Pasaporte a MAGONIA

9 junio
2010
escrito por Flegetanis

 

(Fotograma de Una mujer en la luna, de Fritz Lang)

En la Edad Media, los campesinos franceses hablaban de una región imposible, una ciudad en las nubes, llamada Magonia, donde habitaban peligrosos brujos, los tempestarios, a quienes se culpaba de las terribles tormentas que a menudo podían arruinar las cosechas. Hace más de mil años, esta creencia en Magonia comenzó a desarrollarse a partir de una bien documentada anécdota que revela cómo un buen día los vecinos de Lyon lograron capturar a tres hombres y una mujer que, según decían, habían llegado desde la remota Magonia en un barco volador. En este y otros relatos sobre los fabulosos ingenios voladores procedentes de Magonia, recogidos por el abate Nicolás de Montfaucon de Villars en sus Coloquios sobre las ciencias ocultas, los modernos ufólogos han querido ver un antecedente de las más moderna mitología platillista.

Durante del reinado de Pipino el Breve (751-768), según cuenta Mountfaucon de Villars, comenzaron a manifestarse estos espíritus del aire, tal y como afirma en este pasaje de sus Coloquios: “se veía por los aires a estas admirables criaturas de aspecto humano, formadas de pronto en orden de batalla, desfilando, permaneciendo en armas (1) o acampadas bajo soberbios pabellones; o en navíos aéreos de admirable estructura en los que la flota volante navegaba a la deriva de los vientos.” (2)

 

(El viaje a los Imperios del Sol y la Luna de Cyrano de Bergerac, un egregio antecedente del género que nos ocupa)

La ignota Magonia permanecería en las nubes durante siglos, ajena a las evoluciones de los hombres, hasta que el más competente y diestro de los ufólogos, el doctor Jacques Vallée, la rescató del olvido para escribir la que quizá sea una de las mejores y más interesantes obras sobre el fenómeno ovni, Pasaporte a Magonia. (3) En ella, el brillante doctor Vallée adelanta la inquietante hipótesis, (4) entre otras,  de que el enigmático mundo de los platillos volantes está estrechamente vinculado a las formas más arcaicas del folckore y la demonología medieval, llegando a la conclusión de que  –según el autor– todos ellos son manifestaciones del mismo  fenómeno.

     

(El Doctor Jacques Vallee, en la época del esplendor del platillismo, hablando sobre la magnitud y el alcance del fenómeno a nivel mundial)

Los viajes a regiones inexploradas como Magonia son comunes en la literatura ufológica, especialmente en el mundo del contactismo, donde, mucho  antes de comenzar la carrera espacial, numerosos individuos clamaban haber visitado otros mundos, guiados de la mano infalible de enigmáticos gurúes de planetas lejanos, de nombres imposibles, que solían concluir su periplo con un el hallazgo de asombrosas revelaciones de naturaleza cosmológica y espiritual, al recibir mensajes mediante diversos medios, especialmente la escritura automática, de raigambre mediuúmnica y espiritista, componiendo así miles de páginas plenas de arcanos inspirados por estos ignorados sabios de las profundidades del espacio, auténticas biblias siderales de considerable empaque, como el imponente  Libro de Urantia, que  desde 1906, fecha en que el mediúm de Chicago Wilfred Cluster Kellog canalizara esta obra, se cuentan ya por varios millares de volúmenes. (5) 

 

La cuestión de la revelación, sin embargo, dista de ser un fenómeno moderno, puntual o fortuito, sino que se encuadra  el complejo marco de las revelaciones privadas, de las que podríamos citar ejemplos mucho más antiguos, como el célebre caso de John Dee, el mago isabelino, o Enmanuel Swedenborg, en el siglo XVIII, cuyas visiones dieron lugar a una vasta producción literaria de más de quince mil páginas.

