Archivo de abril 13th, 2010

Cómo cantar y no morir en el intento

(Alfredo Kraus, el Grande)

¿Es un monstruo, un prodigio, o ambos? ¿Es el fénix de los intérpretes?  ¿Qué es esto, Dios mio? … ¿Se puede cantar mejor? Habremos de consultar al eminente Doctor Venturi, para que le haga un sitio en su gabinete de curiosidades. Entretanto, no podíamos esperar el momento ni la ocasión propicia para incluir esta maravilla en nuestra bitácora. Cada noche, antes de irse al lecho, deléitense, como hacemos nosotros, con esta interpretacion para la que la Real Academia aún no ha ideado adjetivos. También les recomendamos tres de éstas después de cada comida. Les auguramos la total recuperación de su ánimo espiritual  y al menos tres años más de vida, así como una salud de hierro; la misma de la que gozó este inmenso tenor, Alfredo Kraus, que a sus setenta años todavía  desarrollaba sus proverbiales cualidades. Pero basta de prólogos innecesarios: que suene ya –una vez más– esta música celestial.

 

Alfredo Kraus canta  en 1970 Je crois entendre encore, de la Ópera Les Pecheurs de Perles, de Bizet

 

¡Qué tío!

Alfredo Kraus, 1959,  caracterizado para debutar en el Metropolitan. 

“No pretendo ser un divo. El cantante es una persona normal que administra su voz”

 Alfredo Kraus comenzó su monumental carrera debutando en el Teatro Real de El Cairo (!)  en 1956 con el rol del Duque de Mantua (Verdi, Rigoletto). Más tarde haría lo propio en Turín con el papel de Alfredo Germont en La Traviata, para continuar en Londres al año siguiente. En 1958 cantó en el Teatro Sao Carlo de Lisboa con Maria Callas. Debutaría en el Covent Garden de Londres en 1959, logrando una de sus mejores interpretaciones como Edgardo en Lucia di Lammermoor.  En 1960 tiene lugar su actuación primera en la Scala de Milán, encarnando a Elvino en La Sonnambula. El turno para Nueva York y el Metropolitan Opera House llegaría  seis años después de nuevo con Rigoletto.

Kraus es considerado como el mejor tenor ligero de su generación, destacando sobremanera  por su perfección técnica, claridad de dicción  y especialmente su dominio del agudo, alcanzando el re sobreagudo. La crítica explica la longevidad y calidad de su carrera  por el  celo con que el tenor canario escogía un cuidado repertorio que contemplaba  la música mejor adaptada a su tesitura.

 

–Fuentes y vínculos–

(1) Más cosas sobre el talento de Kraus , las críticas de sus primeras actuaciones y diversos artículos sobre el apasionante mundo del canto lírico en la bitácora Ópera Siempre.

(2) La página sobre Kraus de un seguidor entusiasta (lo cual es comprensible), intitulada Vida y milagros de un prodigio de la naturaleza humana: Alfredo Kraus, el tenor.

Martes, abril 13th, 2010 MÚSICA RATONERA 5 comentarios

Moscas

Dead fly, una pintura de Philipa King, en loadedbrush 

  La mosca de Robert Hooke

La mosca de la Micrographia, de Robert Hooke (1) History of Science Collections

 

 La mosca de William Blake

Little Fly,
Thy summer’s play
My thoughtless hand
Has brushed away.

Am not I
A fly like thee?
Or art not thou
A man like me?

For I dance
And drink, and sing,
Till some blind hand
Shall brush my wing.

If thought is life
And strength and breath
And the want
Of thought is death;

Then am I
A happy fly,
If I live,
Or if I die.

 

La mosca

Pequeña mosca,
tu jugueteó veraniego
fue truncado
por mi descuidada mano.

¿No soy yo
una mosca como tú?
¿O no eres tú
un hombre como yo?

Porque bailo
y bebo, y canto
hasta que alguna mano ciega
me barre el ala.

