31 mayo
2015
escrito por Flegetanis

 

“Los iniciados de la doctrina secreta reconocen en la expresión “el vestido de Adán” un profundo y oculto misterio, la explicación del cual no puede ser divulgada o impartida excepto a los más inspirados estudiosos del conocimiento secreto”

Rabino Simeon

¿Mudará el etíope (negro) su piel, y el leopardo sus manchas?

Así también, ¿podréis vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal?

Jeremias 13:23.

Culminamos esta segunda parte del épico viaje que emprendimos hace algún tiempo tras la pista de un prodigioso taparrabo que, según diversas tradiciones, tuvo como artífice al mismísimo Hacedor y que otorgaría a su poseedor poderes sobrehumanos o semidivinos. Una historia que comenzó, como tantas otras,  en el Jardín del Edén y que podría estar detrás de innumerables mitos y fantasías de la rumorología contemporánea.

 

2-GILGAMSHleopard-snake-clothes-annu

Vaso de libación de Gudea (2000 AC) :Extraños animales de piel moteada (¿leopardos?) en un fragmento de relieve asirio, rodeando un emblema que algunos han asociado al Árbol de la Vida y que guarda asombrosos paralelismos con el Caduceo hermético. Para otros autores las serpientes enlazadas podrían representar la escala hacia los estados superiores del ser . (Ambrosia, way of the shaman)

 

No en vano algunos opinan que quizá habríamos de ver en esta prenda prodigiosa un antecedente insigne del traje milagroso de los superhéroes del cómic, el cine y la televisión. Aunque, como veremos, el alcance de la tradición de un ropaje mágico o de virtudes sobrenaturales es mucho más amplio de lo que podríamos imaginar y en absoluto encuentra su raigambre en una sola fuente, ya se trate de la Biblia o de cualquier otro antiquísimo texto, puesto que se encuentran huellas y vestigios de prendas similares a nuestro taparrabo épico en  fuentes de las más dispares culturas.

En nuestro accidentado recorrido tras el mítico taparrabo, viajamos desde el Pardés hasta Egipto, pasando por Babilonia, Grecia o Roma, hasta oscuros rincones del África negra, intentando a duras penas reconstruir el oscuro itinerario histórico de la prenda prodigiosa, casi siempre asociada a la realeza sagrada, la magia sacerdotal, los misterios y las iniciaciones.

5dinosisos-lbacd

Dionisos, con la piel de leopardo sobre el hombro, en una obra de Simeon Solomon (1865)

Ya mencionábamos en nuestra primera parte de esta historia (1) que fue en una reciente película de Aronovsky, Noah (2014) , donde encontramos ecos de una vieja leyenda que conocíamos por diversos textos -sobre todo judíos- en los que se recoge la tradición sobre unas singulares ropas de extraordinarias propiedades que Adán y Eva lucían en el Jardín del Edén y que, una vez expulsados del Paraíso, llevaron con ellos y heredaron, de algún modo, sus hijos. Señalábamos también entonces las cualidades simbólicas de estas prendas venerables –que algunos asocian al característico tejido moteado del leopardo– que en todo resultan ser un trasunto de la condición edénica, paradisíaca o adámica -en el sentido más profundo del término- que caracterizaban al Hombre Primordial.

00-PRESHISTORIC-2010-09

Kubrick nos ilustra sobre al antigüedad -prehistórica- de este simbolismo del cazador poderoso y su no menos potente influjo sobre los primeros humanos. Imagen de 2001, una Odisea del Espacio

4-AMERICAQUETZALCOALT

El jaguar parece ser el equivalente del leopardo, con el que comparte su simbolismo, en algunas culturas precolombinas. También abundan allí los sacrificios y los trances extáticos.

00LEOPARD-CATAL-HUYUK

La inconfundible piel moteada o de leopardo en una antiquísima pintura mural de Catal Huyuk. La persistencia y antigüedad de este símbolo es realmente un misterio.

Durante la primera parte de nuestro periplo tras el épico taparrabo hicimos un alto importante en la planicie de Sinar, uno de los mayores hitos de esta vieja leyenda que se vincula de modo estrecho  –según el rabino Hakhinai–  con la figura de Nimrod, el mítico constructor de la Torre de Babel,   de quien se dice en la Biblia que era un “gran cazador” (apelativo que sin duda nos pone sobre la pista de la piel moteada del leopardo y su simbolismo), un poderoso monarca- de la estirpe de los gibborim del mundo antediluviano-  y un individuo que sin duda poseyó tal prenda, porque con ella aparece el personaje representado en algunas imágenes. Se dice que cuando Nimrod llevaba el milagroso taparrabo, los animales caían bajo una especie de influjo o trance y se postraban a sus pies. Como quiera que sea, la fama de “gran cazador ante el Señor” que precedía al mítico personaje bíblico, parece estar asociada íntimamente con la prenda maravillosa de piel de leopardo.

01leopard-as-ira-pecatum

Imagen de un manuscrito medieval donde la montura del leopardo representa el pecado, lo que parece remitirnos al simbolismo de la Bestia apocalíptica

Distintas fuentes judaicas  (fundamentalmente el Libro de Jasher, pero también otros textos) nos aseguran que desde el Hombre Primordial (Adan Kadmon), el taparrabo prodigioso pasó a su primer descendiente, y de éste a sus hijos, hasta alcanzar -tras varias piruetas genealógicas de ésas que tanto gustan a los viejos escribas-  a Noé.  La mítica prenda viajó  en el arca y pasó a manos de Shem, de éste a Abraham, que la otorgó a Isaac, y éste a su vez la dió a Esaú. Otras fuentes difieren en este punto y hacen pasar las prendas prodigiosas directamente desde Nimrod hasta Esaú, quien asesinó al primero apropiándose de aquéllas. (Esta versión de la leyenda que implica el concepto de sacrificio y sangre derramada es más interesante desde una perspectiva simbólica, y hay alusiones de ella en la película de Aronofsky, Noah (2014) a la que hacíamos referencia más arriba.)

Curiosamente en Súmer, no muy lejos de los dominios de Nimrod, encontramos el precedente más antiguo conocido para la bestia apocalíptica, un dragón con siete cabezas y el cuerpo moteado de un LEOPARDO * procede de un pequeño fragmento arqueológico (arriba) hallado recientemente. Este artefacto, cuya autenticidad nadie duda, ha sido datado por los expertos alrededor de 2800 AC, esto es, la más antigua dinastía de Sumeria. La escena que representa tiene pasmosas similitudes con la visión bíblica del profeta Daniel y con el pasaje apocalíptico Ap. 13:13.

La propia figura de Nimrod presenta además importantes paralelismos con elementos apocalípticos, ya que muchos lo consideran una prefiguración contundente y clarísima del Anticrísto biblico. Éste es uno de los aspectos que más nos interesa de este asunto del leopardo: averiguar por qué la poderosa imaginería del Apocalipsis otorga los rasgos del leopardo a la Cuarta Bestia, montura de la Gran Ramera de Babilonia.

2 Y la bestia que vi era semejante a un LEOPARDO, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad. *

01scarlet-woman

La montura de la Mujer Escarlata, la Ramera de Babilonia, con los rasgos del LEOPARDO En su mano, la copa de las abominaciones con las que embriaga a los moradores de la tierra -pharmakeia-

El profeta Daniel también nos dice que el cuerpo principal de la Bestia es el de un leopardo (-aunque el aspecto general es el de una Hidra o el Sirrush qu aparece representado nada menos que en la Puerta de Isthar -Astarté, una de las cientos de advoacaciones de la Ramera de Babilonia)  Curiosamente, además, la montura de la Ramera de Babilonia  descrita en el Apocalipsis, es también este mismo animal la Cuarta Bestia, vinculada estrechamente al leopardo, lo cual, como veremos posteriormente, nos dará pie a una interpretación bien sugerente del motivo que nos ocupa.

