Archivo de abril, 2010

Bestiario

Paris, Bibl. Sainte-Geneviève, ms. 3401, f. 003v

Paris, Bibl. Sainte-Geneviève, ms. 3401, f. 006

Paris, Bibl. Sainte-Geneviève, ms. 3401, f. 045 - vue 2

Paris, Bibl. Sainte-Geneviève, ms. 3401, f. 045 – vue 2

Paris, Bibl. Sainte-Geneviève, ms. 3401, f. 053v

Paris, Bibl. Sainte-Geneviève, ms. 3401, f. 053v

Paris, Bibl. Sainte-Geneviève, ms. 3401, f. 007v

Bestiario, en Liberforidus

 

Soberbias estas imágenes de aves en los manuscritos medievales iluminados pertecientes a uno de los Bestiarios que se exponen en las páginas de Liberfloridus, cuya visita les recomendamos. Esta base de datos, creciente y en desarrollo actualmente, tiene como proyecto ofrecer la consulta al gran público del conjunto de manuscritos medievales iluminados conservados en sus fondos.

Según Jorge Luis Borges (3) en un verso del Paraíso (XXV, 113) Dante llama «nuestro Pelícano» a Jesucristo. El comentario latino de Benvenuto de Imola aclara: «Se dice pelícano porque se abrió el costado para salvarnos, como el pelícano que vivifica a los hijos muertos con la sangre del pecho. El pelícano es ave egipcia. La imagen del Pelícano es habitual en la heráldica eclesiástica y todavía la graban en los copones. El bestiario de Leonardo da Vinci (5) define así al Pelícano: «Quiere mucho a sus hijos, y hallándolos en el nido muertos por las serpientes, se desgarra el pecho y, bañándolos con su sangre, los vuelve a la vida».

 

(1)  Imágenes Bestiario en Liberfloridus.

(2) El blog de los monstruos, para la leyenda del pelícano, según Leonardo de Vinci

(3) El libro de los Seres Imaginarios, Jorge Luis Borges,1968.

(4) Leonardo De Vinci, fábulas y leyendas. Hemos dedicado una entrada en nuestra bitácora a esta parte de la producción del genio.

domingo, abril 18th, 2010 Sin categoría No hay comentarios

Discreto encanto de la burguesía

  

Edouard Manet

Perspektywa II. Balkon Maneta, 1950.(via Rene Magritte)

Rene Magritte

viernes, abril 16th, 2010 Sin categoría No hay comentarios

The chair of the bullfighter

Guillermo Muñoz Vera, «El litri» En el Hotel Palace. Oleo sobre lienzo, 1996.

La realidad contemplada desde el perfeccionamiento del mínimo detalle, pero sin importunar la armonía del conjunto. El pintor chileno Guillermo Muñoz Vera está considerado como uno de los más brillantes exponentes del Nuevo Realismo Español. Sus pinturas de gran formato pueden verse en museos y colecciones de medio mundo, desde Alemania a Estados Unidos. Uno de sus temas recurrentes es la tauromaquia. Para este gran pintor, la fiesta de los toros es un «manantial de cromatismo» . Los toros «van más allá de la mancha roja» dice,  y califica como una estupidez la pretensión de prohibir al Fiesta de los Toros, a la que considera seña de identidad cultural y fuente de inspiración artística.

Guillermo Muñoz Vera, Traje de torero con mesa y lámpara. Óleo/tela 2005

 

(1) Más sobre el apabullante realismo de Muñoz Vera, aquí.

(2) Look , dear monkey, there´s a chair!

viernes, abril 16th, 2010 Sin categoría No hay comentarios

Paradiso, Canto XXXI

(Dante y Beatriz contemplando la luz brillar sobre el Cielo de los cielos, en un grabado de Gustave Doré)

Siguiendo la cosmología medieval, Dante en su viaje a través de las nueve esferas del Paraiso, cuyos detalles ofrece en su cartografía del más allá en la Divina Comedia, nos presenta una concepción del sistema planetario que sigue al pie de la letra el modelo geométrico de Ptolomeo. Beatriz guía a Dante sucesivamente  a través de las nueve esferas, cada una de las cuales comporta un cuerpo celeste que orbita alrededor de la Tierra: la serie de astros descrita por Beatriz incluye la Luna, Mercurio, Venus, el Sol, Marte, Júpiter, Saturno y las Estrellas Fijas. El Viaje culmina en una visión de Dios en el Empíreo, el reino de la Luz Pura.

