, sin mayores escrúpulos, de las ideas de diseñadores y artistas que hemos encontrado vaya usted a saber dónde; varias de éstas las podrán hallar en tiendas on line como Pampling, donde pueden adquirirlas si lo desean. El resto no es más que un divertimento con el que combatimos duramente el tedium vitae, y un homenaje a algunos de los iconos de la cultura popular a los que mostramos nuestra sincera devoción. Pueden encontrarlas todas, junto a otros diseños,  en esta página, a la que quizá volveremos de vez en cuando  para introducir algún modelo más o hacer pequeños cambios en los diseños.

Plagios y debates sobre la propiedad intelectual aparte, nosotros ya estamos pensando en enfundarnos alguna.

 

Arsenal sideral

 

 Figura

 

 The Good wife

 

  

Monsters do have their place

 

  El exorcista

 

 Bettie Page Rules

 

Homenaje a Edgar Allan Poe

 

 Títo Creepy

 

 Danza de la Muerte

 

 

Have a nice day, Dave

 

Craig la Rotonda

 

De un viejo libro

 

Gozdilla

 

Platillos volantes

 

 Daisy

 

 Viajes con mi tía 1

 

Black Bride

 

 

Viajes con mi tía (Afterhours) 

 

 

 Frenesí

 

 Hitchcock makes me happy (diseño de Pampling)

 

 

 Plan  9 del Espacio Exterior

 

Psicosis

 

 

Mélies va a la luna

  

 El ojo que ves no es

 

  

 La doncella y la muerte

 

 

Vértigo

 

  Moonlight

 

 

 Anatomía de un asesinato

 

 Fantomas

 

 Monstruos

 

 Mars attacks

 

 Vampirella

 

   

El turismo es un gran invento

 

 
 
 
 El hombre invisible
 
 
 
 
 
 
Jaws
 
 
 
 
Kubrick Clockwork
 
 
 
 
 
Ufo connection
 
 
 
 
 
Muerte entre las flores
 
 
 
 
 
 
 Bettie Page tribute (ya van dos)
 
 
 
 
 

Ellos

Viajes con mi tía III

 

Resurrección

 

En realidad es Blue Demon*, el archienemigo de Santo, hábilmente camuflado (según nos dicen nuestros asesores espirituales)

La fuga de Logan

Ars Gratia

Memento mori

Daniel Clowes Monster Party

911 Mega-ritual (diseño de Jake Kotze)

 

 Sonrisa negra

 Holy Grail (diseño de Olly Moss)

Magnum

Harry el Sucio (sobre un diseño de Olly Moss )

El Gran Dictador (diseño de Olly Moss)

(Black Bettie)

(Triple Hitch)

(Overlook)

 Zombi

Mono telúrico (where art thou, brother?…?

 

  Pulp

El amante de Lady Chatterley

Marcianitos

Lunes, septiembre 27th, 2010 GENERALIS 10 comentarios

Perdonen que no me levante

 

(“Perdonen que no me levante” , aseguran que rezaba el epitafio del genial Groucho Marx: la cara menos sombría del Memento Mori, para levantar el ánimo de alguno de nuestros amigos  o puntuales visitantes)

Descubrimos la curiosa y terrible tradición de la fotografía postmortem gracias a la famosa película de Amenábar Los Otros, donde la aparición de un álbum que contenía este tipo de imágenes jugaba un papel importante y de gran efecto en la atmósfera de la historia y constitutía un punto álgido en el desarrollo de la  trama. En aquel momento, ignorantes aún de la existencia de esta bizarra práctica, pensamos que se trataba de una mera una invención del propio director o de alguno de sus asesores; nuestra sorpresa fue mayúscula  al confirmar la consistencia histórica del fenómeno.

 

Las fotografías de familiares fallecidos  — y en general, los retratos o cualquier efigie pintada o esculpida– han servido como sustitutos o recordatorios de la pérdida del ser amado. Las familias que no podían permitirse encargar una pintura encontraron en la fotografía una alternativa barata, pudiéndose capturar la impronta del difunto pocas horas tras el deceso. La invención de la Carta de Visita, que permitía la impresión de numerosos ejemplares a partir de un solo negativo, implicaría que estas imágenes podían reproducirse y ser envíadas a parientes lejanos. En estas imágenes, los difuntos son representados usualmente como si estuvieran plácidamente dormidos en lugar de muertos, y en otras ocasiones se les hace posar como si estuviesen aún vivos, lo cual termina por dar un aire aún más siniestro a la escena.

(Fotografías post mortem de dos niños fallecidos; la segunda con una clara tendencia pictoricista, inspirada en efigies barrocas de Cristo niño)

 

Tan pronto como el daguerrotipo se popularizó —observa el autor del artículo la Introducción a la fotografía postmortem, de Room 101– comenzaron a aparecer las primeras tomas post mortem. Tras la muerte, la familia del fallecido se enfrentaba cara a cara con la desaparición del mismo y sólo el registro de su imagen a través de un proceso fotoquímico les permitía conservar un último recuerdo material de su aspecto. Por si esto fuera poco, los cuerpos exánimes resultaban el blanco perfecto para los daguerrotipistas, limitados por los largos tiempos de exposición requeridos para impresionar sus placas fotosensibles.”