01LEOPAR-DAPOCLAITIC

El anticristo cabalgado la Bestia apocalíptica, en una miniatura antigua. De nuevo, la Bestia tiene la hechura del LEOPARDO

Esta referencia al leopardo en Apocalipsis 13: 2  podría ser una alusión a la figura de Nimrod puesto que su nombre, como hemos visto, contiene una referencia clara al animal. Cuando se menciona que el Anticrísto es como un leopardo se establece un firme vínculo simbólico con el líder de la Torre de Babel, Nimrod,  tal vez para significar que el imperio anticrístico del Fin de los Tiempos resucita o recrea el sistema creado por aquél -Mistery Babylon- en Babilonia. Ésta no es la única ocasión donde el leopardo se menciona en la biblia en un contexto “apocalíptico”.  Se le vuelve a mencionar al menos en otras dos ocasiones.

viajes-leopard-beast-from-sea

Otra representación de la Bestia apocalíptica, con la distintiva piel moteada del leopardo y rasgos felinos

Tras un breve pero intenso estadio en Babilonia y Súmer, continuamos siguiendo el rastro al épico taparrabo de piel de leopardo hasta alcanzar Egipto, donde volvemos a encontrarlo convertido en esas vestiduras sagradas que, tradicionalmente, constituían la indumentaria de la casta sacerdotal. Pero aún, antes de visitar la tierra de los faraones, convendría añadir algunos detalles interesantes sobre la mitología sumeria que nos darán más claves sobre el asunto que tratamos.

3-EGYPTMOTEADO-NUT-CELESTE-EPILOGO

Nut, la bóveda celeste, representada con el patrón moteado característico de la piel de leopardo, que según una tradición egipcia simbolizaba precisamente el Cielo cuajado de estrellas. Una razón que explicaría su uso como prenda sacerdotal.

Algunos autores han visto en la piel del león de Nemea que aparece en la iconografía de Hercules y en el felino que se asocia a la figura más antigua de Gilgamesh un paralelismo con esta piel de leopardo y su calidad de vestimenta real o sacerdotal.  En nuestra peripatética épica del taparrabo no dudamos en considerar definitivas y concluyentes estas curiosas concomitancias: no en vano hay quienes sugieren que Nimrod, Gilgamesh, Marduk y Herakles, entre otros, son diferentes nombres para un mismo personaje de rasgos inconfundibles. (2)

5herakles-nimrod

Gilgamesh y Herakles como “domadores de fieras” o “grandes cazadores”, epítetos que coinciden con el significado de Nimrod (etimológicamente, el domador del leopardo)

Recordamos ahora que, en opinión de algunos autores, el propio nombre de Nimrod parece confirmar la conexión con el leopardo, haciendo derivar el término de los vocablos Nimir, un leopardo, y Rad (rod) -domeñar, domesticar- de donde Nimrod que significaría el “domador o señor del leopardo -o la pantera- “, apelativo que también conviene perfectamente a Gilgamesh o a Hércules. Etimológicamente el nombre de Nimrod parece hacer alusión a una costumbre que se extiende a otras culturas: en la India se usaban leopardos adiestrados para cazar (4, p. 44): algunas leyendas persas refieren que Hosang (Cush) el padre de Tahmurs (Nimrod), que construyó Babel, fue “el primero que domesticó perros y leopardos para cazar” (Sir William Jones’ Works, vol. iv, p. 341,353). El epíteto de “gran cazador ante Yahvé” con el que se presenta a Nimrod parece redundar en todo este asunto de alguna forma de caza practicada por la realeza sagrada y el leopardo.

3-EGYPT-0DOUBLE-LEOPARD-SUN

Animales de piel moteada (leopardos) flanqueando el Sol del doble horizonte. La escena evoca el relieve sumerio con el que abrimos el post. Estos misteriosos animales moteados se convirtieron en querubines, guardianes que flanquean el acceso al Árbol de la Vida (o la Puerta del Cielo) .

En otras ocasiones, el simbolismo de la piel del “animal moteado” que cubre en ciertas representaciones a Nimrod, se extiende al del cervatillo (véase la imagen inferior que muestra a Nimrod con algunos de los atributos de los Toros alados de Nínive sujetando a uno de estos cervatillos) lo cual nos lleva a pensar que quizá la significación más amplia y profunda habremos de buscarla en la propia piel moteada, que comparten varios animales y criaturas míticas, entre ellas el leopardo, el jaguar -equivalente mitológico en las culturas centroamericanas- el cervatillo u otros. Este simbolismo podría ser independiente, en cierto modo, del animal o animales que presentan el característico aspecto moteado. En este sentido podríamos señalar que las manchas de la piel del cervatillo, en los misterios dionisíacos, podrían aludir simbólicamente a la forma en que el dios Baco muere, sugiriendo con ello cierta idea de sacrificio.

dinosiso-vasija-leopard

Dionisos con el taparrabo de leopardo y el cáliz o crátera de libación

Hay fuentes que tratan de explicar este misterioso origen de la importancia asociada al cervatillo y su piel moteada (idéntica a la de nuestro épico taparrabo) interpretando así ciertos aspectos de la historia de Nimrod: cuando este personaje, conocido como “domador de leopardos” comenzó a vestirse con la piel de este animal, como trofeo y muestra de su habilidad como “poderoso cazador” , su apariencia debió impresionar la imaginación de cuantos le vieron, de modo que llegaría a ser no sólo el Domador del Leopardo (que como sabemos parece ser el significado del propio nombre, Nimrod) sino que fue él mismo llamado “El Moteado” o “el leopardo”.

 

3-GILGAMESH-nimrod-spotted-fawn

Nimrod luciendo los atributos de los toros alados asirios y el cervatillo de piel moteada, que también fue símbolo de Dionisos. Una de las claves de nuestro misterio

 

Desde Nimrod hasta hoy esta prenda ha sido usada como vestimenta real o sacerdotal, símbolo de poder  y estátus, en diferentes culturas y pueblos. La razón del valor conferido a esta piel moteada radica, según la interpretación más obvia, en lo exótico de la propia prenda: incluso en Egipto la piel de leopardo era sumamente preciada, por su escasez. Pero no creemos que este hecho explique tanta reverencia;  ¿cuál es entonces la simbología de esta vestimenta? ¿Por qué se relacionan siempre con el poder y la autoridad, directamente vinculados con la leyenda de Nimrod?  Otros signos de la realeza, como la capa de armiño,  que también luce una apariencia salpicada de manchas,  parecen remitirnos de nuevo a un oscuro simbolismo del la “piel moteada”

 

spotted-fawn-nimrods

El cervatillo (spotted fawn) luce la misma piel moteada que el leopardo; ambos fueron atributos de Nimrod y de Dionisos. Su piel también fue usada como prenda sacerdotal en Egipto.

 

Está bien documentado que desde Nimrod la prenda de piel de leopardo (o la piel moteada, en su defecto) ha sido usada como vestimenta real o sacerdotal, símbolo de poder y estátus, en diferentes culturas y pueblos.  La interpretación más obvia es lo exótico de la prenda: incluso en Egipto la piel de leopardo era sumamente preciada, por su escasez. Pero no creemos que este hecho explique tanta reverencia;  ¿cuál es entonces la simbología de esta piel moteada? ¿Por qué se relacionan siempre con el poder y la autoridad, directamente vinculados con la leyenda de Nimrod?  Otros signos de la realeza, como la capa de armiño,  que también luce una apariencia salpicada de manchas,  parecen remitirnos de nuevo a un oscuro simbolismo del la “piel moteada”.

La piel “moteada” del armiño, símbolo de la realeza, con los colores típicos de la amanita muscaria. Su presencia en EWS de Kubrick podría ser de nuevo una clave interesante en nuestro asunto.

spotted-fawn-skin

“En Egipto Nimrod es Osiris; en Babilonia, Asiria, Fenicia  Palestina, Nimrod adquiere los rasgos de Tammuz. Nimrod fue también adorado como Baco -Dionisos- y también bajo la advocación de Adonis -por mencionar algunos- .  Pero…  ¿qué tienen en común fundamentalmente todas estas deidades antiguas?  Lo primero, es que todos sufrieron una muerte violenta: por ejemplo, el cuerpo de Osiris fue despedazado y sus trozos dispersados por toda la tierra (2), similar suerte siguieron, como hemos visto, Nimrod (a manos de Esaú o los seguidores de Shem, según otras fuentes, como Louis Ginzberg, que añade más detalles a la historia de nuestra prenda maravillosa) – Dionisos, Adonis y, por supuesto Tammuz, núcleo de un culto que tenía -como algunos de los mencionados- el sacrificio como una de sus fórmulas rituales.