No podíamos descuidar por más tiempo en nuestra página de Viajes éste que sin ninguna duda es el paradigma de todos los viajes; el viaje al Más allá, el descenso a la Ultratumba, del que la Divina Comedia será, posiblemente, junto a la Eneida, el mejor ejemplo en la historia de la cultura occidental, y una guía insuperable. Sean pues nuestros pilotos  Dante y Virgilio en nuestro particular Descenso a los Infiernos.

Ahora sí que, después de la contemplación del Cielo de los Cielos estamos preparados para nuestra visita al Interior de la Tierra; y puesto que no podemos llegar más alto, no nos queda sino descender, ¿No les parece?

(Dante y Beatriz contemplan el Cielo de los Cielos, según la interpretación de Boticelli para el canto 31 de la Divina Comedia)

viernes, abril 16th, 2010 Sin categoría No hay comentarios

Cartografiando el Cielo

 Imagen Joannis Baptistis Vrients 1602 ‘Epitome Theatri Orteliani, Antwerp 1601©Atlas Coelestis.

Desde tiempo inmemorial el cielo ha ejercido en el hombre una poderosa influencia,  la misma fascinación provocan  los territorios inexplorados y desconocidos, las tierras y mares lejanos e ignotos. Quizá por ello la cartografía celeste se ha desarrollado paralelamente a la terrestre. El Cielo y la tierra, como en la hierogamia de los misterios antiguos, unidos también aquí en el ejercicio de la cartografía. Pero por motivos evidentes, la evolución histórica de los dos géneros han tenido un recorrido diferente; así, mientras los mapas terrestres eran fruto de la observación directa y la exploración real de los mundos representados, los mapas del cielo eran campo abonado para la imaginación  y la fantasía, dejando un amplio margen para las interpretaciones y caprichos de los cartógrafos, aunque no sería correcto interpretar en este sentido el uso de figuras y estructuras rítmicas basadas en la mitología para reflejar las distintas posiciones de los planetas y las estrellas.

Mapa celeste manuscrito. Biblioteca Nazionale Austriaca.

El autor del mapa  celeste manuscrito que mostramos aquí arriba, datado en torno a 1440, es desconocido; se conserva en la Biblioteca Nazionale Austriaca de Viena, y es una de los muchos ejemplares de cartografía celeste recogidos y admirablemente reseñados, con gran profusión de datos y detalles, en la excelente  página que hoy recomendamos, ATLAS COELESTIS ,de Felice Stoppa,de la que hemos seleccionado  estas otras tantas imágenes de nuestro post sobre el Cielo, asunto al que seguramente volveremos a la menor ocasión.

Planisferio de Alberto Durero, xilografía, 1515 . ©Atlas Coelestis

Philippe De La Hire Astrónomo y matemático francés (1640-1718)  ©Atlas Coelestis

 

Frontispicio y detalles de las ilustraciones de la obra  Description de l’Univers, Paris 1683 ©Atlas Coelestis

 

 Carel Allard Planisphaerii coelestis hemisphaerium septentrionale,  Amsterdam 1706

 

 

(1) ©Atlas Coelestis para todas las imágenes reproducidas.

 

jueves, abril 15th, 2010 Sin categoría No hay comentarios

Moscas

Dead fly, una pintura de Philipa King, en loadedbrush 

  La mosca de Robert Hooke

La mosca de la Micrographia, de Robert Hooke (1) History of Science Collections

 

 La mosca de William Blake

Little Fly,
Thy summer’s play
My thoughtless hand
Has brushed away.

Am not I
A fly like thee?
Or art not thou
A man like me?

For I dance
And drink, and sing,
Till some blind hand
Shall brush my wing.

If thought is life
And strength and breath
And the want
Of thought is death;

Then am I
A happy fly,
If I live,
Or if I die.

 

La mosca

Pequeña mosca,
tu jugueteó veraniego
fue truncado
por mi descuidada mano.

¿No soy yo
una mosca como tú?
¿O no eres tú
un hombre como yo?

Porque bailo
y bebo, y canto
hasta que alguna mano ciega
me barre el ala.