En una primera instancia, la naturaleza de las revelaciones privadas parecía estar más vinculada con la esfera religiosa y espiritual y, como en el caso del Libro de Mormón, otro ejemplo de este tipo de literatura inspirada, el contenido de los mensajes sirvió para instrumentar diversos movimientos religiosos, a menudo de carácter sectario; más tarde adquiere tintes espiritistas con el advenimiento de la cultura neoespiritualista en Estados Unidos; pero es a partir de 1940, con la aparición de la mitología platillista, cuando el fenómeno de las revelaciones privadas adquiere su carta de identidad actual. Es entonces cuando comienza a surgir el fenómeno del contactismo y la canalización, alcanzándose   una nueva fase de adaptación a la mentalidad contemporánea e incorporando buena parte de los contenidos cosmológicos y teológicos de sabor new-age que caracterizan a la mayoría de los mensajes, cuyos artífices, por completo desconocidos, permanecen sin embargo fieles a su propósito de permear y manipular las creencias del ser humano. (6)

 

En la actualidad, una cifra cercana al millón de contactados en todo el mundo–setecientos mil, según el ufólogo Pierre Monet– proclama estar recibiendo  a través de diversos medios mensajes donde se manifiesta, entre otras cuestiones, la existencia de  mundos habitados.

 

(La doctora Arroway , protagonista de Contact,  fue también invitada a participar en una excursión interplanetaria de dudosa naturaleza)

 

 

 Coincidiendo con la llegada de la era espacial, los cohetes y los vuelos tripulados, el aparato simbólico de estos supuestos mensajeros de Magonia o de Dios sabe dónde, (7) se adapta a la psicología colectiva de la nueva civilización tecnológica, dándose pábulo a la aparición de extraños vehículos siderales e ingenios espaciales que de repente poblaron los cielos de medio mundo, y toda una plétora de misteriosos pilotos y aeronautas que se ocupaban de brindar a unos pocos elegidos sus floridos relatos sobre las maravillas de exóticos planetas y tierras habitadas en los confines del universo.

He aquí algunos de los remotos destinos visitados por los accidentales profetas del moderno evangelio ufológico, además de los planetas de nuestro sistema solar, según una lista de más de cien entradas elaborada por el ufólogo Ignacio Dardaude:

…Ganímedes, Zeta Retículi, Muse  ,  Nakin  ,  Narvon  ,  Nebula  ,  Nemus  ,  Neon  ,  Neptuno  ,  Neverons  ,  Nibiru …Osnus,  Oz  ,  Phoenix  ,  Pleons ( CE )  ,Las Pléyades      ( CE )  ,  Plutón  ,  Po  ,  Próxima Centauri ( SS) ,  Pyrole  ,  Quivid  ,  Reticulum ( CE )  ,  Rey  ,  Salamia  ,  Satania  ,  Saturno ,  Schare  ,    Seles  ,  Selo  ,  Senarus  ,  Seraphington  , Serena  ,  Severns  ,   Shunan  ,  Silfar  ,  Silxtra  ,  Sion  ,  Sirio ( SS )  ,  Siris…  etc. etc.

 Es en esta época cuando surgen, de entre la vastísima literatura canalizada, una serie de opúsculos sobre el viaje a otros mundos. De acuerdo  con la el interesante trabajo del ufólogo Ignacio Darnaude , Gente de otros Planetas (8) , la relación –necesariamente incompleta– de  inspirados viajeros interplanetarios y de sus  volúmenes referidos a la exploración de otras regiones siderales  quedaría representada de este modo:

 

 

LOS VIAJES  A MARTE

El místico sueco Emanuel Swedenborg (1688 – 1772) fue uno de los pioneros en el viaje espacial, visitando a los marcianos, al igual que a Mercurio, Venus, Júpiter, Saturno y la luna, exploraciones de las que da cuenta en su obra Otras Tierras .-  En 1880 Henry A. Gaston hace público en San Francisco El planeta Marte revelado . – El matrimonio Smead procesa psíquicamente en 1893 Comunicaciones con seres del planeta Marte. – En 1894-95 la sensitiva Kathérine Elyse Müller , alias “Héléne Smith” – viaja De la India a Marte , psicografiando su experiencia en un libro de quinietas páginas. – Sara Weiss da a conocer en Nueva York en 1905 , Mis viajes al planeta Marte (548 páginas), al que seguiría en 1906 Romance de Marte – .En 1920 Eros Urides da a luz El planeta Marte y sus habitantes . – En julio de 1938 Khauga inspira a William Ferguson el opúsculo Mi excursión a Marte. – El joven británico Christopher, fallecido en 1943, dicta a su madre unas intensas “memorias astrales” en las que narra su visita a Marte y a Sirio.

