Archivo de abril 28th, 2010

De Islas y ParaA�sos

(IlustraciA?nA�A�para la NAVIGATIO SANCTI BRENDANI)

Finalmente, los navegantes desembarcaron, hacia el Sur, en el paraA�so de las delicias, la eterna luz y la eterna primavera, entre fragancia, cantos, aguas suaves, animales esplA�ndidos y mansos, y frutos preciosos y deliciosos. En el centro de la Isla del ParaA�so se alzaba una gran columna en torno a la cual ascendA�a una escalera que llegaba hasta el cielo

De La navigatio Sancti Brandani (1)

A�

El hombre imagina muchas cosas, pero sobre todo islas (2)

A�

Un mapa es una metA?fora. No es el mundo, sA?lo una representaciA?n del mundo, e inevitablemente muestra sA?lo uno de los muchos aspectos de lo representado. Si lo quieres ver desde otra perspectiva necesitas otro mapa.

Sergio RA�gules, sobre el mapa de Mercator (3)

A�

La bA?squeda del ParaA�so perdido es, sin duda, el paradigma del viaje. La visiA?n del mapa de Mercator y ciertas consideraciones sobre los misterios del PoloA�inflaman la imaginaciA?n y hacen pensar necesariamente en aquA�llosA� como metA?foras visuales de ese centro primordial, encarnado en Islas de los Inmortales, Islas Afortunadas e HiperbA?reas,A�A�Tir-nam-beos o Thules, A�que ha constituA�do la meta final -inalcanzable, casi siempre– del viajeA�o gesta herA?ica de innumerables sagas y leyendas.A�

(La regiA?n A?rtica en un fragmento del mapa de Bertius, s. XVII)

Durante el medievo se creA�a que el JardA�n del EdA�n estaba en algA?n lugar del extremo oriental del mundo, y que era posible alcanzar aquA�l lugar.A�A�Se pensaba que el EdA�n era un lugar real y muchos mapas trataban de fijar su localizaciA?n, generalmente en el Este. En laA�Edad Media, el espacio fA�sico representado en los mapas aparecA�a organizado de acuerdo con sA�mbolos y valores y podA�a dividirse arbitrariamente con el fin de representar, por ejemplo, las siete virtudes o los diez mandamientos.Esta interpretaciA?n religiosa y moral del universo creaba insospechadas relaciones espaciales en el plano terrestre y permitA�a la yuxtaposiciA?n de dos mundos, el terrestre y el mA?s allA? (4).

A�

Conforme avanzaba la ciencia de la navegaciA?n, la cartografA�a y el conocimiento sensible de la geografA�a terrestre, la imagen del ParaA�so parece desplazarse paulatinamente hacia el Norte, hasta desaparecer prA?cticamente, o quizA? ocultarse, con la apariciA?n del mundo moderno. Este desplazamiento hacia el Norte del ParaA�so en los mapas, sin embargo, podrA�aA�ser interpretado a la luz del simbolismoA�en otro sentido, conforme a la naturaleza solar o polar del Centro del mundo.

A�EnA�un mapa diseA�ado por Bertius en 1618, basado en una versiA?n mA?s antigua de Mercator, aparecen representadas, en el espacio reservado al Polo Norte, las cuatro islas polares, con Groenlandia en el margen izquierdo, abajo, y la “Rupes Nigra”A� duplicada, una vez en el Polo y de nuevo en la zona superior del mapa. El texto a la derecha, bajo el Polo, indica que “allA� habitan Pigmeos“, esto es, una enA�sima versiA?n de la clA?sica sentencia “Hic sunt Draconis” que se solA�a estampar en las regiones inexploradas, aduciendo la existencia de monstruos y seA�alando la ominosa frontera con lo desconocido.

La referencia mA?s segura para esta curiosa configuraciA?n de las regiones polares es una obra desaparecida A�llamada Inventio Fortunata, responsable en buena medida de la concepciA?n que hasta 1300 se tenA�a respecto delA�A?rtico, formado por cuatro grandes islas con un mar helado en el centro. En en libro seA�aA�adA�aA�que el agua era engullida hacia el interior de la Tierra (5)A�en el Polo Norte, y se mencionaba ademA?s la presencia de una inmensa roca negra, llamada “Rupes Nigra” (6) gigantesca roca de magnetita hacia la que apuntaban las brA?julas, seA�alando el norte magnA�tico.