 

 

(Clásica fotografía postmortem donde los miembros de la familia completa posan junto a los fallecidos. © Bill Blanton)

 

 Hubo un tiempo, en un pasado no muy lejano, en que la muerte era algo cercano al hogar. Refiere Bill Blanton en su pasmosa blog sobre fotografía postmortem que a veces este tipo de representación era la única efigie que se conservaba de la persona fallecida, en esta época en que la fotografía aún era un artículo de lujo que no estaba al alcance de todos. La fotografía postmortem era una actividad muy extendida entre los fotógrafos del siglo XIX, especialmente en Estados Unidos, y también en Europa; pero hoy día nos resulta dura y muy poco comprensible, sobre todo porque nuestra cultura moderna hace denodados esfuerzos por evitar a toda costa la imagen de la enfermedad, la decrepitud o la muerte, las tres verdades del Buda con las que no estamos acostumbrados a convivir. Les invitamos a echar un vistazo a éstas de la pequeña colección de Bill Blanton, bajo su responsabilidad, advirtiéndoles previamente que algunas de ellas puedan tener un impacto notable en según qué sensibilidades… Memento mori.

 

(Todas las imágenes de este tutubo pertenecen al © Thanatos Archive

En el vídeo de abajo, que recoge algunas imágenes de fotografía postmortem en la época victoriana, nos refieren también los singulares hallazgos que hace una compañía londinense, llamada Necrópolis, en el curso de su trabajo. Esta empresa se dedica a recuperar tumbas de antiguos cementerios y criptas que necesitan ser renovados. Su actividad da lugar a numerosos descubrimientos sorprendentes, algunos de gran interés arqueológico, pues revelan los hábitos funerarios de nuestros antepasados, pero también de algunos aspectos de su vida cotidiana y sus costumbres. Del mismo modo los arqueólogos pueden encontrar valiosa información sobre las enfermedades que les afectaron, cómo se alimentaban, o detalles sobre la moda y los usos de la época.  Se trata por otro lado de un trabajo riesgoso, pues los operarios deben andar con suma precaución a la hora de manipular los restos de los fallecidos, que en ocasiones fueron víctimas de afecciones muy graves y contagiosas, desde el cólera a la tuberculosis.   En definitiva, todo un festival para elevar el espíritu.

(Death and the victorians, un impactante vídeo de GhostWatching)

 

-Fuentes y vínculos-

 

 -El mejor artículo que hemos encontrado tras una breve búsqueda: Introducción a la fotografía postmortem, de ROOM 101, bien escrito y con una magnífica –aunque terrible– selección de imágenes.

-En español, un breve pero excelente post sobre fotografía postmortem en Tejiendo el mundo.

-The Thanatos Archive, un fabuloso compendio de documentos e imágenes sobre la fotografía postmortem

- Imágenes  y texto a partir de Postmortem – 1: done, occuring, or collected after death.

-Los resultados de Google image para Postmortem Photography, un buen modo de comenzar una búsqueda más a fondo en el tema.

- Más fotografías postmortem, en este caso europeas,  en este archivo de aquí. 

- Un nuevo repertorio de tremendas fotografías en la terrorífica blog Materies Morbi ( véanse con precaución)

- Los herederos directos de esta tradición en la actualidad, en Now i lay down to sleep  (para quienes aún no han tenido bastante) 

Related Posts with Thumbnails
Sábado, septiembre 25th, 2010 CON EL OJO DE TU PADRE, MEMENTO MORI 8 comentarios
Buscar
 
 
“Un viaje de mil millas comienza con el primer paso.” , Lao Tse
 
 
Premios 20Blogs
Si te gusta nuestro Blog vótanos en los premios 20 Minutos

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

septiembre 2010
L M X J V S D
« ago   oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Álbum Fotográfico

El archivo XML no existe
Cuestión de poder Mundos remotísimos ¿Un postrecito? Polvo eres... El arte de Robert Lawson Más que mil palabras Paranoia mayestática Mortadelo y Filemón, singular evolución La ternura del monstruo Otra vez será... For unto us a child is born Plastilina, un juego de niños (II) Muerte, autorretrato final Juguetes en extinción Ciclópeo Crumb Damien Loeb La maqueta constructivista Manifiesto en favor del collage La mano oculta de Jahbulon Fuego de pecho El camino del Silencio Paco Pomet Santa María a Nova Zeuxis redivivo La evolución de un icono El primate mediático Persiguiendo fantasmas Baños y delicias turcas Engineering the Antichrist (2) Dios existe
  • You are currently browsing the Viajes con mi tía blog archives for septiembre, 2010.