El largo periplo de nuestro taparrabo desde Babilonia a Egipto  podría ser igualmente confirmado por otras fuentes que identifican a Nimrod y a Osiris, en virtud -entre otras características- de su negrura. No en vano ambos fueron dioses “negros” (literal o simbólicamente) y se sabe que en algunas representaciones Osiris aparece vestido de la cabeza a los pies en un ropaje moteado, con la parte superior de piel de leopardo ( )  

“Grifo” con los rasgos de un leopardo y rasgos apocalípticos en una pintura mural en una tumba del Imperio Medio perteneciente al gobernador Khumhotep, en Beni Hassan

Por ejemplo, Plutarco nos señala en su libro sobre los misterios de Isis y Osiris (De Isid, et. Os., vol. II, p. 359.)  que la tradición egipcia representa a su dios Osiris como negro  y que este mítico personaje negro vestía con una piel de leopardo. Aunque no es el único indicio que permite identificar a Osiris y Nimrod, y por tanto, admitir una migración de la prenda mágica y su simbolismo desde Babilonia al Antiguo Egipto.

El mítico taparrabo de piel de leopardo pasa desde Babilonia al antiguo Egipto donde lo encontramos como vestidura sacerdotal

En Egipto encontramos de nuevo nuestro épico taparrabo como vestidura sacerdotal . Sobre el uso de la piel del leopardo entre de los sacerdotes egipcios es interesante reseñar que una tradición emparenta simbólicamente al leopardo con el Cielo (¿metáfora del trance extático?)  Al igual que hoy la lucen muchos chamanes africanos, la piel de leopardo fue la prenda distintiva de los sacerdotes de Sem, encargados especialmente de revivificar la momia del faraón durante el misterioso ritual de la “apertura de la boca”.  Una vez más constatamos que la magia y la iniciación en determinados misterios aparecen fuertemente conectados con esta piel moteada del leopardo.

Arriba: sacerdotes de Sem . A la izquierda,  la descripción de una escena procedente de la tumba de Neferhotep dice que  ” el sacerdote calvo de Sem con la piel de leopardo es el sumo sacerdote” ; el que lleva la momia está vestido como Anubis.”(Adolf Erman, Life in Ancient Egypt,) Derecha: sacerdote de Sem como “chamán o mago”, detalle de la tumba de Nefer-Ronpet, Valle de los Nobles . Abajo un sacerdote de Sem con una estrecha banda sobre el hombre, en el Museo Egipcio de Turín. Como puede apreciarse claramente, la piel de leopardo era la indumentaria fundamental del sacerdocio egipcio. 

No abandonaremos Egipto sin señalar, finalmente, un detalla sobre el monstruo devorador Ammit,  presencia siniestra y amenazadora de las escenas de la psicostasia (pesada de almas) que también a menudo fue representado con nuestra distintiva piel de leopardo. Ammit, que se nos antoja aquí en su aspecto quimérico emparentado con la Bestia Apocalíptica, no fue adorado como divinidad. En realidad, encarnaba todos los miedos del hombre egipcio (algo así como los demonios en la iconografía medieval).  Aunque fue figurado casi siempre con la cabeza de un cocodrilo o un perro, se han encontrado pinturas de Ammit  con cuerpo de leopardo o de leona, quizá compartiendo parte del simbolismo más oscuro del dios Seth, identificado también a menudo con el leopardo.

4leopardpriests

El uso sacerdotal y ritual de la piel de leopardo llega hasta nuestros días

 

Y del antiguo Egipto, siguiendo el rastro de nuestro épico taparrabo, llegamos hasta la Grecia clásica, puesto que la típica  indumentaria moteada de Nimrod volvemos a hallarla en la que cubre al dios Baco (Dionisos) de griegos y romanos. El carro de Baco era tirado por leopardos, o panteras, que servían al mismo dios de cabalgadura. En muchas pinturas aparece Dionisos ataviado con nuestro épico taparrabo, la característica piel de leopardo o -curiosamente- con la piel moteada del cervatillo. Este útimo testimonio parece proceder de Asiria (Nínive, cap. VIII, p.233) ) donde se encuentran indicaciones que refuerzan esta tesis de que los antiguos dioses paganos se cubrían con pieles de leopardo, al menos en algunos lugares.

Dionisos ataviado con la piel de leopardo, en una pintura griega

En los misterios dionisíacos y sus rituales en la antigua Grecia y Roma podríamos encontrar algunas de las claves más intrigantes del simbolismo de la “piel moteada” cuyo origen parece remontarse a los inicios del sacerdocio sagrado.

viajes-lepard-inosos-nino

Dionisos niño, tocado con una piel de leopardo, cabalgando sobre un felino (usualmente, la montura de Dionisos también es precisamente un leopardo, o una pantera)

Por otro lado, los ritos de Osiris y Baco eran los mismos, según algunos autores; los de Isis y Ceres coinciden en casi todo, salvo en el nombre. Ahora bien, al identificar a Baco (Dionisos) con Nimrod, el “domador de leopardos”, y estas fieras eran empleadas para servir de montura al dios o tirar de su carro; así, de manera análoga, el dios fue representado vestido como un leopardo, y sus sacerdotes se presentaban del mismo modo.

dionisos-leopard-chart-and-crratera4

El leopardo, como montura sagrada y como prenda en representaciones de Dionisos Dionisos, vestido con piel de leopardo (o pantera) y cabalgando sobre estos animales, representado a menudo en vasijas o cráteras que podrían asociarse al vaso de libación que hemos visto ya entre las posesiones del Rey de Gudea (2000 AC) en el que también figuraban los misteriosos animales de piel moteada flanqueando el acceso a los misterios (el Árbol del conocimiento)

Al igual que en algunas ceremonias de los misterios eleusinos,  se sabe que algunos de los ritos de iniciación se   usaban sustancias tóxicas y enteógenas  (9) para propiciar trances extáticos y experiencias alucinógenas a los participantes (mystés) Junto con otras técnicas inductoras del trance, como la música y los cánticos, ayudaban a estimular a los iniciados a superar las barreras sociales y remover sus inhibiciones, liberandolos de prejuicios y limitaciones  -supuestamente- y propiciando el retorno a su estado natural salvaje.

El leopardo, como montura sagrada y como prenda en representaciones de Dionisos

Arriba,  Dionisos, vestido con piel de leopardo (o pantera) y cabalgando sobre estos animales, representado a menudo en vasijas o cráteras que podrían asociarse al vaso de libación, crátera o cáliz,  que hemos visto ya entre las posesiones del Rey de Gudea (2000 AC) en el que también figuraban los misteriosos animales de piel moteada flanqueando el acceso a los misterios (el Árbol del conocimiento)

dionysus-panther01(seilenos)

Festival dionisíaco; el dios es representado sobre un LEOPADO

 

 Existen leyendas recurrentes en algunos lugares de África sobre la existencia de una secta sanguinaria de hombres leopardo (arriba) cuyos terribles desmanes han sido documentados en algunas ocasiones.  Comparten con los hombres-lobo de las tradiciones europeas y con las ménades de los cultos dionisíacos la capacidad de transformación –mediante artes mágicas o de hechicería– en salvajes y frenéticos asesinos y comedores de carne humana. Tal vez, del mismo modo que se contaba en algunas historias antiguas, el poder del berzerker o el brujo, que propiciaba esta transformación, radicaba precisamente en la prenda del animal con la que solían vestirse.   En tiempos de los Vikingos, desde el siglo VIII al X, hubo una categoría especial de guerreros Vikingos conocida como los Berserkers. Grandes y poderosos hombres que peleaban en los frentes de batallas con una furia salvaje. Esa furia Berserker los hizo a ellos famosos y temidos. Hoy prevalece en ciertos círculos escandinavos que esa furia Berserker era provocada por la ingesta ritual de Amanita muscaria. n

9-TARZAN-leopardo-old-photos

Fotos de un reportaje sobre terroríficos hombres-leopardo africanos

El uso de esta prenda mítica se extiende hasta nuestros días, especialmente en algunas sociedades primitivas. El papel de esta piel de leopardo (Kuaar Twac) , entre los sacerdotes zulúes por ejemplo, está más cerca de la autoridad ritual -o chamánica-  que de la política; su portador ejerce como árbitro en disputas y litigios así como en rituales sagrados como exorcismos o sacrificios. (2)

Arriba, un retrato de tres cuartos (* guiño ad hoc) de un sacerdote zulú llevando una piel de leopardo (Kuaar twac) alrededor de los hombros. Testimonio gráfico de donde concluímos, entre otras cosas, que el nombre de taparrabo de nuestro título no era el más indicado para la vestimenta de la que hablamos. (2)

 

5-DIONISIANmenades-bacchus

Ménade (o Dionisos) con algunos de los atributos de los misterios, entre ellos, la piel de leopardo

Por su condición de religión mistérica sólo reservada a los iniciados, muchos aspectos de los cultos dionisíacos permanecen aún desonocidos para la mayoría. Parece ser que el centro de la doctrina se basaba en un tema relacionado con la muerte y la resurrección y los ciclos estacionales (similares contenidos los encontramos en los cultos de Deméter y Ceres, y en los cultos eleusinos). En sus ritos eran fundamentales los trances extáticos y la posesión por espíritus, ambos provocados por la ingesta o libación de sustancias alucinógenas y el uso de cánticos, la música y el baile.

dionosiso-cup

Dyonisos, cabalgado el leopardo; una de sus ménades lleva la piel de leopardo (nuestro taparrabo épico) y el vaso de libación: las similitudes con la iconografía de la Gran Ramera Apocalíptica y su Pharmakeia son notables.