En plena efervescencia de los platillos volantes y el auge del pulp de la ciencia ficción, continúan apareciendo obras sobre los viajes al Planeta Rojo:

En 1949 el médium Hercilio Maes psicografía en Curitiba (Brasil), por inspiración del avatar Ramatis, el volumen La vida en el planeta Marte y los discos voladores – En 1954 Buck Nelson contacta en Missouri con hombres del espacio, y extracta sus experiencias en el humilde librito Mi viaje a Marte, la Luna y Venus. – El mismo año el californiano Ernest L. Norman publica ell cuaderno La verdad acerca de Marte  . Ya en 1955 Narciso Genovese explicó su experiencia en su libro Yo he estado en Marte (3) – Gaston Lenormand, en el mismo año, da cuenta de su incursión en el orbe de los canales marcianos en Yo estuve en un platillo volante – También en 1955m, Dorothy Thomas da a conocer en Los Angeles La vida en Marte y Venus  – Helen Hoag dedica cinco páginas en 1958 a describir la cultura marciana en sus  memorias tituladas Mi visita a otros planetas. (Una vez más, aclaramos que la lista de los volúmenes citados es necesariamente incompleta.)

 (Escena final de Encuentros en la Tercera Fase, de Steven Spielberg, que explora el tema de la ufología y el contactismo)

 

(El sobrecogedor y patético testimonio de uno de los miles de contactados que dicen recibir mensajes de enigmáticas entidades) (9)

 

DE VISITA A VENUS

 

 A finales de los años cuarenta, Dana Howard publica Mi vuelo a Venus, continuado por Vesta, habitante de Venus

Pocos años depués vería la luz  el libro de Violet Gilbert  titulado Mi viaje a Venus

En 1943 el novelista inglés C.S. Lewis edita la novela fantástica Perelandra (Travesía a Venus).

Al año siguiente el mejicano Salvador Villanueva Medina fue abordado en una carretera solitaria por un enano venusino que lo llevó  trasladó a su mundo de origen, de resultas de la  experiencia se publicaría  Yo estuve en el planeta Venus.

Los mensajes desde Venus trasegadas por el ingeniero mecánico Jessee Valentine aparecerán reseñadas  Henry R. Gallart en el opúsculo Desde otros mundos (1964).

El mismísimo  autor de El tercer ojo no se quedaría atrás y también se daría una vueltecita por la estrella de la mañana; en 1966  T. Lobsang R€ampa, dio a la imprenta Mi visita a Venus.

Un caminonero de En  el camionero de Mineral Wells (West Virginia) llamado Woodrow Derenberger fue teleportado a Venus y lo mucho que allí y en otro sitio llamado Lanulos vio el buen hombre  quedó recogido en el volumen de 1967 de Harold W. Hubbard Visitantes del planeta Lanulos.

L. Norman contaría a su ez su estancia en  Azure, una hermosa ciudad venusina, en La voz de Venus (1955).

1975 vería el testimonio de  John Langdon Watts en su libro La razón de vivir y visita a Venus

 

 

LOS CONFINES DEL SISTEMA SOLAR

No son pocos los contactados que proclaman también que hay aún otros planetas en nuestro sistema solar, invisibles al ojo humano, que han sido destino de algun que otro viaje. Se mencionan Maldek, (fonéticamente próximo al dios Marduk), Vulcano, Clarión y Hercóbulus, todos ellos destruidos en una hecatombe de proporciones gigantescas; y más allá del Sistema Solar, una miríada de planetas, asteorides y estrellas han acogido a nuestros involuntarios e intrépidos viajeros espaciales. (8)

 Hercilio Maes, Yosip Ibrahim, Darío Triana Lorenzo, y Dino Kraspedon, entre otrosotros, son algunos de los contactados que mencionan Hercóbulus o algún otro planetoide errante que fue la causa de espantosos desastres en el pasado remoto de nuestro planeta.

