Archivo de abril 11th, 2010

Cien años de Akira

Estos días se han cumplido 100 años del nacimiento de Akira Kurosawa, “el emperador” del celuloide nipón.

Me rindo a los pies de este ‘Mostro’, porque si Jonh Huston con sus “Dublineses” me descubrio el CINE (con mayúsculas), kurosawa me confirmo en el amor por el séptimo arte.
El legado de este japonés perfeccionista, complejo y de genio brusco sigue vivo en muchas de las producciones del cine actual. Grandes directores los han utilizado de inspiración, el mismo George Lucas reconoce que la fortaleza escondida le sirvio de inspiración para sus contiendas galacticas, sobre todo los robots C3PO y R2D2 (por supuestos los personajes de kurosawa no eran de chapa).

El nunca bien valorado Sergio Leone lo ha copiado en sus SpaguettiWestern. Como ejemplo por un puñado de dolares es una copia literal de Yojimbo (bueno en la Sergio los actores no parece que se esten durmiendo)
No solo la influencia ha sido para la creación de peliculas ¿Dónde estarían Ang Lee, John Woo o Zhang Yimou sin el legado de Kurosawa?(1)

Aquí os dejo uno de los duelos de samurais de “Los sietes samurais” (se masca la tensión)

Espero que disfruteis con este genio…

Para una aproximación a Kurosawa aquí os dejo estos títulos:

  • Rashomon (1950)
  • Vivir (1952)
  • Los siete samurais (1954)
  • Yojimbo (1961)
  • … y RAN (1985)

Más de Akira y filmografía

1) , se pregunta el crítico Peter Cowie, experto en cine nipón

Domingo, abril 11th, 2010 CELULOIDE RANCIO 6 comentarios

El manuscrito Voynich

Supimos de su existencia por primera vez gracias a un libro de Jacques Bergier, coeditor de la fantástica Enciclopedia Plánete y coautor, junto a Louis Pauwels,  del inolvidable El Retorno de los Brujos. La amena prosa de Bergier nos descubrió la asombrosa historia de un manuscrito misterioso, escrito en una lengua desconocida, quizá codificada, que escondía portentosos secretos. Se trata de un compendio de grabados de plantas fantásticas, marcas que recuerdan los signos astrológicos y alquímicos, símbolos zodiacales y extrañas figuras, todo ello acompañado de profusos párrafos de texto de una caligrafía alambicada e intrigante, que no han podido ser  descifrados hasta el día de hoy. Nadie ha podido concluir, después de quinientos años, si nos encontramos con una obra portentosa o un fraude: nadie comprende la naturaleza del libro ni ha podido desentrañar sus arcanos.

El libro de 234 páginas iluminadas fue adquirido por 600 ducados de oro por  el emperador Rodofo II (Bohemia) nen el siglo XVI, quien lo adquirió pensando que era una obra del alquimista y filósofo Roger Bacon. Otros aseguran que fue John Dee, el mago isabelino, quien poseía el manuscrito y, al no poder descifrarlo, se lo regaló al emperardor en 1558. 

El volumen pasará de mano en mano a lo largo de los siglos hasta que en 1912 apareció el hombre que le daría su nombre: Wilfrid Voynich, un anticuario norteamericano que consiguió hacerse con él en Italia haciendo circular copias el mismo en un intento desesperado de dar con alguien capaz de traducirlo. Un siglo después continúa desafiando a los decodificadores, ycuarenta años después de que Bergier presentara al mundo la leyenda del misterioso manuscrito Voynich, el enigma continúa: actualmente son varios los especialistas que tratan de desentrañar el misterio de la obra, si es que hay tal.

1003225 por 3e.

Páginas del misterioso manuscrito Voynich- Crédito Flickr

1003222 por 3e.

A lo largo de su existencia constatada “el manuscrito ha sido objeto de intensos estudios por numerosos criptógrafos profesionales y aficionados, incluyendo destacados especialistas estadounidenses y británicos en descifrados de la Segunda Guerra Mundial. Ninguno consiguió descifrar una sola palabra. Esta sucesión de fracasos ha convertido al manuscrito en el Santo Grial de la criptografía histórica, pero a la vez ha alimentado la teoría de que el libro no es más que un elaborado engaño, una secuencia de símbolos al azar sin sentido alguno.” (1) “En suma, el Manuscrito Voynich parece ser o bien un código extremadamente inusual, una lengua extraña y desconocida o bien una mentira altamente sofisticada, y no hay una manera fácil de resolver esta disyuntiva, lo cual es el motivo de que el misterio haya persistido casi cinco siglos” (5).