A�A�A�A�

(La regiA?n polar en el mapa de Bertius, basado en el de Mercator, con la Roca Negra en el centro)

Para nosotros, esta estructura cruciforme, reminiscente del ciclo cuaternario, esA�A�deudora de las representaciones mucho mA?s antiguas del ParaA�so Terrenal, incluidas en buena parte de la cartografA�a medieval, y responde a su estructura conforme al relato bA�blico (7):

“En su centro se halla el A?rbol de la Vida y junto a A�l una fuente de donde manan los cuatro rA�os del ParaA�so: Tigris, A�ufrates, PisA?n y GuijA?n. La entrada al ParaA�so se halla protegida por un querubA�n que blande una espada de fuego (…)A�GA�nesis II:10

A�A�A�

(La montaA�a y el Arbol del Mundo en este esquema cosmogA?nico tradicional; a la derecha, mapa medieval conA�JerusalA�n como Centro del Mundo)

Esta estructura no es exclusiva del occidente medieval, sino que la encontramos en otras partes del mundo, como en la China tradicional, donde la imagen del ParaA�soA�tambiA�n responde en ocasionesA�A�a esta divisiA?n cuaternaria de simbolismo central:A�asA�, se refieren a unA� lugar enclavado en el Asia central, jardA�n habitado por los A�dragones de sabidurA�aA�. Describen el lugar y muestran los cuatro rA�os esenciales del mundo: Oxus, Indus, Ganges, Nilo, brotando de una fuente comA?n.(8)

A�

(Izquierda: visiA?n medieval de los cuatro rA�os del ParA�so. A la derecha,ilustraciA?n de la Navigation Sancti Brendani, de Leonid Korablev, mostrando el navA�o frente al A?rbol del ParaA�so)

Existen ademA?s antecedentes en el la Roma antigua para esta distribuciA?n peculiar de la que la regiA?n polar del mapa de Bertius es un vestigio:A� el mapa del mundo de AgrippaA�es una representaciA?n simbA?lica del “Nuevo Mundo” de Augusto, (y una herramienta de propaganda imperial); no es un mapa tA�cnicoA�(…) sinoA�que el documento se basa en otras consideraciones de carA?cter simbA?lico y religioso.A� Agrippa, como Augur y conocedor de los ritos sagrados antiguos, debe trazar la “nueva cosmogonA�a” sobre su mapa y en A�l las direcciones de los ejes principales del Cosmos: el “Cardo” y el “Decumanus” acordes con el curso del sol. (…) El rito realizado por Agrippa debe establecer primero el trazado de un cA�rculo entorno al “Centro del Mundo” (9)

El Mapa de Agrippa, con la estructura central y cruciforme conformada por el trazado del Cardus y el Decumanus.

De modo que en el mapa de Bertius, las cuatroA�islas Polares son una representaciA?n acorde con la imagen del ParaA�so o, mA?s exactamente, con la idea tradicional del Centro u ombligo del mundo, participando de su simbolismo. La sola presencia de la Piedra Negra en su centro es suficientemente explA�cita en este sentido, puesto que A�sta no es sino un Omphalos,A� Betilo o Piedra sagrada (10), equivalente a la montaA�a del mundo y sA�mbolo del Axis Mundi, el Eje del Mundo. En muchas tradiciones, la erecciA?n de un pilar o piedra sagrada, marca uno de los momentosA�fundamentales de los ritos de fundaciA?n de ciudades y culturas, esto es, de todo centro constituA�do a imagen y semejanza del Centro Primordial.

A�

(La PA�edra negra, betilo o Lapis Niger, de Cibeles; derecha, Cibeles llega a Roma en una barca)

Por otro lado, el carA?cter magnA�tico de la Ruper Nigra A�no se refiere tanto a una cualidad fA�sica sino espiritual, referida aquA� aA�A�la fuerza centrA�peta de atracciA?n hacia el Centro del Mundo. La complementariedad de esteA� simbolismo la hallamos en la idea de expansiA?n desde la fuente central de la que manan los cuatro rA�os, que desde ahA� recorrenA�toda la tierra. No se trata solo de una representaciA?n del centro geogrA?fico, sino del origen y fuente de la creaciA?n, de la manifestaciA?n. La curiosa distribuciA?n de las cuatro islas en la regiA?n polar del Mapa de Bertius es evocadora de los cuatro corrientes fluviales paradisA�acos. Todos estos elementos vienen a redundar en la idea de una geografA�a celeste, de una imagen del Centro representada en dicho documento.

(EvoluciA?n de las distintas manifestaciones grA?ficas del signo del Polo y del Centro) (source)

Finalmente, la menciA?n –conforme a la Inventio Fortunata– de un agujero o sima a travA�s del cual las aguas serA�an engullidas hacia el interior de la tierra coincide plenamente con el simbolismo del Axis Mundi,A�lugar donde efectivamenteA�se opera el paso entreA�los tres mundos, Cielo, tierra e infierno, sirviendo de puente entre ellos. La inclusiA?n de la geografA�a intraterrena en los mapas antiguos, especialmente en el medievo, no era una cuestiA?n baladA�: si seA�alA?ban las Puertas del Cielo, tambiA�n habrA�a que localizar las Puertas del Infierno.A�El hombre medieval necesitabaA�A�conocer el lugar preciso en el que se abrA�an las puertas del otro mundo.A�(…)A�A�En el universo habA�a agujeros que conducA�an al infierno, como se revela en el Purgatorio de San Patricio. Lo que nos interesa seA�alar, en definitiva, es que a travA�s del espacio, tal y como se nos representa en estos mapas, se podA�a llegar al otro mundo. (4)