Si el pensamiento es vida,
fortaleza y aliento;
y la carencia
de pensamiento es muerte;

entonces yo soy
una mosca feliz,
ya vivo, ya muerto (4)

(El espectro de una mosca, grabado de William Blake)

-Fuentes y vínculos-

 (1)  Doctor Cataplasma Dixit: Robert Hooke, en su obra micrographia, fue el primer científico en realizar dibujos de microscopía óptica (con buena calidad artística como habrán podido apreciar). Además a él debemos el término celula (cell en inglés), por el parecido al microscopio de los constituyentes básicos de los seres vivos con las celdillas (cell en inglés) de los panales de abejas. También le debemos la ley que lleva su nombre para la descripción de las fuerzas ejercidas por cuerpos elásticos. Además de cotribuciones en otros muchos diversos campos de la ciencia.

(2) La obra completa de Hooke digitalizada por Adam Courtney y disponible aquí. Imágenes por cortesía de History of Science Collections, University of Oklahoma Libraries. 

(2) The fly , poema de William Blake (1757-1827). Más de Blake próximamente. Casi seguro.

(2) Sobre microscopios y su historia, véase este otro sitio, muy bien documentado (en inglés)

 (4) Crédito de la traducción para Poemas en Inglés

(5) Más mosquitas muertas y otras cosillas agradables y simpáticas, aquí.

   dead flies art

(Disfruten de su tiempo libre, por si acaso. Es un consejo que damos a todo el mundo, no vayan a creer.)

¡Dale, Clint!

;

No se puede decir más con menos. Las fotos más expresivas disfrutan de una segunda oportunidad, por cortesía de La Guillotina de Cristal. Las estrellas del celuloide rancio en papeles desconocidos; las fotos vetustas resucitan para contar nuevas y prodigiosas historias; anónimos rostros del pasado asoman de nuevo para dejarse ver. No es humor gráfico; no es fotocollage; no es arte. Es la ciencia de cortar y pegar.  Hemos seleccionado como muestra un botón. Pasen y vean, y cuidado con su cabeza.

 

A nuestro amigo y colega el Doctor Venturi

El epitafio de Asher ben Turiel

 

(Máscara de Bob Basset inspirada en las que durante el medievo llevaban algunos médicos para paliar el efecto de la epidemia de Peste. (2)

 

El azote de la Peste negra en la Edad Media también asoló nuestra tierra, y Castilla sufriría ante sus estragos. La mortandad causada por la plaga “llegó a su punto culminante entre los años 1348 y 1349. De este último año tenemos un testimonio en forma de epitafio “: (1)

 
Esta lápida es un monumento
que las futuras generaciones deben conocer..
Debajo de ella se oculta un niño, un joven querido,
perfecto en conocimientos,
lector de la Biblia,
estudiante de la Mishnath y la Gemara.
Había aprendido de su padre
lo que su padre había aprendido de sus maestros:
el estatuto de Dios y sus leyes.
Y aunque sólo tenía quince años,
era como uno de ochenta en conocimientos.
Más bendito que el resto de los hijos -que Dios lo tenga en el Paraíso-:
El hijo de Joseph ben Turiel –que Dios le conforte-
murió de Peste en el mes de Tammuz del año 109  (1349)
Unos días antes de su muerte había montado su hogar
y ayer por la noche, la alegre voz de su novia y prometida
se convirtió en una voz de lamento.
Y su padre se quedó triste y dolorido.
Quiera el Dios del Cielo concederle su confort
y le envíe otro hijo para rehabilitar su alma.

 

(Epitafio de Asher ben Turiel, víctima de la Peste negra en Toledo en 1349)
 

(3) La máscara de la muerte negra.