Se sabe que las ménades eran las seguidoras del culto mistérico de Dionisos,  divinidad del vino, el impulso erótico -en el más amplio sentido del término-, el frenesí, el éxtasis y la intoxicación. Su contrapartida romana eran las bacantes (de Baco, equivalente romano de Dionisos). Usualmente eran representadas en pleno trance extático, en actitud de danza y en completa unión con la naturaleza primigenia.

viajes-leopard-john-reinhard-weguelin

Tras siglos de oscuridad, la piel de leopardo aparece de nuevo en la fantasía iconogríafica simbolista de final de siglo XIX, aasociada una vez más al lado más salvaje y sexual de la feminidad.

El ritual principal de los cultos dionisíacos entre los griegos era de carácter orgiástico, lo cual implicaba una desenfrenada potenciación  de los estados alterados de conciencia y extáticos, casi siempre propiciados por la ingesta de drogas y el uso de música, danzas y cánticos apropiados, fomentando una “salida de sí mismo” que podía llegar a extremos como la posesión demoníaca (como parecen observarse aún en ciertos rituales de magia afroamericana), episodios de zoantropía paranoica, esto es, transformación en fieras o animales, como en el mito del hombre lobo, los hombres leopardo africanos y otros similares, o la homofagia -canibalismo ritual- . Comiendo la carne cruda de animales -tal vez incluso humanos- los adoradores de Dionisos llegaban a ser uno con el dios y con las fuerzas desatadas y salvajes de la naturaleza que aquél representaba. (11)

leopard-fashion-2011

Fashion menades, el leopardo de rabiosa actualidad en las pasarelas

Las ménades -o bacantes- en los rituales de los cultos dionisíacos llevaban a menudo pieles de leopardo y se las consideraba como “locas” : su comportamiento bizarro recuerda en algunos casos las modernas esclavas sexuales MK ultra, cuyas conductas en ocasiones han sido tildadas de trastornos y “enfermedades mentales” . Los misterios dionisíacos podrían contemplar elementos similares al del la programación actual MK ultra de la moderna rumorología conspirativa, esto es, una forma de condicionamiento psíquico mediante diversas técnicas que implicarían el uso de drogas, formas ilusionísticas, danza, teatro, formas orgiásticas, etc. (términos que engloba la expresión “pharmakeia”) que llevaría a los iniciados hasta un éxtasis (sexual) o frenesí : ¿no suena sospechosamente parecido a lo que las tesis conspirativas (representadas por Cathy O´Brian , Springmeier y otros autores) afirman de las esclavas y divas sexuales MK Ultra? ¿No ostentan contínuamente estas ménades contemporáneas la sempiterna piel de leopardo y otros atributos que realzan la simbología animal?…

14-FASHIONMK-jones-sex-slave-simbolism

Grace Jones luce los atributos inconfudibles de la gatita, signos de la programación MK Sex Kitten

La rumorología conspirativa actual afirma que en la programación MK ultra Monarca, existen dos formas de programación y condicionamiento mental mediante trauma, específicas para crear esclavas sexuales llamadas Beta Kitten o Sex Kitten programming (“gatitas”). Los tres niveles principales de la programación Monarca son Alfa (nivel básico y más antiguo al parecer, monarca) Beta y Delta (Asesinos). (10) En En este ámbito de la propaganda MK ultra en su modalidad Kitten, el simbolismo animal y la presencia de la piel del leopardo parece jugar un papel simbólico o ritual relevante, más allá de un primer matiz puramente estético, exótico u ornamental.

kitten-mk-ultra

Abajo, el lado simbólico  de la piel del leopardo es cada vez más flagrante y ostentoso en la propaganda MK ultra Sex Kitten de la moda: Tras la ménade, un relieve que representa a un toro alado asirio, una de las más conocidas figuraciones de Nimrod, el “Gran Cazador”, uno de cuyos atributos fue, precisamente, el leopardo.

14FASHION-MK-sex-kitten-programming

 

En nuestra época, parece que el primer  uso de la piel de leopardo como metáfora visual de la liberación sexual de la mujer en los cincuenta con Sheena, Reina de la Jungla, una especie de versión pin-up de Tarzán. El personaje de Burroughs  fue otro clásico portador del taparrabos de leopardo (en ocasiones) y mantiene alucinantes vinculaciones con NIMROD, curiosas conexiones, en las no podemos detenernos demasiado en este momento, pero sobre las que quizá podramos volver en otra ocasión.

 

La vinculación de Tarzán  con el leopardo y el taparrabo épico es bien significativa y fascinante: en una de las primeras ediciones del personaje en Tierra Santa, fue llamado Namer (Leopardo). 

 

Detalle del Nimrod, de Dazinger;  el Nimrod del escultor Yitzhak Danziger se basaba en los rasgos del Tarzán cinematográfico por excelencia. El leopardo ha jugado curiosamente un papel relevantísimo en las historias de este personaje, que en sus primeras versiones llevaba, como Nimrod, el épico taparrabo de piel de leopardo : así aparece, por ejemplo, en las viñetas de B. Hoghart.  En las primeras historietas publicadas en Tierra Santa, se escoge para el Hombre-mono el nombre de Namer” (leopard), y  “Bardalas” (pantera).  Por otro lado, su inolvidable acompañante, Cheetah (la mona “Chita”) no sólo no era una mona, sino que su nombre, en inglés, significa -adivinen- LEOPARDO cheetah — (Guepardo, Leopardo  cheetah [ˈʧi:tə]  un guepardo , onza)  Pero estas consideraciones nos llevarían demasiado lejos de nuestra ruta inicial  tras el taparrabos mítico y nos limitamos con señalarles el desvío:  Más detalles en Tarzán y Tierra Santa

Viñeta del Tarzán de B. Hoghart, con su característico taparrabo de leopardo. Fue uno de los más míticos portadores de esta prenda

 

viajes-leopard-wardle-bacante

bunny-yeager-both-sides-of-the-camera.700.350.s

En los años cuarenta y cincuenta tras la eclosión de Tarzán y Sheena, la piel de leopardo vuelve a ponerse de moda en América. Colgaban como adornos exóticos en las paredes de trofeos de Teddy Roosevelt y otros miembros de la élite blanca norteamericana, cazadores y amantes de safaris. Pero fueron las mujeres, especialmente en los años cuarenta (aunque nosotros más bien pensamos en una maniobra de los publicistas de la época) las que comenzaron a transformar la piel de leopardo, símbolo del macho dominante,  en algo al mismo tiempo jugetón y picante y de alcance político, potenciando el lado “fashion” de la prenda.

viajes-lepard-ok-bad-joan

Esta nueva significación, junto a antigua iconología del predador – y por extensión, el cazador macho- evoluciona hacia una metáfora del poder primigenio,  salvaje, animal,  puro. Pero el resultado final es un diseño grosero y sexualmente explícito que tiene poco o casi nada de sutil.

caveman-10510-main1

vijaes-leopard-egyptin-afilmes

En los años 40 desde el ámbito de la moda femenina se produjo una revitalización de la imaginería de la piel del leopardo, asociada al poder, el estatus y la liberación sexual de la mujer

 

ob_f1357b_bettie-page-dangle

Nuestra Bettie Page, una de las primeras en posar con el épico taparrabo

ava-mk-leopard

Ava, el animal más bello del mundo; esposa de Sinatra y para algunos esclava MK ultra de antología

 

Sin embargo, para nosotros el simbolismo y la carga sexual de la piel del leopardo fácilmente puede vincularse con asuntos nada frívolos,  mucho más misteriosos y lejanos en el tiempo, de los que los cultos dionisíacos no serían sino un jalón necesario hacia un destino aún más distante y oscuro, como hemos visto.