Si el pensamiento es vida,
fortaleza y aliento;
y la carencia
de pensamiento es muerte;

entonces yo soy
una mosca feliz,
ya vivo, ya muerto (4)

(El espectro de una mosca, grabado de William Blake)

-Fuentes y vínculos-

 (1)  Doctor Cataplasma Dixit: Robert Hooke, en su obra micrographia, fue el primer científico en realizar dibujos de microscopía óptica (con buena calidad artística como habrán podido apreciar). Además a él debemos el término celula (cell en inglés), por el parecido al microscopio de los constituyentes básicos de los seres vivos con las celdillas (cell en inglés) de los panales de abejas. También le debemos la ley que lleva su nombre para la descripción de las fuerzas ejercidas por cuerpos elásticos. Además de cotribuciones en otros muchos diversos campos de la ciencia.

(2) La obra completa de Hooke digitalizada por Adam Courtney y disponible aquí. Imágenes por cortesía de History of Science Collections, University of Oklahoma Libraries. 

(2) The fly , poema de William Blake (1757-1827). Más de Blake próximamente. Casi seguro.

(2) Sobre microscopios y su historia, véase este otro sitio, muy bien documentado (en inglés)

 (4) Crédito de la traducción para Poemas en Inglés

(5) Más mosquitas muertas y otras cosillas agradables y simpáticas, aquí.

   dead flies art

(Disfruten de su tiempo libre, por si acaso. Es un consejo que damos a todo el mundo, no vayan a creer.)

jueves, abril 15th, 2010 Sin categoría No hay comentarios

El bueno, el feo y el malo

   

Los tripulantes de esta nave de los locos compartimos nuestra pasión por el cine lustroso y la buena música de películas; sin embargo, hay un género que se nos atragantaba ligeramente:  el cine del Oeste. Pensábamos que el principal asunto de la mayor parte del western clásico, eso de llevar las vacas de un lado para otro, no daba mucho juego; a nadie –que nosotros sepamos– se le ha ocurrido hacer una película sobre los bueyes de Gerión o, pongamos por caso, el niño yuntero –que cantara Miguel Hernández–. ésos bóvidos si que darían para alguna historia con enjundia. Pero hete aquí que llegaron los guardapolvos, el sudor y el barro al Oeste, de la mano inspìrada y diestra del gran Sergio Leone, a quien debemos la resurreción del género y nuestra reconciliación final con esta difícil mitología alrededor de la vaca, el desierto y sus misterios. Estos clásicos del «Espaguetti Western» que queremos rememorar fugazmente hoy, además de contar con uno de nuestros actores y directores favoritos, Clint EastWood, y de promocionar la calidez y belleza de nuestra desértica Almeria, cuentan con la música fabulosa del genial Ennio Morricone.

 (Viajes con mi tía con el Espaguetti Western)

 

Música de la escena final de Per qualche dollaro in piu, de Sergio Leone. Órgano y trompeta sabiamente armonizados por Ennio Morricone.

 

(Por un puñado de Dólares, de Ennio Morricone, en una interpretación aseada, con su gamba correspondiente, seguida de cerca por nuestro Señor Jesucristo)

miércoles, abril 14th, 2010 Sin categoría No hay comentarios

Cantos de sirena

 

(Sirena en un capitel . Imagen © Amigos del románico.com)

Tiempo ha prometimos una mención o tal vez un artículo sobre las enigmáticas sirenas, de terrible y hechizante canto, pues ésta es una figura que no podíamos obviar en nuestro largo periplo por las mitologías y los símbolos que jalonan la travesía del héroe, paradigma absoluto del viaje. Podríamos incluso atrevernos a erigir estos Cantos de Sirena como una nueva categoría de no escasa importancia, puesto que en ella daríamos cabida a todas esas metáforas – y no son pocas- de los obstáculos y funestas acechanzas que esperan al viajero o peregrino tratando de desviarlo de su destino. Toda literatura en torno a los viajes debe conceder un lugar de honor a este especial episodio de los peligros de la aventura, que forman parte indisoluble del camino mismo. El mito de la sirena viene a ser un compendio de estos peligros que, en el viaje de la vida, esperan al alma para servirles de tropezadero .

El simbolismo de la sirena es complejo. En primer lugar predomina una clara connotación negativa al hilo de lo que acabamos de exponer. La sirena  representa, entre otras cosas, esta atracción hacia la perdición, no en vano es una criatura que se vale del engaño para atraer a los navegantes a la costa y después devorarlos. En lenguaje coloquial, el dicho «oír cantos de sirena», es sinónimo de embaucamiento.