A�A�

(Un diagrama del Infierno de Dante, con la abertura Polar como acceso al interior de la Tierra. La portada de Viaje al Centro de la tierra de Verne)

A�

(La danza en torno al “Polo”, otro misterioso asunto relacionado con el simbolismo central y axial, objeto de futuras disgresiones)

A�

-Fuentes y vA�nculos-

(1)A� Fragmento de la Sancta Navigatio Brandani, s.XIII, trad. de Rojas Penalva, A?ngel, Islas y Paisajes Misteriosos

(2) Juan Villoro, De eso se trata. Anagrama 2008

(3) El mundo no es como lo pintan, verdades y mentiras de un mapa. Sergio de RA�gules

(4) Literatura de Visiones en la Edad Media romA?nica: una imagen del otro mundo. Rubio Tovar, JosA�.

(5) Marcando un acceso al Centro de la Tierra, a travA�s de una abertura, como manifiestas numerosas leyendas, ficciones y teorA�as ocultistas a propA?sito de la Tierra Hueca.

(6) Hay muchas historias de viaje sobre islas o montaA�as magnA�ticas. Ptolomeno habla de ellas, asA� como Sir John Mandeville afirmaba haberlas visto en el OcA�ano Indico. EnA�las leyendas, los navA�os construidos con clavos de hierro eran atraA�dos fatalmente hacia estas islas.

(7) A menudo, esta representaciA?n del ParaA�so Terrenal confunde sus rasgos con los de la JerusalA�n como ombligo del mundo u omphalos. En la Divina Comedia, ademA?s, Dante inicia su viaje a los infiernos desde el subsuelo de esta ciudad.

(8)A�Juan Eduardo Cirlot.- Diccionario de sA�mbolos. LA?bor. Barcelona, 1991. PA?g.A� 355

(9) Orbis Terrarum, El cA�rculo de la Tierra, enVitrum.

(10) Uno de los sA�mbolos mA?s caracterA�sticos de Cibeles, quizA?s el que mayor carga simbA?lica y metafA�sica conlleva, es la Piedra negra que, como dice la tradiciA?n, es una piedra a�?caA�da del cieloa�? (lapis ex caeli, lapis exilis) Casi siempre se ha representado la Piedra negra disforme, dispuesta sobre un altar o columna (IMG 10), en el centro o en la pared opuesta a la entrada del templo de Cibeles (con posterioridad, fue la imagen de la diosa la que se situA? encima del pilar); sin embargo, simbA?licamente, la Piedra negra se la representa de forma cA?nica o, mA?s raramente, como una pirA?mide de base cuadrada, que es un sA�mbolo de la MontaA�a, lo que estA? en perfecta correspondencia con Cibeles en tanto que a�?diosa de la MontaA�aa�?. En tanto que sA�mbolo axial, la MontaA�a es una representaciA?n del Eje del Mundo. (source)

(11) Para mayor profundizaciA?n en el Simbolismo del Centro, vA�ase GuA�non, RenA�. La idea del Centro en las tradiciones antiguas.

(12) Las imA?genes del mapa de Bertius estA?n tomadas de Rupes Nigra and the 4 islands ofA� North Pole

A�( ) Un breve recorrido por la historia de la cartografA�a, con algunos ejemplos e ilustraciones, aquA�.

A�

Related Posts with Thumbnails
Buscar
 
 
“"¿Miedo a la muerte?¿Su muerte? ¿O la muerte en general?..."” , Tiempo de Marte, Philip K. Dick
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

abril 2010
L M X J V S D
« mar   may »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Álbum Fotográfico

El archivo XML no existe
Ability Selling Methods to Improve The Business online Power Selling Methods to Improve The Internet business Power Selling Processes to Improve Your Online Business Ability Selling Methods to Improve Your Internet business Vitality Selling Methods to Improve The Web based business Electric power Selling Approaches to Improve The Web business Power Selling Strategies to Improve The Online Business Ability Selling Strategies to Improve Your Online Business Electric power Selling Processes to Improve The Web based business Ability Selling Methods to Improve Your Web based business Electric power Selling Ways to Improve Your Business online Ability Selling Processes to Improve The Internet business Power Selling Techniques to Improve Your Online Business Power Selling Attempt Improve Your Web business Vitality Selling Strategies to Improve Your Web based business Ability Selling Ways to Improve Your Business online Power Selling Techniques to Improve Your Online Business Electricity Selling Processes to Improve Your Web based business Vitality Selling Attempt Improve The Web based business Ability Selling Attempt Improve Your Business online Electric power Selling Strategies to Improve Your Business online Vitality Selling Ways to Improve The Web business Electricity Selling Processes to Improve Your Internet business Ability Selling Attempt Improve Your Online Business Ability Selling Techniques to Improve Your Business online Electric power Selling Processes to Improve The Internet business Electricity Selling Processes to Improve The Business online Power Selling Attempt Improve The Business online Vitality Selling Techniques to Improve Your Internet business Vitality Selling Attempt Improve Your Online Business