Hercilio Maes, Yosip Ibrahim, Darío Triana Lorenzo, y Dino Kraspedon, entre En 1765 se imprimen en París los 7 volúmenes de Viajes de Milord Ceton a siete planetas

En 1878 Sir Humphry Davy pone a disposición de los londinenses Los últimos días de un filósofo. Viaje a otros planetas.

Inglaterra disfrutó en 1885 la primicia del reverendo S.S. Lach-Szyrma Alerial. Viaje a otros mundos

El californiano Cecil Michael fue llevado en 1953 al siniestro mundo Hell, correría que clarifica en Ida y vuelta al Infierno en un platillo volante

En 1962 el peruano José Rosciano Holder (“Yosip Ibrahim”) da a conocer el satélite joviano en Yo visité Ganímedes, para continuar a  los tres años con Mi preparación para Ganímedes.

Ernest L. Norman, en La voz de Eros nos informó en 1958 de todo lo relacionado con el planeta que lleva este nombre. -A principios de 1974, y también en el país incaico, Carlos Paz y su hijo Sixto Paz Wells iniciaron una fructífera amistad telepática, que duraría años, con una etnidad llamada Oxalc y otras autoridades de Morlem (otro nombre para Ganímedes) – Wendelle C. Stevens registró sus notables vivencias en Contacto en Reticulum, a finales de los setenta.- Contacto con las Pléyades (1983, 1099 pp.), y la trilogía Mensajes de las Pléyades resultaron  del intercambio del contactado  Eduard Billy Meier con los supuesto tripulantes de un ingenio volador.- Ruth Norman distribuyó en 1983 la tríada Decadencia y destrucción del imperio de Orion. – Supuestos humanoides de la estrella Arturo se manifestaron en 1985 a través de Norma J. Milanovich, autora de Nosotros, los Arturianos – Carl Van Vlierden nos cuenta su viaje extraordinario y otros detalles de su historia en Contacto con el planeta Koldas (1986)- Zitha Rodríguez Montiel publica Contacto con Andrómeda: profecías de una mujer extraterrestre en 1988 …. Y en la actualidad…

Hasta aquí, algunos de los más conocidos periplos siderales y excursiones a planetas habitados mencionados en sus obras por inspirados videntes y contactados;  la lista no agota en absoluto el vastísimo compendio de las revelaciones ufológicas constatadas hasta la fecha. Para mayor detalles, les sugerimos la lectura detallada de mencionado estudio de Ignacio Darnaude, Gente de Otros Planetas, que incluimos en nuestra lista de enlaces. Baste, como de costumbre, este botón de muestra para revelarles la punta del iceberg de un fenómeno bien curioso, por no decir terriblemente isterioso y fascinante,  que mantiene ocupados a individuos de medio mundo y trae de cabeza a otros tantos desde hace, probablemente, cientos de años.  Y la historia contínua aún hoy.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 (También nos comunican mensajes desde el planeta “Tetonia”. Por éste último no nos importaría darnos una vueltecita)

 

-Fuentes, vínculos y notas-

(1) Existen numerosas descripciones de batallas en los cielos y otros fenómenos celestes anómalos desde la más remota antigüedad, como se recogen en la Crónica de Nuremberg, del siglo XV. Quizá en otro momento podamos ocuparnos de este interesante episodio.

(2 ) Una ventana crítica al mundo del misterio, en  Magonia

(3) Pasaporte a Magonia, y Yo he estado en Marte, de Narciso Genovese, en la colección Realismo Fantástico, aquí.

(4) Otros maestros de la ufología han sostenido esta teoría, con leves diferencias, como el gran John Keel, el autor de Mothman, recientemente fallecido.

(5) En la magnífica página del investigador sevillano Ignacio Darnaude   encontrarán un excelente y extenso estudio sobre este tema de las revelaciones ufológicas, así como enlaces a gran cantidad de documentos relacionados.

(6) Una perspectiva de la dimensión más inquietante del fenómeno del contactismo ufológico en este breve artículo llamado Algunos libros revelados.

(7) Swedenborg, Keel y Vallée sospechan la procedencia de estos maestros del engaño.

(8) Recomendamos especialmente la lectura de Gente de otros planetas, de Ignacio Darnaude Rojas-Marcos, del que nos hemos servido libremente para elaborar nuestro artículo.