John William Waterhouse, Ulises y las sirenas, 1891. © Artmagick.com

Creemos que su primera aparición tiene lugar en la Odisea, de Homero. Ulises se hace encadenar al mástil del barco para oír el canto de las sirenas costeras, después de ordenar a los tripulantes de su nave que no atiendan sus súplicas de desatarlo, si las hubiere. De este modo se presentan por vez primera este mito en la iconografía de un vaso griego: el héroe griego, encadenado al mástil del barco con tres sirenas a su alrededor.

Jorge Luis Borges, en su memorable obra sobre Zoología Fantástica, recoge este episodio de la Odisea que y  refiere que «las sirenas atraían y perdían a los navegantes y que Ulises, para oir su canto y no perecer, tapó con cera los oídos de los remeros y ordenó que lo sujetaran al mástil. Para tentarlo, las sirenas le ofrecieron el conocimiento de todas las cosas del mundo:

Nadie ha pasado por aquí en su negro bajel, sin haber escuchado de nuestra boca la voz dulce como el panal, y haberse regocijado con ella y haber proseguido más sabio… Porque sabemos todas las cosas: cuántos afanes padecieron los argivos y troyanos en la ancha Tróada por determinación de los dioses, y sabemos cuanto sucederá en la tierra fecunda ( Odisea, XII .)» (4)

(Represntación del episodio de Ulises en un vaso griego)

Las representaciones de esta criatura fabulosa son diversas, siendo  la más corriente la que la presenta con el torso de un mujer, habitualmente hermosa y de largos cabellos, y el cuerpo fusiforme de un pez o criatura marina, a menudo de doble cola. Pero en los ejemplos más arcaicos no son muy diferentes de las arpías, con cabeza femenina y cuerpo de ave, siendo a menudo difícil diferenciarlas. En este parecido hemos de ver una de las claves profundas del simbolismo de la sirena, en su vertiente más negativa, que coincide con el de la primera mujer Eva, o aún mejor, Lilith, esto es, la visión de la feminidad como una manifestación de la perversidad y la tendencia hacia la disolución y el mundo material.

 

(La sirena es a menudo confundida con la arpía, de cuyo simbolismo participa) ©Flickr Image Archive

Más evidente en la sirena de doble cola es esta significación de lo peligros de la tentación carnal o material, puesto que «la figura se  abre en su mitad inferior de pescado, con dos extremidades que se curvan hacia arriba, como si ofreciera promisoriamente el arribo a un sexo del que precisamente carece.  Promesa falsa (…)»  que enlaza con el aspecto de ilusión o hechizo del que participa su canto. (…)  «Un antiguo comentarista medieval resumía así su simbología: «Las sirenas significan las mujeres que atraen a los hombres por sus caricias y por sus respuestas a sus palabras; y que ellas los conducen a la pobreza y a la muerte». Metáfora similar a la interpretación más corriente del episodio de Adán y Eva en el Paraíso, que supuso la expulsión del Edén.»

(Sir Edward Burne Jones, The Sirens, estudio, 1875) ©Artmagick.com

Dice el Fisiólogo del siglo V, uno de los bestiarios más antiguos que «son unas criaturas mortíferas constituidas como seres humanos desde la cabeza hasta el ombligo, mientras que su parte inferior, hasta los pies, es alada. Melodiosamente, interpretan cantos que resultan deliciosos; así, encantan los oídos de los marinos, y los atraen. Excitan el oído de estos pobres diablos merced a la  prodigiosa dulzura de su ritmo, y hacen que se duerman. Por último, cuando ven en que los marinos están profundamente dormidos, se arrojan sobre ellos y los despedazan.»

sirena_momia_leiden

La sirena del museo de Etnología de Leiden © Tejiendoelmundo.com

Y añade el Fisiólogo sobre su significación: » El moralista enseña que las sirenas son crueles; que viven en el mar, que los acentos de sus voces son melodiosos, y que los viajeros quedan prendados de ellas hasta el punto de precipitarse en el mar, donde se pierden…

Puesto que en la Edad Media prevaleció esta interpretación del simbolismo maléfico de la sirena, era común exhibirlas como advertencia «en las portadas de las iglesias románicas, en los capiteles de los claustros y ante cualquier otra visión pública. La iconografía servía una vez más para la representación de vicios y virtudes que se interpretaban según las necesidades de los que trataban de fustigarlas con los medios a su alcance.» (1)