Alexander Hislop (4) sugiere que Nimrod consiguió domesticar al leopardo para cazar, y que más tarde las características manchas de su piel fueron heredadas, a modo de emblema, por otros animales sagrados, como la vaca Hathor o el cervatillo moteado (spotted fawn) de Dionisos. En tiempos de Nimrod el título de “Señor del de piel moteada” quedó simplemente en “el moteado”. Pero lo que Nimrod pudo haber conquistado, domesticado o “dominado” realmente fueron las propiedades de otro tipo de pantera divina (“flying panther”) de distintiva piel moteada: la llamada pantera o “amanita pantherina”, una seta alucinógena, venenosa, de increíbles efectos. R. Gordon Wasson (“Soma: Divine Mushroom of Immortality” ) propone que las semidivinas -o mágicas si se quiere- propiedades de estas setas de piel moteada, similares a la amanita muscaria, fueron transferidas a otras plantas que crecían mejor en las regiones sureñas.

 

La piel moteada de la Amanita muscaria luce una textura similar a la de nuestro “taparrabo épìco” . Quizá encontremos aquí una de las claves de este misterio milenario

 

Los mitos, desde hace milenios, conocen   la seta alucinógena  bajo diversas advocaciones -enano, falo, fuente, copa, fruto, fuego, árbol, pilar, espada, martillo, sombrero, navío, ojo, sol, velo, piedra,zorra, serpiente, leche,  nube… ; una de estas denominaciones es la de “animal moteado” (nuestro leopardo o pantera)  . La ciencia ve sólo el fruto de un hongo subterráneo alimentándose de los árboles. Los antiguos entendieron su profundo enigma la escalera hacia el Cielo, la puerta al horror sagrado, la iniciación en los misterios.

 

amanitaholygrailheinrich

 

amanita-moteada-adam-eve

Arriba, Adan y Eva junto a una Amanita Muscaria rodeada por la serpiente, que les señala el “manjar de los dioses”  R.G . Wawson (4) y otros han apuntado que “el Árbol de la Vida, el Pilar del Mundo, el Árbol Cósmico, el Eje del Mundo, el Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal, todas estas son variaciones derivadas del abedul y el Amanita muscaria de los bosques del norte. Recordemos que nuestra historia sobre el taparrabo épico de piel moteada (¿amanita pantherina?) se remontaba hasta el Jardín del Edén.

amanita-pantherina

La Amanita muscaria y Bambi ( cervatillo moteado, spotted fawn) lucen ambos la característica “piel manchada” y podrían ser dos claves del simbolismo del taparrabo épico cuyo significado perseguimos. Ya hemos visto que tanto el leopardo como el cervatillo fueron asociados a Nimrod, a Dionisos y al sacerdocio “chamánico” . También entre los antiguos sacerdotes egipcios, cuando no se disponía de una piel de leopardo, se usaba en su lugar la piel moteada de un cervatillo.

Abajo, la piel moteada característica de la Amanita Muscaria o la pantera Amanita Pantherina podría emparentarse con el “animal moteado”, el leopardo, el cervatillo y otras denominaciones del mismo símbolo.

amanita-skin

 

spotted-fawn-skin

 

15VIAJES-LEOPARD-PRITN-CLOTHS

La piel moteada del leopardo, una vez más, nos sugiere la propia piel de la amanita pantherina, también manchada.

 

Las setas alimentaron a los chamanes de norte Eurasia, pero se percibe su influjo en los cultos dionisíacos,  y en otras formas mistéricas de medio mundo.   (8)

Las panteras (o leopardos) se vinculan, a través de Dione, Diana, Baltis, Artemisa, Cibeles o la más atávica Magna Mater, con la Diosa Pantera de Catal Huyuk . A través de Dionisos, Orion, Osiris, Dumuzi y Ningizzida nos remontamos hasta NIMROD (el leopardo, el moteado), constructor de la Torre de Babel y mítico fundador de TODAS las religiones mistéricas de la historia -o al menos su primera versión, Babel- Estas “panteras” o leopardos abren las puertas a otros mundos: en una crátera -vaso ritual- pertenceciente al Rey Gudea de Lagash (2000 AC) los felinos de piel moteada guardan la puerta al Árbol del Conocimiento, rodeado por serpientes como en el Edén.

viajes-lepard-nectar-amanita

Vasija dorada flanqueada por LEOPARDOS, en un mosaico de filiación dionisíaca

 

La Amanita muscaria  y el cervatillo moteado lucen ambos la característica “piel manchada” y podrían ser dos claves del simbolismo del taparrabo épico cuyo significado perseguimos. Ya hemos visto que tanto el leopardo como el cervatillo fueron asociados a Nimrod, a Dionisos y al sacerdocio “chamánico” . También entre los antiguos sacerdotes egipcios, cuando no se disponía de una piel de leopardo, se usaba en su lugar la piel moteada de un cervatillo.

 

amanita-cup-leopard

Amanita pantherina, pantera o flying panther (¿la montura sagrada de piel moteada de Dionisos?)

 

También resulta curioso apuntar que el estadio final de crecimiento de ciertas setas alucinógenas, usadas en numerosos cultos mistéricos de todo el mundo, semeja a un cáliz o una copa de color rojo característico, como señala acertadamente Jake Kotze en The Sacred Mushroom and Atlantis,  y evocan ciertos aspectos del simbolismo de la crátera de los misterios dionisíacos y la copa de las abominaciones -pharmakeia- que figura en la mano de la Ramera de Babilona apocalíptica:  ” y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación. 5 En su frente tenía un nombre escrito, un misterio: «Babilonia  la grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra».(Apocalipsis 12: 27) 

 

amanitaholygrailheinrich

tutl67

5-DIONISIANmenadsleopards

Ménade ataviada con el taparrabo de leopardo empuñando una copa , en una escena de bacanal o ritual dionisíaco

 

viajes-leopard-dinosyusm

Sospechamos que en los misterios dionisíacos y sus rituales en la antigua Grecia y Roma podríamos encontrar algunas de las claves más intrigantes del simbolismo de esta “piel moteada” cuyo origen parece remontarse a los inicios del sacerdocio sagrado. Al igual que en algunas ceremonias de los misterios eleusinos, en estos ritos se usaban sustancias tóxicas y enteógenas (9) para propiciar trances extáticos y experiencias alucinógenas a los participantes (mystés) Junto con otras técnicas inductoras del trance, como la música y los cánticos, ayudaban a estimular a los iniciados a superar las barreras sociales y remover sus inhibiciones, liberando -supuestamente- el retorno a su estado natural salvaje.

Dionysus Riding a Leopard Mosaic House of Masks, Delos, Greece

viajes-leopard-babylon-golden-cup

viajes-leopard-dinousus-cup

Algunas de las claves de la Pharmakeia y la copa de abomianción de la apocalíptica Ramera de Babilonia podrían encontrarse en la iconografía tradicional de Dionisos cabalgando el leopardo

En varios trabajos clásicos (9) se ha señalado que el kykeon, la  bebida ritual de Eleusis, poseía propiedades psicoactivas capaces de producir una experiencia homogénea en los que recibían la iniciación (…) De igual modo, la amanita muscaria podría haber servido de condimento o manjar chamánico (ambrosía) (8) en otros tantos cultos extáticos, quizá también en los misterios dionisíacos.

 Son muchos los que han apuntado que los modernos festivales de rock -que comenzaron a potenciarse  de forma masiva hacia los 60, con el avance en la investigación sobre nuevas drogas (LSD) alucinógenas como forma de ingeniería social– comparten no pocas cosas con aquellas antiguos festivales dionisíacos.

¿Pudieron sobrevivir de algún modo hasta nuestros días estas religiones mistéricas de la antigüedad clásica, con sus ritos orgiásticos, ceremonias extrañas y teatrales,  e ingesta de sustancias alucinógenas que aseguraban al iniciado una puerta a la experiencia del  “horror sagrado”?  ¿Fueron estos cultos a su vez inspirados por más remotos cultos de magia caldea y babilónica, y transmitidos o “rescatados” por los miembros ocultos de un sacerdocio especial? …

Más imaginería del Sex Kitten Programming donde máscaras, simbolismo animal y pieles de leopardo son de obligada presencia

Resulta inquietante constatar, aunque la comparación sea chirriante, que al igual que en la antigüedad, estos miembros contemporáneos del culto MK Ultra (Britney Spears, actores de cine y televisión, chicas -y chicos- de Disney, músicos y cantantes, famosos, divas y modelos de alta costura – gentuza del porno, prostitutas, etc) son utilizados para el entretenimiento de las masas en una suerte de modernos Festivales dionisíacos (naturalmente con un notable uso de máscaras y efectos), llegando a convertirse -ante quienes sucumben a su gigantesco y espectacular hechizo- en dioses (o divas, del sánscrito deva, divinidad) del teatro, la música, la industria del entertainment, una siniestra y poderosa maquinaria de ingeniería social reponsable (¿o habría que decir culpable?) del 100 % del modo de pensar de las masas, programadas a su vez -más que en ningún otro período de la historia- mediante el influjo de la terrible “pharmakeia” de los incombustibles medios de comunicación.