 

-Fuentes-

(1) Tomado de El Lazareto de Mahón. Excelente estudio sobre La Peste Negra en la Península. (Studies on the Black Death plague in Spain)

(2) Imagen de Superpunch.blogspot.com

(3) Imagen Thevirtualworld.blogspot.com

Martes, abril 13th, 2010 MEMENTO MORI No hay comentarios

Summa y sigue:Luca Pacioli

(Pacioli y un subalterno en un retrato de la Galería Capodimonte en Nápoles) 

 Luca Pacioli (14454-1517) no era exactamente un creador en el área de las matemáticas; podemos considerarlo el primer gran divulgador científico, in stricto sensu, pues su verdadero mérito está en su proverbial habilidad para exponer los temas con vivacidad y presentarlos en una lengua asequible, favoreciendo la comprensión de conceptos difíciles para el común de los mortales, en la loable línea de nuestro mejor Doctor Cataplasma.

La Summa de arithmetica proportioni et proportionalita,  es su obra fundamental, fuente de inspiración para otros artistas como Albrecht Dürer, que se sirve largamente del ejemplo de Pacioli para su Underweysung der Messung (tratado de proporciones). La summa  se imprimiría en Venecia a finales el siglo XV, y es considerada como el primer compendio de matemática pura y aplicada. Pacioli publicaría también, entre otras,  una traducción al latín de los Elementos de Euclides en 1509. Invitado en 1497 a la corte del gran mecenas Ludovico Sforza, Pacioli vivirá uno de los períodos -imaginamos- más fructíferos de su vida; allá conoce a Leonardo de Vinci, que colabora con él ilustrando,con la genialiad y la delicadeza que caracterizan al genio, otro de los trabajos de Luca, De Divina Proportione. En este estudio se abordarán los polígonos y poliedros regulares y se defenderá la tesis, en boga en aquella época, siguiendo el dictado de los pitagóricos, de que el cuerpo humano contiene en su microcosmos la fórmula de la belleza de todas las cosas, idea que representa Leonardo en su famoso Hombre de Vitrubio.

No todos los científicos pueden  jactarse de contar con semejante artista para ilustrar sus obras. Podrán acceder a las detalladas imágenes de su obra  “Summa arithmetica” en este sitio de aquí. (3) Nosotros, como no somos todos matemáticos, nos contentaremos con el abc de la Summa de Luca y algunos sólidos platónicos para hacer boca.

Image of Pacioli-1509-pl-2-A   Image of Pacioli-1509-pl-4-28-dodec

Image of Pacioli-1509-pl-2-B   Image of Pacioli-1509-pl-4-40-sept

Image of Pacioli-1509-pl-2-C   Image of Pacioli-1509-pl-4-14-hex

Imágenes del tratado de las porporciones, de Pacioli. Link History of Science

 

(1) Tomado de  Luca Pacioli http://mimosa.pntic.mec.es/jgomez53/matema/conocer/pacioli.htm

(2) Los poliedros también fueron objeto de estudio de Alberto Durero. Vean aquí.

(3) Las imágenes del libro, de gran resolución, pueden descargarse.

Related Posts with Thumbnails
Martes, abril 13th, 2010 VIDA Y MILAGROS 4 comentarios
Buscar
 
 
“Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, puede considerarse un maestro.” , Confucio
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

abril 2010
L M X J V S D
« mar   may »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Álbum Fotográfico

El archivo XML no existe
Intermission Demasiado azul PLATILLOS VOLANTES Mundos en blanco y negro De mujeres y libros El horizonte de Nemo Navideño, níveo, ciclostático Interior del estudio Hitos hebdomadarios, II Una épica del taparrabo, II Resurrección MAC Balcón pompeyano Break Níveo y natalicio Hitos hebdomadarios,1 Voitekhovitch, más ligero que el aire La octava maravilla del mundo (II) El culto de la calavera, II Sicalípticas El Lobo Feroz El dirigible robado Una épica del taparrabo, I El cementerio de los elefantes Vecinos CHOMÓN El lápiz arqueológico Balada triste de trompeta...o de cómo vivir destruyéndose El hábito del arte Cuestión de poder