Pierre de Beauvais las compara con «quienes, por embelesarse con las riquezas y los placeres de este mundo, son devorados por el demonio; el Bestiario de Cambridge como la figura de aquellos que se dejan seducir por la ostentación o el placer[16]; el de Oxford como la imagen del hombre que vive sólo para la pompa y la voluptuosidad terminando corrompido; Guillaume le Clerc ve en ellas la lujuria y los placeres de este mundo, símbolo de la acción demoníaca sobre el hombre (…)»

(The Siren, Sir Edward John Poynter, 1874) © Artmgick.com

Así, los seres humanos ignorantes e incautos se ven engañados por las hermosas voces, cuando los encantan las faltas de delicadeza, los rasgos de ostentación o los placeres, o cuando se vuelven licenciosos debido a comedias, tragedias y cancioncillas diversas. Pierden todo su vigor mental, como si estuviesen sumidos en profundo sueño, y, de pronto, el ataque arrebatador del Enemigo cae sobre ellos (134-135).

La sirena, que canta tan bien que embruja a los hombres con su voz, da ejemplo para que se enmienden aquellos que han de navegar por este mundo. Nosotros, que cruzamos este mundo, somos engañados por un canto similar: por la gloria, por los placeres de este mundo, que nos dan la muerte, cuando amamos el placer: la lujuria, el bienestar del cuerpo, la gula y la embriaguez, el deleite del lecho y la riqueza, los palafrenes, los hermosos caballos y la hermosura de los tejidos suntuosos. Siempre tendemos hacia ellos, nos corre prisa alcanzarlos. Tanto nos demoramos en los placeres que por fuerza nos dormimos. Entonces nos mata la sirena: es el Demonio, que nos lleva al mal, que nos hace sumergirnos tan hondo en los vicios que nos encierra en sus redes (vv. 1053 y ss.).

sirena_fidji

Sirena de Fidji de P.T. Barnum . ©Imagen Tejiendoelmundo.com

 Por otro lado, el simbolismo de la sirena procede del más amplio simbolismo del agua; en este sentido, comparte con las criaturas del medio acuático como ondinas, ninfas e hidras esta significación doble: a veces son criaturas afables, y otras repulsivas; en cualquier caso, su poder es ambiguo: por un lado, están llenas de vida, pero por otro impiden el progreso y enredan con sus encantos. Pudieran ser metáforas de la mente creativa, del lado más oscuro de la psique, de la mente imaginativa.

mermaid_2

Bocetos de una supuesta sirena,  de Kesuke Ito,siglo XIX ©Imagen Tejiendoelmundo.com

En este sentido, representan la búsqueda sin fruto, sin destino, el deseo inextinguible como causa de un periplo del que no hay retorno:» Ulises y Markandeya fueron dos navegantes involucrados en esta búsqueda sin fin, en la que exploraron los límites tanto del mundo real como de la mente racional. El agua es la puerta que conduce a la fantasía, es la forma de visitar a los que se encuentran más alejados de nosotros, ya sean cinocéfalos, sirenas o  hipogrifos (3) «

El mito de la sirena no es exclusivo del occidente clásico, antes bien ha estado ligado a todas las culturas vinculadas de un modo u otro al mar. En este fenomenal artículo de aquí, se ocupan de «las sirenas, dragones y otros seres mitológicos japoneses,  que durante el siglo XVIII, XIX y principios del XX eran exhibidos en ferias ambulantes y circos para el asombro, previo pago, de la muchedumbre que acudía en masa a contemplar a esas criaturas legendarias»

 

Sirena

Tengo la convicción de que no existes
y sin embargo te oigo cada noche

te invento a veces con mi vanidad
o mi desolación o mi modorra

del infinito mar viene tu asombro
lo escucho como un salmo y pese a todo

tan convencido estoy de que no existes
que te aguardo en mi sueño para luego

Mario Benedetti (4)

 

 

–Fuentes y vínculos–

(1) Texto construído a partir de PiñeroMoral, Ricardo Piñero  «La mujer en el bestiario medieval: la virtualidad de las Sirenas»

(2) El fisiólogo. Bestiario Medieval. La Sirena

(3) Tomado de Morabito, Mauro, Una breve zambullida en la simbología del agua

(4) La canción de la Sirena y la sirena de Borges, una magnífica blog en torno a la literatura de la sirena.