 

 

Notas, fuentes y vínculos

(1) Una épica del taparrabo I, en Viajes con mi tía

(2) Smith, Noel : Nimrod, the rebellious panther 

(3) Nimrod, ¿hombre, maníaco o mito?

(4) Alexander Hislop, The Two Babylons 

(5) Sex kitten beta programming and animal print mk ultra simbolism, en Exponsing the matrix

(6) Biblia de Cipriano Valera, Génesis,  Libro de Jeremías (Jeremías 23:32) y otros pasajes

(7) Sheena y famosas mujeres leopardos del cómic

(8) Campbell, Ian: Ambrosia, food of the Gods (Amanita Muscaria )

(9) Carlos G. Wagner, las drogas sagradas en la antigüedad Pharmakeia, Drogas en los antiguos misterios , (el trance extático )

(10)  En este complejo programa de condicionamiento mental se usan diferentes mecanismos, triggers y recursos que incluyen el lavado de cerebro y la programación mediante uso de drogas, magia cabalistica, sortilegios y hasta proyección de películas (10) ¿recuerdan aquella famosa escena de La Naranja Mecánica de Kubrick donde se aplicaba al protagonista la “técnica Ludovico”, en una alusión a los medios de programación Delta?)

(11) Atavismo dinonisíaco: Hic sunt leones 

(12) MK ultra programming para legos, en Contraperiodismo Matrix  y acá  https://www.youtube.com/watch?v=gsANsStJHWc y en la magnífica  Vigilant Citizen

(13)  Leopard print programming: la prenda favorita de las gatitas, desde la época lacustre, al parecer. Vídeo y un puñado de fotos para ilustrar el asunto.  Más ejemplos flagrantes aquí  Más leopardos y gatitas, especial para nuestras chicas más paranoicas: Sex Kitten Programming.

(14)  Los orígenes psicotrópicos del cristianismo http://www.samwoolfe.com/2013/04/the-sacred-mushroom-and-cross-by-john.html

15) Amanita pantherina: (flying panther) https://setasalucinogenas.com/especies/amanita-pantherina/

16) Animal print simbolism 

17 Algunos ejemplos que ilustran el uso – y abuso- de los publicistas (o quienes estén tras ellos) del lado fashion de la piel de leopardo, protagonista de nuestro enésimo episodio de esta “Épica del taparrabos”.  Exposing the matrix, p.5 






5 mayo
2015
escrito por Flegetanis

 

Antonio Páez , pastel, 2009

Resurrección (Antonio Páez , pastel sobre 2009) C Sacred Art Meditations

 

Retomamos tímidamente nuestro aletargado y diverso apostolado cibernético con esta singular glosa de esta Resurrección, que  el dibujante Antonio Páez  (Sevilla, 1970) — colaborador y alma mater de estos nuestros Viajes con mi tía–  concibió y perpetró hacia 2009: una imagen potente que suscita en el escritor y apasionado amante del arte John Kohan distintas impresiones que recoge en su blog personal  Sacred Art Pilgrim consagrado al arte contemporáneo de raigambre o pulso cristiano (1) y que compartimos con ustedes con su bendición. El señor Kohan resume en una pregunta de difícil respuesta la inquietud que transmite el dibujo: ” Desesperación ante el silencioso vacío de la eternidad o regocijo en el  amanecer de un nuevo día”  

El arte sacro ha sido para John Kohan, según refiere él mismo en unos breves apuntes biográficos publicados en Sacred Art Pilgrim (2), una preocupación constante en su vida, a juzgar por el primer dibujo que recuerda haber realizado y que salvó -milagrosamente- su madre. Aquel esbozo era una ilustración de la parábola del “Sembrador y la Semilla” (…) abocetado por la mano de un niño de seis o siete años, que por aquel entonces asistía puntualmente a sus cursos en la Baptist Church Sunday School, en los suburbios de Philadelphia, Pensilvania, hacia 1950.

A pesar de esta temprana tendencia hacia lo artístico, la carrera profesional de John Kohan lo ha llevado no hacia el mundo de la imagen, sino hacia la escritura; tras graduarse en literatura en la Universidad de Columbia y Virginia, ha desarrollado una notable labor como brillante periodista en diversas publicaciones de gran prestigio, como TIME magazine, donde ha trabajado durante más de veinte años.

Paralelamente a su  labor como periodista John Kohan se ha embarcado en un maravilloso viaje como coleccionista de arte, cultivando especialmente su interés primero por los asuntos religiosos de raíz o vinculación judeocristiana, eminentemente. Buena parte de su magnífica colección se expone desde hace unos años en sus páginas Sacred Art Pilgrim y Sacred Art Meditations, donde  las numerosas  obras expuestas se acompañan de excelentes y sentidos textos  burilados por el propio escritor, textos que contribuyen enormemente a comprender la dimensión más espiritual de las imágenes glosadas admirablemente por Mr. Kohan.

El siguiente texto pertenece a la reflexiva y acertada lectura personal que John Kohan (4)  hace sobre nuestro dibujo, Resurrección; hemos ensayado una libérrima y ligeramente desmañada traducción que publicamos seguidamente, suponemos, con el permiso de su autor:

” Ya sean las escenas de la Crucixión de Francisco de Zurbarán, los aguafuertes de los Desastres de la Guerra de Francisco de Goya o la imaginería de la Tauromaquia de Picasso,  la fijación  con la muerte ha sido desde hace mucho un motivo definitorio del arte español.  El dibujante asentado en Cádiz  Antonio Páez comparte definitivamente con sus ilustres compatriotas esta fascinación con el memento mori. En su dibujo al pastel sobre papel, Resurrección,  nos ofrece una inusual variación de este asunto.  En esta era que ha conocido los horrores de Auschwitz nos hemos familiarizado -quizá demasiado- con truculentas y terroríficas imágenes de cadáveres arrastrados por bulldozers a la fosa común  o amontonados para ser pasto del fuego. No hay indicios sobre el contexto geográfico o el entorno histórico  en la provocativa obra de Páez , pero las cabezas en el montón parecen pertenecer a individuos reconocibles. Esta escena simbólica podría muy bien situarse en algún momento entre el Fin del Mundo y el Juicio Final. La palidez de la muerte asoma en los rostros apilados; aún más, podríamos llegar a pensar que estas personas hubiesen caído en un profundo sueño, del cual un solo hombre (el artista, autorretratado) ha despertado. Páez  a menudo juega con el horror vacui  -el miedo al espacio vacío – como recurso compostivo, y en este sentido nos parece que hay algo inquietante y perturbador en el área que se abre en el tercio superior de la imagen.  La figura impulsa su cabeza enérgicamente sobre el horrible revoltijo de  putrefactos cadáveres,  lanzándose … ¿hacia qué? -podríamos preguntarnos- .   Quizá, en un pulso de nuestra propia fe en la doctrina tradicional cristiana de la Resurrección de la Carne,  podríamos ver en la expresión de este hombre, vivo entre los muertos,  un alarido de desespearción ante el vacio silente de la eternidad o un grito de alegría desatada  el el amanecer de un nuevo día” . 

 

John Kohan (4)

 

 

Fuentes, notas y enlaces de interés

* Damos las gracias a Mr. John Kohan por su excelente artículo (4) cuya traducción reproducimos aquí con su bendición.