(9) Para una visión extrema del lado más ridículo y patético del contactismo -que lo hay– véase esto de aquí, esto otro,  lo de más acá y lo de acullá (uno de nuestros terroríficos contactados hispànos)

(*) Los más famosos contactados ufológicos, algunos de los cuales protagonizaron los asombrosos viajes que son objeto de nuestro artículo.

(*) Diversos ejemplos de los libros escritos por contactados, algunos mencionados en nuestro artículo,  en esta página (en inglés) con imágenes de las cubiertas.

(**) Ediciones Halbrane, con excelentes reseñas de los mejores libros de Jacques Vallee –imprescindibles para todo aquel que profese cierto interés en el asunto de la ufología–  casi un centenar de obras descatalogadas, casi todos a la venta.

Related Posts with Thumbnails

6 comentarios to Pasaporte a MAGONIA

  1. Magnífica entrada Dr. dentro del espiritu viajero de nuestra querida tia. Para cuando el cine-club, quizas empezar con contact. Veo con agrado que su edición en HTML va mejorando, fotos con texto al lado…

  2. Dr.Venturi on junio 10th, 2010
  3. Gracias, doctor Venturi. Uno de mis libros favoritos junto a una de mis películas preferidas,que merece ser vista una vez más.
    El doctor Jacques Vallee, el doctor Lacombe que interpreta Truffaut en la película de Spielberg, es uno de los tipos más brillantes e inteligentes de los que he tenido oportunidad de leer.
    Los viajes espaciales bien podrían dar más juego en el futuro.

  4. Flegetanis on junio 10th, 2010
  5. Querido Flegetanis, no estoy en absoluto de acuerdo con el calificativo de dudosa para la excursión de Arroway. Ya tendremos oportunidad de confrontar versiones, coincidiendo como coincido con usted en ser una de mis películas de cabecera.

  6. R. Daneel O. on junio 14th, 2010
  7. Me gustaría me enviaran más información sobre los ovnis y que dice la nasa sobre éstos encuentros cercanos del tercer tipo o de extraterrestres,aportes y encuentros científicos etc.

  8. amada.acosta on noviembre 28th, 2010
  9. Querida sobrina: si busca usted entre nuestros enlaces, especialmente en la magífica página de Ignacio Darnaude, uno de los más sorprendentes ufólogos que hemos conocido nunca, encontrará usted abundosa información sobre prácticamente todos los aspectos de este complejo fenómeno. (Y son muchos)
    http://ignaciodarnaude.galeon.com/ (Una auténtica mina)
    Tardará meses sólo en descubrir la ingente y riquísima cantidad de información compilada por este erudito de la ufología.

    En cuanto a lo que dice la NASA, se podría resumir en breves líneas: Tales cosas no existen y sólo sirven para entretener a las mentes débiles (quizá como la nuestra).

    Buena caza.

  10. Flegetanis on noviembre 29th, 2010
  11. Onde poderia conseguir mais informações ou fontes a respeito do que consta na passagem: – O jovem Briton Christopher, que morreu em 1943, dá a sua mãe um forte ” memórias astrais” em que relata sua visita a Marte e Sirius.

  12. Alvaro on mayo 8th, 2017

Deja un comentario

Buscar
 
 
“Los tiranos se rodean de hombres malos porque les gusta ser adulados y ningún hombre de espíritu elevado les adulará.” , Aristóteles
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

junio 2010
L M X J V S D
« may   jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Álbum Fotográfico

El archivo XML no existe
Intermission Demasiado azul PLATILLOS VOLANTES Mundos en blanco y negro De mujeres y libros El horizonte de Nemo Navideño, níveo, ciclostático Interior del estudio Hitos hebdomadarios, II Una épica del taparrabo, II Resurrección MAC Balcón pompeyano Break Níveo y natalicio Hitos hebdomadarios,1 Voitekhovitch, más ligero que el aire La octava maravilla del mundo (II) El culto de la calavera, II Sicalípticas El Lobo Feroz El dirigible robado Una épica del taparrabo, I El cementerio de los elefantes Vecinos CHOMÓN El lápiz arqueológico Balada triste de trompeta...o de cómo vivir destruyéndose El hábito del arte Cuestión de poder