Turris Babel

9 mayo
2010
escrito por Flegetanis

(La visión de Babel en un fotograma de Metrópolis, de Fritz Lang)

508529_high.jpeg

(Frontispicio de la obra de Athanasius Kircher sobre la Torre de Babel)

He aquí un gran misterio. La historia de la Torre de Babel, que apenas entreveremos, es uno de los relatos más célebres y, sin embargo, enigmáticos y complejos, que aparecen en la Biblia. Su leyenda, narrada en el Génesis, capítulo 11- 9  (1), menciona a los habitantes de la planicie de Sinar, quizá antiguos sumerios o gente de Mesopotamia, que tras la catástrofe del Diluvio Universal, se proponen construir una civilización, una ciudad, y con ella una torre cuya cima ascendiese a los Cielos:

11:1 Todo el mundo era de un mismo lenguaje e idénticas palabras.
11:2 Al desplazarse la humanidad desde oriente, hallaron una vega en el país de Senaar y allí se establecieron.
11:3 Entonces se dijeron el uno al otro: “Ea, vamos a fabricar ladrillos y a cocerlos al fuego”. Así el ladrillo les servía de piedra y el betún de argamasa.
11:4 Después dijeron: “Ea, vamos a edificarnos una ciudad y una torre con la cúspide en los cielos, y hagámonos famosos, por si nos desperdigamos por toda la haz de la tierra.”
11:5 Bajó el Señor a ver la ciudad y la torre que habían edificado los humanos,
11:6 y dijo el Señor: “He aquí que todos son un solo pueblo con un mismo lenguaje, y este es el comienzo de su obra. Ahora nada de cuanto se propongan les será imposible.
11:7 Ea, pues, bajemos, y una vez allí confundamos su lenguaje, de modo que no entienda cada cual el de su prójimo”.
11:8 Y desde aquel punto los desperdigó el Señor por toda la haz de la tierra, y dejaron de edificar la ciudad.
11:9 Por eso se la llamó Babel; porque allí embrolló el Señor el lenguaje de todo el mundo, y desde allí los desperdigó el Señor por toda la haz de la tierra.

La historia parece ser, según algunos exégetas, un intento de explicar la existencia de diversas lenguas humanas. De acuerdo con el relato bíblico, los seguidores de Nimrod querían hacerse un nombre para sí mismos construyendo una poderosa ciudad y una torre con su “techo en los Cielos”. Sin embargo, Dios interrumpe la empresa confundiendo el lenguaje de los constructores, que en adelante no pueden entenderse entre sí, sembrando la confusión. Éste último se propone como uno de los significados del término “Babel” –confundir–, sinónimo de caos. El proyecto nunca se completaría.

En el mito de Babel cabría ver también la gestación de la idea de la civilización o la cultura misma, y de un modo particular de la misma, la metrópolis o la ciudad. También podría identificarse fácilmente con  Babilonia, la gran urbe mesopotámica, que igual modo que más tarde Roma o Nueva York, sería  un gran crisol  razas y culturas muy diversas. Finalmente, la Torre de Babel podría ser asociada, desde su vertiente o dimensión religiosa, como el intento siniestro de perpetrar un vasto sistema o estructura más allá de lo social, cuya estructura podría ser la del zigurat o la pirámide, una metáfora del terrible y misterioso Nuevo Orden de los Siglos, cuya construcción se remonta al principio de la historia.

  

 La Torre de Babel como enigma lingüístico fue una de las incontables empresas que  acometería el polígrafo y erudito jesuita —«el hombre que lo sabía todo»—, el padre  Athanasius Kircher (1602-1680). En 1679 vería la luz  en Amsterdam su obra Turris Babel, un vasto estudio de carácter enciclopédico digno del genio barroco de Kircher. El conjunto consiste en un contundente y detallado ensayo descritptivo, con frecuentes alusiones a San Agustín, y un enfoque científico en el estudio análitico de las lenguas.

Pero lo que nos llama poderosamente la atención es el fabuloso conjunto de ilustraciones  y representaciones a las que ha dado lugar esta misteriosa edificación a lo largo de los siglos, algunas de las que algunas de las cuales les mostramos aquí.

508602_high.jpeg

508615_high.jpeg

 508637_high.jpeg

Grabados de la Turris Babel, de Athanasius Kircher  

Marten Van Valckenborch I (1535-1612)

BRUEGEL, Pieter el viejo, la “Pequeña Torre de Babel” circa 1564

BRUEGEL, Pieter el viejo, Torre de Babel 1563

Lucas van Valckenborch, 1595

Tobias Verhaecht (1561-1631)

VALKENBORCH, Lucas van Torre de Babel 1564

 Lucas van Valckenborch (1535-1597) Jonckheere Galerie, Paris

Hendrick III van Cleve (1525 – 1589)

Hendrik III van Cleve -(Museo Kröller Müller )

Anónimo flamenco, (Kurpfälzisches Mueseum)

Frans Francken Ⅱ,1581-1642


Lodewyk_Toeput 1583-1587

Abel Grimmer (1570-1619)

Tobey C. Anderson

La Torre de Babel según Roberto González Fernández (1948)

La torre de Babel, en una xilogafía de M.C. ESCHER.

(1) La Torre de Babel de Athanasius Kircher (1679)

(2) Athanasius Kircher. Turris Babel online

(3) Las entradas de Bibliodissey para la materia relacionada con la magna obra de Kircher.

(4) Todas estas imágenes pertenecen a la fabulosa galería de Marinni.livejournal.com, donde aún podrán ver más imágenes de la Torre de Babel .

(5) El projecto de Athanasius Kircher de la Stanford University

(6) Galería de Imágenes de Athanasius Kircher, de la Stanford University

(7) Athanasius Kircher Turris Babel, en el Fondo Antiguo de la Universidad de Sevilla

Related Posts with Thumbnails

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Buscar
 
 
“Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo” , Pablo Neruda
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

mayo 2010
L M X J V S D
« abr   jun »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Álbum Fotográfico

El archivo XML no existe
Intermission Demasiado azul PLATILLOS VOLANTES Mundos en blanco y negro De mujeres y libros El horizonte de Nemo Navideño, níveo, ciclostático Interior del estudio Hitos hebdomadarios, II Una épica del taparrabo, II Resurrección MAC Balcón pompeyano Break Níveo y natalicio Hitos hebdomadarios,1 Voitekhovitch, más ligero que el aire La octava maravilla del mundo (II) El culto de la calavera, II Sicalípticas El Lobo Feroz El dirigible robado Una épica del taparrabo, I El cementerio de los elefantes Vecinos CHOMÓN El lápiz arqueológico Balada triste de trompeta...o de cómo vivir destruyéndose El hábito del arte Cuestión de poder