(1) John Kohan, Sacred Art Pilgrim http://sacredartpilgrim.com/pilgrims-progress

(2) Unas notas autobiográficas de mr.John Kohan en su página sobre arte cristiano http://sacredartpilgrim.com/news y http://sacredartmeditations.com/moments/view_moment/8

(3) Dibujos de Antonio Páez en Fine Art America http://fineartamerica.com/profiles/paez-antonio.html

(4) El texto original sobre el dibujo de Antonio Páez,  Resurrección, escrito por mr. John Kohan en su página personal Sacred Meditations






MAC

26 febrero
2015
escrito por Sr.Kaplan

Cuando Mac empieza a trabajar, el cartel cinematográfico está plenamente integrado dentro de la cadena de promoción de las películas. Del cartelista, que además de ilustrador, ejercía de diseñador gráfico, dependían otros elementos publicitarios como los programas de mano, los press books y las plumas (dibujos a una sola tinta expresamente hechos para su inserción en la prensa diaria). Mac destacó por la fuerza casi mineral de su trazo a la vez que dotaba a la composición de una especial sensibilidad. Para él, la disposición, la grafía, la forma y el color formaban un todo que no se podía separar. La obra de Mac es relevante porque, además de tocar todos los géneros, pudo liberarse de las encorsetadas prerrogativas de una época marcada por la dictadura y la censura.el-verdugo
Hay en estos carteles una gran variedad de estilos: dibujos en blanco y negro o en color, retratos, siluetas, tramados, montajes en los que priman los actores y las actrices, otros en los que se destaca algo del argumento o del espíritu de la película. En todos se respeta la máxima: “El mejor cartel es aquel que no cuenta toda la película”. Es el desafío de fijar el movimiento, de transformar el instante y el gesto en perpetuo y, tal vez, en un icono, en una referencia de una época.

los diez mandamientos f
En sus comienzos encontraba rutinario el diseño de los carteles, y quería darles un tratamiento más artístico, propio de la pintura. Mac es admirador de los grandes pintores, en especial de Fortuny y de Velázquez. Él, a su vez, también es pintor y, según sus propias palabras, el cartel es una pintura artística. Además considera que es importante reflejar el espíritu de la película, por lo que no le bastaba con copiar unas fotos de los protagonistas y, siempre que le era posible, no acometía su diseño hasta después de haber visto la película. Cuidaba, además del dibujo, de la composición e incluso de la disposición, forma y color de la grafía, ya que pensaba y piensa que esta forma un todo con el cartel.

nagana
Puesto que desempeñó su labor a lo largo de más de treinta años (su primer cartel firmado fue Nagana, en 1955, y el último, El placer de matar, realizado en 1988), a causa de la variación de las tendencias cartelísticas y, por supuesto, de su evolución personal, hay en su diseños una gran variedad de estilos. Así se puede observar un marcado cambio; en su primeras obras ofrecía un diseño más sencillo que luego, con el paso del tiempo, se va haciendo más abigarrado y barroco, y presenta un mayor abanico cromático.

becket f

Mac, Macario Gómez,  nace un 8 de Marzo de 1.926 en la localidad catalana de Reus, a la que sus padres, desde hace poco, se han trasladado desde su Fraga natal, donde trabajaban de agricultores. Tras cumplir 2 años, muere su padre, dejando a la madre con 5 hijos en una situación muy difícil. Eso obliga a internar en la “Casa de la Caritat” de Reus a los dos más pequeños, uno de ellos, Mac, que cuenta con 5 años. Allí es donde empezará ya a mostrar su inquietud por el dibujo. Ese niño que prefiere dibujar con un palo en el suelo a jugar al fútbol con sus compañeros, llama la atención del personal del centro, que empiezan a adivinar las aptitudes del pequeño Macario para dibujar.

el cid g

Cuando a los 9 años, deja el internado, su tutor media para que pueda ingresar en la “Escola de Belles Arts”, en aquel momento, gratuita. Pero poco durará su estancia allí, ya que a los pocos meses, estalla la Guerra Civil, cortando de cuajo la vida cotidiana de cualquier ciudadano.
Cuando la guerra acaba, la situación es insostenible. Hambre y miseria vagan por todas partes, y hace que la madre tome de nuevo la dura decisión de la separación de su hijo, al que manda a vivir con su tío a un pequeño pueblo de la provincia de Girona. Allí, la vida del pequeño cambia radicalmente, y le permite vivir con una mínima dignidad durante los siguientes 5 años, tras los cuales regresará a vivir con su madre a Barcelona, donde ella ha conseguido un trabajo en una portería.

el-maquinista-de-la-general-b

En 1.946, ya con 20 años, Mac visita el Museo de Arte Moderno de Barcelona, y queda perturbado ante las obras más importantes de un paisano suyo: Fortuny. Pasa días enteros estudiando cada centímetro de esas obras que tanto le impactan, reforzando así, su vocación artística, tomando la decisión de retomar los estudios en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona. Su dedicación no podrá ser demasiado abundante, ya que hay que suavizar la situación económica familiar y ponerse a trabajar.

fort-apache
Una de sus hermanas va a hacer, sin saberlo, que el destino de Macario se ligue al mundo del cine ya para siempre. Ella trabaja en casa de una de las más importantes familias del sector de exhibición cinematográfica de la ciudad, la familia Castanyé. La mediación de su hermana, hará posible que Mac entre a trabajar en el estudio gráfico que se encarga de la decoración de las fachadas de los cines que regenta la familia. Un estudio especializado en los espectaculares murales que antiguamente anunciaban las películas. Se trata de Estudio Dominguez. Compagina, pues, el trabajo no muy satisfactorio en el estudio, de día, y los encargos que el Señor Castañé le hace, de noche en casa. Estos encargos son anuncios pluma para la publicidad de sus cines en la prensa. Un nuevo reto para Mac, ya que es un campo nunca explorado anteriormente, y que todo y que debe cursar el servicio militar, al ser en la misma ciudad donde es destinado, puede seguir trabajando igualmente.

american graffiti

Poco antes de acabar la mili, muere su madre y el joven Mac decide centrar todos sus esfuerzos en conseguir un trabajo que haga realidad sus sueños. Empieza a trabajar en publicidad, y lo compagina, en casa, con los encargos para los anuncios de prensa del Sr. Castanyé.

calabuch d

Pero, por fin, llega el despegue. En 1.952, es contratado por el famoso estudio que firma sus creaciones con las siglas MCP: Esquema. Es aquí, donde poco a poco, empieza a hacerse con la confianza del estudio, y comienza a ayudar en la realización de algunos carteles, aunque principalmente siga con la pluma.

bus stop
Macario ya es un hombre casado, y el papel de su mujer, va a ser definitivo para su despegue hacia sus sueños. Casualmente, una distribuidora que inicia sus actividades en esos momentos, se instala en el mismo edificio donde residen Mac y su esposa. La señora, conociendo muy bien cuáles eran los deseos de Macario, hace una visita a los nuevos vecinos, y ni corta ni perezosa, le comenta al responsable, después de ver los carteles promocionales que cuelgan en las paredes de las oficinas: Mi marido, esto, lo hace mucho mejor!!. Pocos días después, Macario recibe el encargo de elaborar todo el material publicitario de la temporada inaugural de la distribuidora. Este trabajo se convierte en su mejor tarjeta de presentación, y en 1.955 empieza a firmar sus obras con el ya conocido nombre de “MAC”. Desde este momento, esta firma ya no dejara de estar presente en todos los trabajos que realizará. A partir de entonces, y hasta hoy, el sector acabará rindiéndose a su maestría, con reconocimientos, premios tanto nacionales como internacionales, etc… todo y que en el tema económico, no se refleja tanto todo eso.

esta tierra es mia c

Su gran oportunidad le llega de la mano de Paramount, con la película “Los Diez Mandamientos”. Se le encarga hacer el cartel más grande de la campaña, de tres hojas, que muestra a Heston como Moisés con las tablas en la mano. El éxito del cartel es sencillamente descomunal. Tanto es así, que también se le encarga una docena de originales en pluma de diferentes contenidos y medidas. El mismo Charlton Heston mostró su admiración ante el magnífico despliegue creativo de toda la campaña, y se interesó en conocer personalmente a Mac. El encuentro se producirá durante el rodaje en Madrid de “El Cid”, donde Macario regaló, por iniciativa propia, un impresionante retrato originalmente hecho para esta ocasión, con Heston encarnando al Moisés del film que motivó este encuentro. Se sabe de buena tinta que el actor, lo mantuvo colgado siempre en su despacho. Y así, actores, actrices, directores, distribuidoras, etc… tanto nacionales como internacionales, se rifaban sus trabajos convencidos del honor que representaba que uno de sus carteles promocionara sus películas. En España, tanto Pepe Isbert como Sara montiel, estaban encantados de ser los protagonistas de sus obras. Y si no tenían que serlo, lo solicitaban expresamente. Sabían que nadie como Mac sabía sacar en un cartel lo mejor de si mismos. Y eso, para un actor, es muy importante.