(5) Todas las imágenes proceden de ArtMagick.com

 (6) Recomendamos especialmente este fenomenal artículo sobre las momias kappa, las sirenas y dragones japoneses, Criptozoología en el folclore japonés en Tejiendoelmundo.com , del que hemos extraído algunas de las imágenes para nuestro post.

 

miércoles, abril 14th, 2010 Sin categoría No hay comentarios

MEMENTO MORI

 

(Una vista del cráneo de la criatura diseñada y fabricada artesanalmente por M.Ángel Algarín)

 

 (Imágenes de distintos aspectos del engendro, junto a estas líneas, en unos estudios previos en 3d )

 

Miguel Ángel Algarín, además de gran amigo y puntual colaborador, es también un emocionado artista. Conocedor de la estructrura íntima de la materia y de sus leyes, y sabedor de lo frágil de la existencia humana, no duda en sus ratos libres en reflexionar sobre estas arduas cuestiones y lanzarse a crear, como un alquimista en toda regla, un gigantesco golem, cuyo cráneo les mostramos, al que sin duda algún día insuflará vida, emulando al Creador. Le creemos capaz de emprender tamaña empresa.  

Pero dejemos que sea él mismo quien nos revele la gestación de su homúnculo(1):

CÓMO LO HICE, por el eminente Dr. Algarín 

“A veces descubres que ciertos conceptos que rondan tu cabeza son compartidos y definidos por otras personas. Este es el caso de Michio Kaku, quien en uno de sus libros, Visiones, comenta algo que, por otra parte, salta prácticamente a la vista. Existen, en la actualidad, tres ramas de la Ciencia, avanzadillas de la ampliación del horizonte de nuestros conocimientos y de su aplicación práctica, la Tecnología. A saber, la Nanotecnología y la Revolución Cuántica, la Biología Molecular con la Genética y la Epigenética, y la Informática e I.A.

En este sentido la Ciencia es como un viaje, pero un extraño viaje, en el que, cuanto más ves, más te queda por ver. (…)

“(…) Y luego está la Tercera Cultura. Siempre he pensado que la distinción entre Ciencias y Letras es una solemne tontería. No son más que distintas ramas de un todo, el conocimiento humano, compartimentadas por ese afán, subproducto del propio funcionamiento de nuestro cerebro (imperfecta máquina en muchos sentidos), de categorizar. Las fronteras entre dichos campos son mucho más difusas de lo que la mayoría piensa. La Tercera Cultura es un movimiento que pretende enfocar el conocimiento como un todo, sin artificiales distinciones.”

“Con estos mimbres comprenderás que, de siempre, me haya atraído la idea de fundir Ciencia y Arte, dos de mis grandes intereses. De modo que decidí hacer una serie de obras, dentro del talento que me ha sido concedido y sin más pretensiones que el propio disfrute personal, homenaje a esas tres ramas de las que hablaba.”

“Como homenaje a la Informática, la Robótica y la Inteligencia Artificial, decidí hacer un robot; pero un robot humanizado, para no olvidar una de las maravillas del universo, la evolución de la vida hasta llegar a la inteligencia que se autocontempla; porque polvo de estrellas somos y en polvo de estrellas nos convertiremos. De ahí que mi robot sea un esqueleto, pero  un esqueleto metálico. Este es mi Memento Mori. “

(1) Diminuto hombre artificial producido por la alquimia. Paracelso (1490-1541) fue probablemente el primer alquimista que creó una de estas criaturas.

miércoles, abril 14th, 2010 Sin categoría No hay comentarios

¡Dale, Clint!

;

No se puede decir más con menos. Las fotos más expresivas disfrutan de una segunda oportunidad, por cortesía de La Guillotina de Cristal. Las estrellas del celuloide rancio en papeles desconocidos; las fotos vetustas resucitan para contar nuevas y prodigiosas historias; anónimos rostros del pasado asoman de nuevo para dejarse ver. No es humor gráfico; no es fotocollage; no es arte. Es la ciencia de cortar y pegar.  Hemos seleccionado como muestra un botón. Pasen y vean, y cuidado con su cabeza.

 

A nuestro amigo y colega el Doctor Venturi

martes, abril 13th, 2010 Sin categoría No hay comentarios
Buscar
 
   
 

Ultimos Post


Fatal error: Call to undefined function the_recent_thumbs() in /htdocs/public/wp-content/themes/easyzino/sidebar.php on line 131