Sin embargo, para la doctora Edith Sherwood (2), quien estudia el manuscrito desde hace años, el texto dista de ser tan enigmático, y apunta la posibilidad de que este volumen esté compuesto por sencillos anagramas de vocablos en italiano, sólo que compuestos de forma ligeramente retorcida.  Así lo explica la doctora en su propia página web. Su tesis de partida es que Roger Bacon no pudo haber escrito el manuscrito y sugiere que un joven Leonardo Da Vinci  pudiera ser el verdadero autor.

Por otro lado, Gordon Rugg, un ingeniero informático,  es más partidario de concebir el libro como una obra codificada, y cree a su vez estar muy cerca de explicar cómo fue creado;  ha conseguido generar un texto de  apariencia similar al manuscito Voynich,  utilizando métodos  de codificación rudimentarios, basados en la obra de Edward Kelley, un famoso estafador, aventurero, médium y oscuro artista de la época isabelina, que según Rugg, podría ser el artífice del manuscrito.

El misterio del Manuscrito Voynich perdura intacto,  y aún puede depararnos muchas sorpresas en el futuro. Algún día alguien conseguirá descifrarlo… ¿Querrán intentarlo ustedes?…

 Pueden consultar el Manuscrito Voynich en este álbum de Flickr.

1043429 por 3e.

Hojas del misterioso manuscito Voynich. Crédito Flickr

1006238 por 3e.

1006250 por 3e.

1006177 por 3e.

-Fuentes y más información-

(1) ¿El Manuscrito Voynich por fin decodificado? Edith Sherwod Ph.D  The Voynich Manuscript decoded?

(2) Actualmente los científicos tratan de descifrar el hermético lenguaje del manuscrito. Verán  más detalles sobre el asunto en este artículo.

(3) Artículo de wikipedia sobre el manuscrito Voynich

(4) Otro curioso artículo, en tono ligeramente conspiranoico,  sobre esta singular historia: Panfredo y los manuscritos Voynich.

(5) Athanasius Kircher también se vio incidentalmente mezclado en la historia del manuscrito. Vean aquí.

Los más clásicos del cómic

Ilustraciones de Hermann Plüddemann

Deutches Balladenbuch (volume 2) – 1852- Imagen cortesía de Monster Brains

Coconino Classics es, posiblemente, la mejor web sobre los clásicos más clásicos de la ilustración y del cómic. Una vasta fuente de carácter enciclopédico y diseño increible sobre la historia de la narración gráfica y sus antecedentes más preclaros. En este caso, elegimos para nuestro post la maravillosa obra de T.S. Sullivant. No existe un precedente para los dibujos de Sullivant, un ilustrador clásico especializado en animales que interpretó la naturaleza de las criaturas en su propio y distintivo estilo, con una línea intrincada pero contundente y de gran calidad.  Dos álbumes muy raros de T.S. Sullivant pueden contemplarse en la página consagrada a este autor; el primero “Fables for the Times” (Russel and Son, 1896) basado en las fábulas de Esopo y publicados originalmente por la revista Life, y la obra “ABC Zoo” (Old Wine Press, NY. 1946) una edición póstuma de dibujos de animales.

T. S. Sullivant es uno de los más importantes caricaturistas e ilustradores en la historia del género. Introdujo muchos de los elementos de la caricatura y el dibujo expresivo que actualmente son herramientas básicas y de validez unánimemente aceptada.

Dibujo de T.S. Sullivan . (Source jwberk.com)

The Dog and the Meat

Los dibujos de T.S.Sullivan para Fables for the Times, basado en las fábulas de Esopo

Related Posts with Thumbnails
Domingo, abril 11th, 2010 GENERALIS No hay comentarios
Buscar
 
 
“Para vivir hay que olvidar las piedras -con las que uno tropieza dos veces- y andar mirando al cielo” , Dr.Gregorio Marañón
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

abril 2010
L M X J V S D
« mar   may »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Álbum Fotográfico

El archivo XML no existe
Intermission Demasiado azul PLATILLOS VOLANTES Mundos en blanco y negro De mujeres y libros El horizonte de Nemo Navideño, níveo, ciclostático Interior del estudio Hitos hebdomadarios, II Una épica del taparrabo, II Resurrección MAC Balcón pompeyano Break Níveo y natalicio Hitos hebdomadarios,1 Voitekhovitch, más ligero que el aire La octava maravilla del mundo (II) El culto de la calavera, II Sicalípticas El Lobo Feroz El dirigible robado Una épica del taparrabo, I El cementerio de los elefantes Vecinos CHOMÓN El lápiz arqueológico Balada triste de trompeta...o de cómo vivir destruyéndose El hábito del arte Cuestión de poder