los justicieros del oeste b

Incluso el mismísimo Kirk Douglas, se declaró un buen admirador de Mac, poseyendo en su colección particular de exclusivos carteles, el original de “LOS JUSTICIEROS DEL OESTE”. Kirk le mandó una carta, expresando su admiración, y agradeciendo la posibilidad de tener ese cartel, sin duda alguna, de los mejores no solo de Mac, sino de Douglas también. Stanley Kramer, Salvador Dalí (de quien llegó a ser amigo), Marlon Brando, los ya citados e incluso George Lucas fueron algunos de los muchos admiradores de Mac. El propio Lucas, después de ver el cartel español para “American Graffiti”(del cual también tiene el original), quedó tan impresionado, que pensó en Mac para que se encargara de los carteles promocionales para España, y posiblemente Europa, de su primera “Guerra de las galaxias”. Desgraciadamente, las prisas por estrenar la película, impidieron que llegara a materializarse el proyecto, todo y reconocer Lucas, que los esbozos que Mac había hecho le gustaban mucho más que los que acabaron utilizándose. En esas épocas sin internet, hacer llegar encargos de un sitio a otro no era tan rápido como ahora.

la leyenda de la mansion del infierno

Durante los años 60 y 70 Mac no paró ni un momento. Tanto estrenos como reposiciones, con nuevas versiones de carteles que ya había hecho en los estrenos años atrás (Toda la campaña publicitaria de la reposición de “Los diez Mandamientos” en 1.972, fueron encargados directamente a Mac para su lanzamiento Europeo). Era un artista independiente, y tomaba encargos de todas las distribuidoras americanas punteras de la época, aunque uno de sus rasgos más elogíantes, es que trataba con la misma seriedad y calidad, los carteles de las grandes majors, como los de películas más modestas y pequeñas. Su objetivo era mejorar cartel a cartel, y sobre todo, intentar no repetirse nunca. Y la prueba es que así lo hizo.

tiburon

En los 80, llegó el vídeo, y con él, una crisis de las salas de cine que hizo replantear el tema del cartel de cine hacia soluciones más fáciles y baratas de producir. Los cartelistas ya no estaban tan solicitados y se usaba la foto como objeto del cartel. Mac, acabó su carrera creando carátulas para vídeo, sobre todo para las distribuidoras VideoTechnics y Embassy, pero como era de esperar, aunque el formato era mas pequeño, su calidad y maestría siguieron en aumento, llegando a crear auténticas joyas para esos lanzamientos.

 

ENTREVISTA CON MAC:

VISITEN NUESTRO JAZZBAR:

En esta ocasión un clasico “TAKE FIVE” con  Dave Brubeck al piano y Paul Desmond al saxo

 






12 febrero
2015
escrito por Flegetanis
antonio-lopez-balcon-pompeya

El Balcón, 1954, óleo de Antonio López García

 

Hace unos días, revisando por enésima vez alguno de nuestros libros de pintura, nos sentimos afortunados por lo que pensamos fue un pequeño hallazgo, de ésos que nos permiten decir eureka con la boca pequeña, o de esos otros a los que se puede aplicar con justeza la sentencia se non è vero, è ben trovato.

El asunto es que observando atentamente los detalles de un cuadro del genial Antonio López García titulado “El balcón” (1954) nos preguntamos si cuando el maestro pintaba la jarrita de cristal del primer plano (con una deformación casi cubista y una estructuración del espacio similar) tenía en mente de algún modo esta otra  jarra que aparece en un célebre fresco pompeyano y que mostramos más abajo.

 

antonio_lopez_pompeian-frecoes

Fragmento de un fresco pompeyano. La jarrita del primer término, en un difícil escorzo, nos resultó evocadora de unas formas análogas en la pintura El Balcón, de Antonio López García

 

Todos tenemos nuestras fuentes e influencias, y este genio moderno de la pintura no podía escapar a este axioma. Se ha documentado en diversas ocasiones la presencia del arte de Pompeya en la obra de Antonio López, especialmente en su primera época, una influencia que podría rastrearse quizá hasta la aparición de su cuadro “La Alacena”.

antoniolopezsinforoso

Sinforoso y Josefa, hacia 1955, un cuadro de Antonio López donde explora la temática del retrato doble de familiares cercanos inspirándose en modelos arcaicos de la escultura funeraria romana

 

 

antonio-lopezfunerary-relief2

En los relieves funerarios romanos quizá encontró Antonio López una fuente de referencia para sus primeros retratos, que guardan una composición similar y aún una intención, en su papel de efigie,  análogo a los primeros. 

Relieve funerario romano

Relieve funerario romano

Podemos adivinar esos ecos pompeyanos no sólo en el uso que el pintor hace de la textura y el compoente máterico -casi informalista- de aquellos primeros cuadros, y que nos remiten a esos antiguos frescos romanos mordidos por el tiempo; sino también en la composición, cercana al relieve, que Antonio López empieza a practicar en la misma época, e incluso en algunos de los temas abordados en su obra, especialmente el retrato doble, reservado a familiares cercanos, como en el caso de los abuelos Sinforoso y Josefa. 

 

viajes-lopez-pompeya-priemrviajee

El pintor Antonio López García y su amigo Francisco López Hernández en uno de sus primeros viajes a Pompeya, en los años 50

 

 

Antonio López viajó de joven a Pompeya y lo ha hecho en otras ocasiones, acompañado por su mujer, la pintora María Moreno, y por viejos amigos y colegas de trabajo. Imaginad qué habría sido de su obra si sus primeras influencias hubiesen sido otras bien diferentes. Ya sabemos que en su época de estudiante el acceso a material impreso de calidad, o incluso la visitas a museos o exposiciones eran mucho más difíciles que hoy día. ¿Cómo habría sido la evolución del arte de Antonio López sin esa impronta del arte pompeyano?

 

Antonio López y Maria Moreno en Pompeya, hacia los años 80

Antonio López y Maria Moreno en Pompeya, hacia los años 80

 

Es fascinante cómo los pioneros en cualquier ámbito elaboran su discurso, cuando aún no existe un “estilo” y casi sin saberlo, con esa honestidad en la que tanto insiste Antonio López, crean el lenguaje al par que exploran el medio o la técnica. Pienso en los primeros retratos, de Al Fayum, o los frescos pompeyanos, impresionantes en su sinceridad, visualmente impactantes, muy cerca de su función como efigie y ligados a lo funerario. Antonio López, como gran artista, fue sensible a ese misterio del arte pompeyano y de algún modo aquél sirvió de levadura y fermento para gestar esa obra suya primera que aún nos entusiasma y nos abruma con su honestidad y poderoso discurso visual.

 

Notas, fuentes y vínculos

(1) Parte de la obra de Antonio López García en este álbum de Pinterest
(2) Antonio López García viaja a Pompeya






8 febrero
2015
escrito por Flegetanis

AphroditesChild_2

Demis Roussos, cantante, bajista y frontman de los Aphrodite´s Childs

….

ARTEMIS VENTOURIS ROUSSOS (Demis Roussos)

(1946 -2015)

….

Bye bye, my friend, goodbye
With a lie
you forget and break it

You make it
You make it
You make it
You make it

Cry in my empty room
and we try
to forget and break it

Fly
high
and then
you make it [interlude]
Bye bye, my friend, goodbye
With a lie
you forget and break it

You make it
You make it
You make it
You make it

666-demis-christ

 

Notas y vínculos

1. Espanto y armonía http://www.viajesconmitia.com/2010/09/07/espanto-y-armonia/

Related Posts with Thumbnails





Buscar
 
 
“Incierto es el lugar en donde la muerte te espera; espérela, pues, en todo lugar.” , Séneca
 
 

Encuestas de la tita.

Archivo

Calendario

julio 2015
L M X J V S D
« may    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Álbum Fotográfico

El archivo XML no existe
Una épica del taparrabo, II Resurrección MAC Balcón pompeyano Break Níveo y natalicio Hitos hebdomadarios,1 Voitekhovitch, más ligero que el aire La octava maravilla del mundo (II) El culto de la calavera, II Sicalípticas El Lobo Feroz El dirigible robado Una épica del taparrabo, I El cementerio de los elefantes Vecinos CHOMÓN El lápiz arqueológico Balada triste de trompeta...o de cómo vivir destruyéndose El hábito del arte Cuestión de poder Mundos remotísimos ¿Un postrecito? Polvo eres... El arte de Robert Lawson Más que mil palabras Paranoia mayestática Mortadelo y Filemón, singular evolución La ternura del monstruo Otra vez será...
Página 1 de 168 -  1  2  3  4  5 ...Última »